Fútbol en el Mundo

Atlético Nacional ganó en penaltis y enfrentará al Sao Paulo en cuartos
24 de Octubre de 2013


Con un marcador en la tanda de penaltis de 3 – 4 el Verde logró pasar a los cuartos.


EFE


El Atlético Nacional clasificó hoy a los cuartos de final de la Copa Sudamericana, donde le espera el Sao Paulo, en la tanda de penaltis (3-4) después de perder en el tiempo reglamentario por 1-0 contra el Bahía brasileño.


El Bahía fue mejor en la primera parte y se puso por delante con un gol tempranero de Hélder, pero el Atlético Nacional viró las tornas en la segunda mitad y puso contra las cuerdas al equipo brasileño, que se vio obligado a encajonarse para evitar la remontada colombiana.


El portero brasileño Marcelo Lomba, con varias paradas decisivas, fue el máximo responsable de forzar la tanda de penaltis, al repetir el resultado del partido de ida, jugado en Medellín.


No obstante, desde los once metros, la estrella fue el arquero argentino Franco Armani, que paró dos lanzamientos, mientras que el centrocampista colombiano Alejandro Bernal convirtió el tiro decisivo que certificó la clasificación del equipo de Medellín.


Al comienzo del partido, en el minuto 4, Hélder avanzó al Bahía en el marcador e igualó así la eliminatoria, en un disparo lanzado desde la frontal del área, después de que Alexander Mejía perdiera el balón. El guardameta Armani no tuvo opción de evitar el gol.


En los siguientes instantes el Bahía mantuvo el dominio en el juego e hizo valer su ventaja, aunque, con el paso de los minutos, el campeón colombiano fue encontrando su lugar en el campo.


Aún teniendo alguna tímida oportunidad de gol, el Nacional, no fue capaz de igualar el marcador durante los primeros 45 minutos.


El Atlético Nacional ganó más cuerpo con los cambios que realizó el técnico Juan Carlos Osorio al filo del descanso y comenzó a amenazar con más peligro el arco brasileño.


El portero Marcelo Lomba salvó el empate en varias ocasiones, primero en un mano a mano con Alejandro Bernal y luego en un despeje de puños a un buen tiro de Sherman Cárdenas que puso en vilo a los aficionados locales.


En la recta final del partido, el Bahía se replegó totalmente y se contentó con el resultado, que a la postre condujo a los penaltis, estableciendo una línea defensiva que el conjunto visitante no supo superar.


En los últimos instantes del partido, un Lomba providencial sacó con la rodilla un tiro de Fernando Uribe, en una de las mejores ocasiones del cuadro colombiano, que finalmente se impuso en los penaltis.