Columnistas

La frustrada industria turística
Autor: Pedro Juan González Carvajal
15 de Octubre de 2013


Un promotor de turismo europeo se refiere así a Colombia, cuando la vende como destino turístico: “Si usted quiere conocer el Caribe, vaya a Cuba o a República Dominicana.

Un promotor de turismo europeo se refiere así a Colombia, cuando la vende como destino turístico: “Si usted quiere conocer el Caribe, vaya a Cuba o a República Dominicana. Si quiere conocer el Océano Pacífico, vaya a Chile. Si quiere conocer la Cordillera de los Andes, vaya a Ecuador. Si quiere conocer la Selva Amazónica, vaya a Brasil. Si quiere conocer las Culturas Precolombinas, vaya a México o Perú. ……Pero si quiere conocer todas estas cosas reunidas, vaya a COLOMBIA”.


Cada que releo esta aseveración, se me ponen los pelos de punta, me dan ganas de llorar y me sumo en un gran sentimiento de impotencia.


¿Para qué hacer las cosas fáciles si las podemos hacer difíciles? Este cuestionamiento socrático perfila una de las aristas más complejas de nuestra idiosincrasia. Si tenemos un agudo problema de desempleo, ¿Por qué no acudir a la industria turística, en la que somos un verdadero tesoro, que es una de las actividades económicas que con mayor intensidad vincula mano de obra de todo tipo? 


No me vayan a salir con el cuento de la seguridad, pues si usted amigo lector quiere una reserva para pasar la próxima Semana Santa en Jerusalem, no encontrará tiquetes ni hospedaje con facilidad, y eso que allá están de manera permanente los grupos de Hamás y Hezsbolá, grupos que son los decanos del terrorismo y la violencia en esa parte del planeta.


Lamentablemente la fragmentación gremial del turismo a nivel subsectorial y la falta de cordura para aprender a trabajar juntos, nos ha llevado a la debacle en esta actividad económica, cometiendo de manera consuetudinaria el grave pecado de la omisión.


Ahora que estamos enredados para la asignación de recursos para el tema de las regalías, por la incultura ancestral en el tema de la formulación de proyectos, ¿Qué tal si le pedimos, por ejemplo, a las universidades públicas de cada región que formulen los proyectos básicos, los más elementales, para que el turista al menos tenga señalización, vías de acceso dignas  e infraestructura mínima para disfrutar, entre otros,  de nuestros paradisíacos escenarios, denominados hoy “Destinos Mágicos”?


Estos “Destinos Mágicos”, son: Providencia, Mompox, Capurganá y Cabo de la Vela en el Norte de Colombia. Nuquí y Bahía Solano en el Occidente del País. Leticia en el Sur del país y  Tota en el Centro del país. 


Adicionalmente  Colombia posee  57 Áreas Protegidas, de las cuales 24 están abiertas para la práctica del ecoturismo. 43  Parques Nacionales Naturales, 11 Santuarios de Fauna y Flora, 1  Área Natural Única y 2 Reservas Nacionales Naturales. 


El Ministerio de Cultura ha determinado cerca de 3 docenas  de Patrimonios Históricos y Culturales para el país.


Para completar este grandioso inventario, Colombia es un país que posee 15 Patrimonios Naturales y Culturales de la Humanidad, según la UNESCO, a saber: 1. Puerto, fortalezas y conjunto monumental de Cartagena. 2. Parque nacional de los Katíos. 3. Centro histórico de Santa Cruz de Mompox. 4. Parque arqueológico de San Agustín. 5. Parque arqueológico nacional de Tierradentro. 6. Santuario de fauna y flora de Malpelo. 7. Paisaje cultural cafetero de Colombia. 8. El Carnaval de Barranquilla. 9. Espacio cultural de San Basilio de Palenque. 10. Carnaval de Negros y Blancos de Pasto. 11. Procesiones de Semana Santa de Popayán. 12. El sistema normativo Wayuu aplicado  por el palabrero. 13. Músicas de marimba y cantos tradicionales del Pacífico sur de Colombia. 14. Los conocimientos tradicionales de los chamanes jaguares de Yuruparí. 15. Fiesta de San Francisco de Asís, o San Pacho, en Quibdó. Cabe anotar que existen en la actualidad, 16 solicitudes en lista ante la Unesco.


Y no es que nos falten marcos de actuación. Tenemos la Ley 300 de 1996 que definió el Marco General del Turismo, la Ley 1101 de 2006 que se encarga de clasificar los Prestadores de Servicios Turísticos y pago de parafiscales y la Ley 1558 de 2012 que se encarga de actualizar las actividades turísticas. Así mismo existen distintas Políticas, así: Política de Mercadeo y Promoción. Política de Turismo Social, Política de Turismo Cultural, Política de Artesanías, Política de Playas, Política de Ecoturismo y Política de Turismo de Naturaleza. 


Alguien le replicaba con sorna  al Creador que se le había ido  la mano en  cosas buenas para Colombia, a lo cual Él contestaba  que no sabían el tipo de humanos que habitarían en ese riquísimo territorio.