Columnistas

Una empresa moderna llamada Gana S.A.
Autor: Iván Guzmán López
22 de Octubre de 2013


El pasado 16 de septiembre de 2013, en su muy leída sección política de El Mundo, nuestro amigo Ignacio Mejía Duque, mejor conocido en el mundillo periodístico con el hipocorístico de Nacho, nos contó de la merecida exaltación

El pasado 16 de septiembre de 2013, en su muy leída sección política de El Mundo, nuestro amigo Ignacio Mejía Duque, mejor conocido en el mundillo periodístico con el hipocorístico de Nacho, nos contó de la merecida exaltación de que fue objeto la empresa Grupo Antioqueño de Apuestas, Gana S.A., en cabeza de su gerente corporativo, Raúl Vergara Kerguelén, al recibir de parte del Concejo de Medellín, la Orden al Mérito Don Juan del Corral. En esa ceremonia, el presidente del cabildo municipal destacó que la empresa “es un ejemplo en el ámbito nacional por su manejo transparente en beneficio de todos los antioqueños”. 


No es para menos. He usado reiteradamente los variados servicios de esta empresa, y debo declararme enteramente satisfecho. No puedo decir lo mismo del sector bancario que, aunque una de esas corporaciones asegura estarle poniendo el alma, creo que ni el corazón alcanzan a ponerle. A ese sector, intocable y receptor de ganancias por todos lados y conceptos, debo recordarles que la promesa no debe quedarse en un simple y rebuscado slogan; debe cumplirse en cada momento de verdad. 


Del famoso empuje paisa que antaño nos caracterizó, y que propició el nacimiento de decenas de grandes empresas que llenaron de prosperidad y orgullo a nuestro departamento y a nuestras gentes, por los años 30, poco queda. Para desgracia nuestra, hogaño solo conservamos la oscura  fama de “avispados, ventajosos y tumbadores”. Resultado: hoy registramos que de las unidades productivas en Antioquia (según la Revista Antioqueña de Economía y Desarrollo – Raed, una publicación de la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia), el 91%, son microempresas; el 6.3%, son pequeñas empresas; y el 0.7%, son grandes empresas. Este panorama nos obliga a ponderar la labor de una empresa como Gana S.A., que hoy, con apenas 7 años de constitución legal, ofrece un amplio portafolio de productos y servicios en línea y en tiempo real, destacando en ello el que la operación de suerte y azar en el departamento, es apenas uno de esos servicios. 


Para quienes (como yo, enamorado de los pueblos de Antioquia), viajamos con frecuencia por el departamento, es admirable encontrar a Gana en 125 municipios, con servicios verdaderamente oportunos y haciendo gala de una ventaja competitiva que pocas empresas pueden mostrar: un excelente soporte tecnológico, que les evita la odiosa disculpa de “se cayó el sistema”. Según la información que poseo a este respecto, “a través de la Red Tecnológica de GANA, se efectúan en promedio al mes unas 31 millones de soluciones en servicios en todo el Departamento”.


Una nómina de 4.300 empleados y 5.000 colocadores independientes, con servicios como apuesta legal, seguros, inmuebles, giros, entre otros, con cobertura a todos los municipios de Antioquia y extensiones a nivel nacional mediante alianzas estratégicas, aparte de fuertes contribuciones de ley a la salud, hacen de Gana una nueva empresa que aviva el recuerdo de la Antioquia legal y emprendedora que legaron nuestros abuelos. En buena hora, la magnífica contribución al empleo y al desarrollo de Antioquia, ¡hay que decirlo!


Puntada final: aunque fresco aún el episodio lamentable y grotesco de la “empresaria” del chance, Enilse de Jesús López Romero, más conocida como La Gata, que derivó su poder no de una clara estructura empresarial, sino más bien,  delincuencial, tengo que aplaudir a una empresa como Gana, hoy constituida legalmente y trabajando por el empleo y el bienestar de miles de antioqueños y colombianos.