Economía

Opinions divided about FTA (Free Trade Agreement) with South Korea
Opiniones divididas por TLC con Corea del Sur
Autor: Johana Ramírez Gil
14 de Noviembre de 2013


Corea del Sur representó el 1,6 % del Producto Interno Bruto (PIB) mundial y se ubicó en el puesto 16, siendo 3,4 veces superior al crecimiento que registró Colombia.


Foto: Cortesía 

El sector automotriz y de autopartes es el que más teme por la entrada en vigencia del TLC con Corea. La clave está en la competitividad.

Tras la aprobación en la plenaria del Senado, el Tratado de Libre Comercio entre Colombia y Corea del Sur está a la espera del visto bueno de la Comisión Segunda de la Cámara y luego en plenaria de esa misma instancia legislativa, para que inicie su entrada en vigencia.


Los empresarios colombianos tendrán acceso a un mercado de 50 millones de consumidores, con alta capacidad adquisitiva pues su ingreso per cápita es muy similar al de la Unión Europea y tres veces superior al de Colombia.  Además, Corea hace parte del grupo de 30 países que actualmente no les exigen visa a los colombianos.


Como la agricultora aporta solo el 3 % del PIB del país asiático y en la negociación se excluyeron arroz, cebolla, zanahoria, tomate y mandarina, Colombia podría llegar a satisfacer la demanda agrícola de Corea del Sur. 


Así lo explicó Rafael Mejía, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC). “Se hace un buen negocio. No hay ninguna amenaza para el sector y se propician grandes oportunidades a futuro, además  se genera un equilibrio con los otros TLC, como Estados Unidos y la Unión Europea, pues ahí tenemos una gran competencia”.


En ese sentido, el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Santiago Rojas, resaltó que Corea del Sur es un país importador neto de alimentos, ya que compra alrededor de US$25.000 millones de estos productos al año, lo que contribuye una gran oportunidad para la agroindustria colombiana. 


Agregó que salvo los cuatro productos excluidos de la negociación, el 99,9 % de la oferta agrícola, pecuaria y de alimentos, como café, azúcar y frutas, tendrá acceso al mercado coreano. 


La calidad, la variedad y el colorido de las flores colombianas, especialmente las hortensias, serán otras de las ganadoras con el Acuerdo Comercial con Corea, precisó Marcos Ossa, director de Asocolflores para Antioquia. 


“Es un mercado muy interesante  para nosotros. La reducción de los aranceles facilitará ostensiblemente el acceso de las flores colombianas”, dijo. 


Sin embargo, Jorge Alberto Velásquez, consultor internacional y columnista de EL MUNDO, aseguró que pese a las oportunidades de exportar que tiene Colombia, aún no hay “productos agrícolas suficientes, las tierras nuestras  son utilizadas para todo menos para cultivar, falta un sector agrícola desarrollado” que satisfaga esos mercados con los que se tienen preferencias arancelarias.


La preocupación


De acuerdo con María Juliana Rico, directora de la Cámara Automotriz de la Andi, Corea del Sur ya tiene el 23 % de las importaciones del mercado automotor colombiano, situación que preocupa a esta industria nacional. 


En ese sentido, Tulio Zuloaga, presidente de Asopartes, precisó que actualmente Corea del Sur, pagando aranceles cercanos al 35 % en vehículos y entre el 15 y 20 % en autopartes, “ingresa productos al país con precios al consumidor que son iguales o inferiores a los de la industria nacional. Entonces, ¿qué pasará cuando eliminen los aranceles?”.


La propuesta del sector de autopartes, que ya fue presentada ante el Gobierno, incluye un subsidio del 50 % al Impuesto de Valor Agregado (IVA) y a los servicios públicos, especialmente a la energía.


“El TLC no es malo ni bueno, solo que no somos competitivos. La industria, por su parte, trabaja en tecnología de punta y en innovación para ser más agresivo en las ventas pero indiscutiblemente que necesitamos del Gobierno”, precisó Tulio Zuloaga. 


María Esguerra, asesora de la Subgerencia de Estudios Económicos del Banco de la República, aseguró durante un foro en Bogotá que si bien Corea tiene diferentes medidas para proteger el sector automotor, sí invierte en otras industrias. 


“Creo que el sector así como pudo adaptarse con anteriores negociaciones lo hará con esta”, concluyó Esguerra al precisar que Corea del Sur es un país que tiene mucho para enseñarle a Colombia de su dinamismo económico. 


Mercado asiático


Lo cierto es que Corea del Sur es el primer país asiático con el que Colombia tendrá en vigencia un TLC. Esto acercará las negociaciones que se adelantarán con Japón y abrirá las puertas para próximos acuerdos. 


El mercado asiático corresponde al 60 % de la población y el objetivo es ser parte del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (Apec).



Experiencia de países Latinoamericanos

Las exportaciones agrícolas  de Chile hacia Corea del Sur se han multiplicado por casi cuatro veces tras la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio en 2004, siendo este el primer Acuerdo de un país asiático con otro fuera de la región.


En la última década, las exportaciones generales de Chile a Corea crecieron 19,9 %, cifra superior a la tasa de crecimiento de las ventas totales del país que se ubicaron en 18,7 %. Así mismo, en el último año, Corea del Sur fue el quinto destino de las ventas totales de Chile.


Perú, entre tanto,  tiene Acuerdo Comercial vigente con Corea desde 2011, año en el que sus exportaciones crecieron 89,2 % y Corea pasó de ser el décimo primer destino de las exportaciones a convertirse en el octavo.