Nacional

Gonzalo Guillén, otro periodista que se va por amenazas
17 de Octubre de 2013


Por información relacionada con el detenido Gobernador de La Guajira, el periodista Gonzalo Guillén se habría visto obligado a salir de Colombia.


EFE


El periodista colombiano Gonzalo Guillén debió abandonar el país por amenazas de muerte supuestamente relacionadas con la detención del gobernador de La Guajira, Kiko Gómez, informó la Fundación para la Libertad de Prensa, Flip.


Según un comunicado de la organización no gubernamental, Guillén se vio obligado a salir de Colombia "en las últimas horas".


La Unidad Nacional de Protección, UNP, del Ministerio del Interior había revelado en septiembre pasado que tenía información "muy precisa y delicada" sobre un plan para asesinar a Guillé y los también periodistas León Valencia, Ariel Ávila y Claudia López, los cuales habían investigado e informado de los presuntos nexos del gobernador Gómez con paramilitares.


La UNP y la Policía dijeron entonces que incluso tenían datos de que un sicario con el alias de "morroncho" podía haber viajado a Bogotá desde La Guajira con la misión de matarlos.


Los cuatro periodistas han relacionado a Kiko Gómez, capturado el sábado por presunta responsabilidad en los delitos de homicidio y concierto para delinquir, con las amenazas que han recibido y que obedecen a las informaciones que han divulgado sobre sus supuestas actividades relacionadas con paramilitares y narcotraficantes.


La ONG Reporteros sin Fronteras, con sede en París, también envió una carta esta semana al presidente Juan Manuel Santos, al fiscal general, Eduardo Montealegre, y al director de la Policía, general Rodolfo Palomino, para alertar de la situación de estos cuatro informadores.


"Esta petición no sólo incluye su protección física, sino también que se haga justicia por los graves hechos que estos periodistas dieron a conocer en el ejercicio de su profesión. Estos actores de la información se atrevieron a denunciar la infiltración de paramilitares y narcotraficantes en ciertos engranajes del poder", afirmó la ONG.


Los cuatro periodistas recibieron una protección que consideraron insuficiente para hacer frente a las amenazas que venían recibiendo desde mayo, que les obligaron a un exilio temporal en junio y que se intensificaron en septiembre.


La Flip rechazó también la "obstrucción a la labor periodística" de tres periodistas de la cercana ciudad de Valledupar por parte de varios seguidores del gobernador Gómez, quien todavía rinde indagatoria en Bogotá.


"Por último, la Flip recuerda que el exilio de estos periodistas en el exterior afecta no sólo el estado de la libertad de expresión sino que debilita la capacidad de la denuncia periodística en todo el país", concluyó el comunicado.


Guillén ejerce como asesor de medios impresos en distintos países latinoamericanos, pero fue hasta hace menos de dos años el corresponsal de El Nuevo Herald de Miami y en su trayectoria, dominada por una línea independiente, ha pasado por las redacciones de los diarios El Tiempo, El País de Cali y El Universo de Ecuador.