Economía

Arbitration saves time and money in conflicts
Arbitraje ahorra tiempo y dinero en conflictos
Autor: Johana Ramírez Gil
29 de Octubre de 2013


En la última década se han atendido 500 solicitudes de arbitramento en la Cámara de Comercio de Medellín. Con la apertura del segundo centro, se proyecta duplicar las solicitudes en los próximos cinco años.


Los conflictos mercantiles de  comerciantes, micro, pequeños y medianos empresarios de la ciudad pueden resolverse de manera eficiente, con ahorros de tiempo y dinero que alcanzan el 80 %, a través de los Métodos Alternativos de Solución de Conflicto (Masc), como conciliación, arbitramento, amigable composición y panel de expertos. 


Según Álvaro Londoño Restrepo, abogado y árbitro de la Cámara de Comercio de Medellín  (CCM), un conflicto en un tribunal de arbitramento se resuelve en seis meses, prorrogables por seis meses más como tiempo máximo, mientras que en la justicia ordinaria, ese mismo conflicto tarda entre cinco y diez años para dirimir.


“En el centro de conciliación hay que asumir unos costos más altos por la remuneración de los árbitros y la del centro, pero la diferencia se evidencia en el costo beneficio que usted recibe entre tener un conflicto resuelto en un año y la incertidumbre de esperar casi una década”, dijo el abogado Lodoño Restrepo.


Pese a que el 72,6 % de los empresarios prefieren usar la negociación directa, solo el 5,4 % ha utilizado en los últimos cuatro años algunos de los métodos alternativos, de acuerdo con la Gran Encuesta de Necesidades Jurídicas Insatisfechas del Ministerio de Justicia.


Al respecto, Lina Vélez de Nicholls, presidente Ejecutiva de la Cámara de Comercio de Medellín, dijo que el objetivo de este nuevo centro de conciliación es mostrarles a los empresarios que existe una justicia privada, ágil, eficiente y neutral que los favorece enormemente. 


“Hay árbitros expertos que solo pueden inscribirse en dos especialidades, haber participado en cursos de formación  y ser parte de la lista de árbitros de la Cámara para garantizar total transparencia y confianza en el leudo del conflicto”.


Conciliación social


Entre tanto, para conflictos menores entre personas naturales de estratos 1, 2 y 3 y pequeños empresarios del Valle de Aburrá, el 15 de noviembre se adelantará en Bello la jornada anual de conciliación social, en la que se proyecta resolver cerca de 300 solicitudes.


Así mismo, el 1 de enero del próximo año iniciará el arbitraje social para cuantías inferiores a 40 Salarios Mínimos Legales Vigentes (Smlv). El servicio será gratuito porque los abogados y el centro no cobrarán por sus servicios. “Para esto, es indispensable que las dos partes estén de acuerdo con someter el conflicto a una clausura arbitral”, aclaró la presidente de la CCM.