Política

Competition for the parties
Competencia a los partidos
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
18 de Noviembre de 2013


Para los comicios legislativos del 2014 creció el registro de grupos por firmas que rivalizarán con las colectividades con personería jurídica.


Foto: Archivo El Mundo 

Con la inscripción de candidatos y de cédulas avanza en Colombia la campaña electoral hacia las elecciones legislativas del 2014.

Del total de cien grupos significativos de ciudadanos que formalizaron su intención de recolectar las firmas que servirán de apoyo a sus candidatos para las elecciones de Congreso de la República y Parlamento Andino, que se realizarán el 9 de marzo de 2014, en Antioquia solo se registró uno para Cámara y fue el uribista movimiento Centro Democrático.


El pasado sábado 9 de noviembre finalizó el plazo para la inscripción de comités de grupos significativos de ciudadanos ante la Registraduría y ese mismo día comenzó el periodo de inscripción de listas de partidos al Senado y la Cámara, lo mismo que al Parlamento Andino, pues su elección aún no ha sido eliminada.


De los cien comités inscritos, 62 corresponden a listas para aspirar a la Cámara de Representantes, uno a la Cámara indígena, dos para la Cámara internacional, 26 para Senado, dos para el Senado indígena y dos para el Parlamento Andino.


Además hasta esa fecha se habían inscrito cinco comités promotores de voto en blanco: uno para Cámara, tres para Senado y uno para Parlamento Andino. Los grupos que deseen promover el voto en blanco tienen plazo para formalizar su inscripción hasta el 9 de diciembre.


Para que los grupos significativos de ciudadanos se puedan constituir se requiere reunir un número de firmas equivalentes al 20 % del resultado de dividir el número de ciudadanos aptos para votar en la circunscripción electoral correspondiente, entre el número de puestos o cargos por proveer en la jornada electoral, sin exceder de las 50.000 firmas, las cuales serán objeto de verificación por la Dirección de Censo Electoral.


Tarjeta del Senado


Debido a la cantidad de grupos inscritos para Senado, la Registraduría Nacional del Estado Civil comenzó a estudiar alternativas para el diseño de la tarjeta electoral, ya que 26 grupos significativos más trece partidos y movimientos políticos con personería jurídica hacen inviable el actual diseño propuesto, consistente en tener un listado con los logos-símbolos de los partidos y al frente una zona de marcación con los números del 1 al 100 para cada partido o movimiento político que opte por el voto preferente. Por tal motivo se determinó rediseñar la tarjeta electoral de Senado.


Teniendo en cuenta que podrían ser 39 colectividades las que postulen candidatos al Senado, se evalúa la opción de eliminar las zonas de marcación y volver a la tarjeta utilizada en 2010, que exige al ciudadano hacer dos marcaciones: por el partido y por el número del candidato de su elección. Otra opción sería la de tener una tarjeta impresa por ambas caras, con algunos partidos en el anverso y otros en el reverso. En todo caso, el modelo que se defina para la tarjeta de Senado, será el mismo que se utilice para la tarjeta de Cámara de Representantes, con el fin de unificar la pedagogía electoral.


De acuerdo con el calendario electoral, el plazo para la entrega de las firmas recolectadas vence el 9 de diciembre de 2013 y ese mismo día termina el plazo de inscripción de candidatos al Congreso y Parlamento Andino que cuentan con el aval de partidos políticos con personería jurídica.



Rediseñarán tarjetones

Como consecuencia del gran aumento en la inscripción de grupos significativos de ciudadanos para las elecciones de 2014, la Registraduría Nacional del Estado Civil tendrá que rediseñar la tarjeta electoral, confirmó el titular de esa dependencia, Carlos Ariel Sánchez Torres.


“Esto generó una problemática en el diseño de la tarjeta electoral, porque hoy hay un potencial de 26 grupos significativos para el Senado y en el peor de los escenarios, la mitad de estos grupos recogerá las 50.000 firmas haciendo compleja la tarjeta electoral”, dijo el funcionario.


En las elecciones de autoridades locales de 2011 se rediseñó la tarjeta electoral creando el área de marcación, lo cual redujo en las dos terceras partes el número de votos nulos. Este diseño hizo posible que con una sola marcación se viera reflejada la voluntad del electorado.


Para las elecciones de 2014 la Registraduría quería diseñar la tarjeta muy similar al exitoso modelo que se utilizó en 2011 y que bastara una sola marcación para que se viera reflejado el voto.


“Pero se tendrán que mirar posibles diseños y mirar junto con los partidos y movimientos políticos las posibilidades para el diseño de este documento electoral. La dificultad en la tarjeta electoral, incide en la dificultada para votar”, advirtió el Registrador Nacional.


Así mismo, resaltó que hay que llegar a un diseño que haga una tarjeta electoral más amable y evite los votos nulos para las elecciones de Congreso y Parlamento Andino de 2014.