Fútbol en el Mundo

“Lothar Matthäus applauded us”
“Lothar Matthäus nos aplaudió”
Autor: Jonny Andrés Sampedro
14 de Octubre de 2013


Con la clasificación a un nuevo Mundial seguimos hablando con los futbolistas de aquellas generaciones que disputaron las citas orbitales anteriores. Hoy el turno es para Luis Alfonso “Bendito” Fajardo, volante creativo que estuvo en Italia 90’.


Foto: EL MUNDO 

Tras su retiro como jugador, Luis Alfonso Fajardo ha seguido activo en el fútbol y se desempeña como directivo del Deportivo Rionegro. 

 La llamada tomó algo ocupado a Luis Alfonso el “Bendito” Fajardo. Fue ayer en la mañana y pensamos que estaría durmiendo, pero no fue así. Se sentía agitado o carrereado como se dice popularmente, pero apenas le planteamos que la idea era hablar de la Selección Colombia de hoy en día y de aquella de la que él hizo parte, accedió sin problema alguno, “con mucho gusto”, dijo y se preparó para sacar el baúl de los recuerdos y su faceta como analista.  


 


-El país vuelve a un Mundial y con un buen equipo, ¿no?


“Sí, me parece que es una linda oportunidad de volver a poner nuestro fútbol en lo más alto en el ámbito mundial y lo más importante es que parece que vamos a ser cabeza de serie y eso es un gran beneficio para el buen equipo que tenemos”.


 


-Hubo que esperar casi 16 años para volver a un Mundial, ¿qué les pasó a las anteriores generaciones?, ¿tan mal estaban para no clasificar?


“No, me parece que no. Solo que llegó un momento en el que alguna generación no pudo dar frutos, ni tener su mejor presentación. También hubo como mucha división en el país, pero generalmente hemos tenido buenos equipos”.


 


-Volviendo al tema de ser cabeza de grupo, el Ranking Fifa muestra que hay selecciones grandes por fuera de los ocho primeros, como Inglaterra o los Países Bajos, ¿qué tanto puede beneficiar serlo, si hay selecciones de este tipo que quedarían en un segundo lote y podrían integrar la misma zona?


“A mí me parece que el nivel de Colombia mostrado en toda la Eliminatoria es muy bueno y que la ubicación en el Ranking así lo demuestra. El tener jugadores en un gran momento internacionalmente nos da fortalezas para hacer un buen Mundial así sea jugando en primera ronda contra estos equipos”.


 


-¿Esta Selección Colombia puede compararse con la de 1994 por la forma en la que terminó la Eliminatoria o puede ser mejor por los éxitos internacionales de sus elementos?


“Me parece que  hay cosas grandes para valorar y otras tantas para mejorar. Me parece que ante Chile fue muy bueno porque ese partido nos dio la clasificación, pero también hay cosas para mirar detenidamente, como la defensa”.


 


-¿Qué hizo mal la defensa contra los chilenos para que se diera ese resultado en contra en el primer tiempo?


“La defensa ha sido sólida normalmente. Pero se encontraron con un hombre con mucha velocidad como Alexis Sánchez y me parece que les costó mucho frenarlo. Para jugar un Mundial hay que ser más veloces y potentes, porque me parece que en velocidad siempre perdimos”.


 


-¿Qué le genera que hoy en día se clasifique a un Mundial con jugadores que juegan en su mayoría en Europa y para 1990 fuera con elementos de equipos criollos, pues el único que jugaba en el extranjero era el “Pibe” Valderrama? 


“En esa época el único que jugaba en el exterior era Valderrama, el resto estábamos en Colombia y me parece un acierto que se haya juntado a la base de Nacional, que era un grupo que trabajaba junto, que se conocía y gracias a esta base, con las que fuimos campeones de América, nos motivamos bastante y nos mentalizamos que podíamos ganar las Eliminatorias, y así se dio. Ya respecto a los jugadores que hay hoy en Europa hay que decir que tienen talento, personalidad, una gran experiencia y eso será una catapulta grande para cumplir con un buen Mundial”.


 


-Claro que la situación planteada en la pregunta anterior es entendible porque en ese tiempo no había mucha televisión por cable, entonces no se podían ver los partidos que se ven hoy en día y el que salía a Europa era porque realmente tenía mucho talento, como el “Pibe”...


“Sí, claro que sí. Yo converso mucho con Carlos ‘Pachamé’ Rendón, futbolista de la década de los setenta y ochenta y él me dice que si en sus tiempos hubiera existido la televisión por cable habría sido capitán del Milán y si jugaran con los balones livianos y blanditos de hoy en día, habría matado dos o tres arqueros a punta de balonazos (risas)”.


 


-¿Siguiendo con los viejos tiempos, qué recuerda de su época como mundialista? 


“Eso fue una universidad, sin duda alguna. Las cosas se dieron muy rápidas. En cuestión de dos años entramos en un sueño que no lo creíamos, que empezó como dije anteriormente con el título de Nacional de Copa Libertadores, luego la Eliminatoria y finalmente el Mundial, en el que los favoritos para ganarlo eran Alemania y Yugoslavia, que tenían equipos de élite y una cantidad de jugadores que triunfaban en el ‘Viejo Continente’,  y a los que nosotros les realizamos una buena presentación. Eso nos dejó una experiencia bonita que abrió puertas desde entonces”.


 


-¿En dónde estaba la categoría de esa Selección, que sin tener figuras en Europa se las ingenió para plantarles cara a estas potencias futbolísticas?


“Me parece que la liga nuestra era fuerte. Hay que recordar que años atrás el América había sido tres veces finalista de Libertadores, Millonarios compraba buenos jugadores extranjeros y jugaba bien y Nacional con su título de Libertadores le daban mucho nivel al fútbol colombiano. Hoy en día me parece que se está recuperando eso”.


 


-Lo más emotivo del Mundial de Italia 90 para los colombianos fue el gol de Freddy Rincón ¿cómo recuerda ese momento?


“Yo estaba en la cancha. Me acuerdo del corrientazo que nos inmovilizó a todos cuando ellos nos hacen ese gol en los minutos finales. Luego, en otro avance de ellos, por la banda del ‘Chonto’, nosotros recuperamos el balón y yo me voy con Leonel, él me la entrega, yo transporto y paso la mitad de cancha, allí se me muestra el ‘Pibe’ y Freddy que también participa de la pared y en el último pase Valderrama se la da a Freddy que define de una manera impecable, para darnos el empate 1-1 que nos llevó a la siguiente ronda”.


-Después de eso ¿qué gestos hacían los alemanes?, ¿qué se decían entre ustedes?


“Ellos se sintieron mal. Nosotros fuimos el único equipo en ese Mundial que pudimos sacarle un punto, nadie más lo hizo. Yo los veía malhumorados y discutiendo y al final del partido nosotros queríamos cambiar la camisa con esos monstruos, pero nos impedían hacerlo en la cancha, así que celebramos y fuimos a buscarlos a los camerinos. Ya estando allá se sentía el silencio entre ellos y cuando entramos y nos vimos las caras, el mismo Lothar Matthäus nos aplaudió y les dijo a sus compañeros que hicieran lo mismo, porque les habíamos jugado muy bien y eso para nosotros fue un orgullo inmenso”.