Economía

Beyond the FTAs (Free Trade Agreements), agriculture is dragging decades of lag
Más allá de los TLC, el agro arrastra décadas de rezago
Autor: Johana Ramírez Gil
13 de Octubre de 2013


Los $3 billones adicionales al presupuesto de 2014 van dirigidos al sector agropecuario. Según el Gobierno, con estos recursos se buscará fortalecer el dinamismo del campo colombiano y mejorar el bienestar de la familia campesina.


Foto: EL MUNDO 

En los próximos dos años habrá cero arancel a los fertilizantes y plaguicidas. Los productores exigen políticas más profundas que impulsen el sector agropecuario. 

Colombia ha tenido una balanza comercial positiva agrícola y agroindustrial en los últimos cinco años, reveló un estudio del Centro Virtual de Negocios (CVN), que analizó las cifras de importaciones y exportaciones de los productos de estos sectores entre 2008 y 2012. 


Uno de los años más favorable fue 2011, cuando las ventas externas alcanzaron US$7.096 millones, mientras que las importaciones fueron US$5.062 millones. En contraste, el año anterior no fue tan alentador, se registraron exportaciones por US$6.659 millones y las importaciones por US$5.780 millones, con un decrecimiento del 6 %. 


Al respecto, José Esteban Rojas, director de Investigaciones y Desarrollo del CVN,  explicó que se analizó el comportamiento de productos como  café, aromáticas, cereales, flores, frutas, azúcares, grasas y aceites, animales vivos y pescado. Aseveró que comparando 2008 con 2011 hay una caída del 1,4 %, aunque la balanza positiva se ha mantenido en este periodo.


De ahí, que gremios y expertos coincidan en que las dificultades que afronta el agro y que desataron uno de los paros nacionales más grandes del país, son multicausales y no solo responden a la apertura de mercados. 


Según Víctor Correa, vocero de Dignidad Agropecuaria, “estaría mal decir que los Acuerdos Comerciales son la única causa. Hay múltiples factores que han favorecido nuestra problemática en los últimos años, ha faltado una mirada integral al desarrollo rural,  nos golpea el contrabando y  los altos costos en la producción. Podría hacer un listado gigantesco”. 


En ese sentido, Jorge Martínez, presidente de la Asoleche, precisó que “es injusto culpar al actual Gobierno por la crisis del agro, toda la problemática responde a una serie de elementos estructurales que hace décadas persisten”.


Así mismo,  Rojas aseguró que el Gobierno debe continuar abriendo los mercados para los productos de estos sectores, con reglas claras en productividad y competitividad.


“Uno de los hallazgos de la investigación es que de todas las importaciones, hay un 93 % de preferencias arancelarias. Mientras que las exportaciones solo tienen 84 % de las preferencias, es decir, tenemos muchas más oportunidades a medida que se firmen Acuerdos para hacer frente a nuestros principales competidores como Perú y México que tienen mayor apertura”, dijo. 


 


Topes 


Justamente, como parte de las medidas anunciadas por el Gobierno para el campo, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo expidió el decreto de salvaguardas por dos años a nueve productos agropecuarios (cebolla, fríjol, leche, lactosuero, queso fresco, tomate, arveja, papa fresca y pera), el cual establece topes a la importación de estos alimentos provenientes de países de la Comunidad Andina y Mercosur. 


Para Víctor Correa, el alcance de estos acuerdos “eran más profundos y con porcentajes mayores”, además “los sacaron sin que fueran revisados o negociados por el sector lo que genera un inconformismo muy grande. Incluso hubo amenaza de Dignidad Papera de levantarse de la mesa”. 


Igualmente, el presidente de Asoleche tildó la medida como “inocua” porque “no fomenta de ninguna manera la mayor competitividad del sector, son pocos efectivos los topes respecto a la problemática del sector lácteo”. 


No obstante, Alejandro Estévez, presidente de Fedepapa, celebró el Decreto N. 2210 del 7 de octubre de 2013, pues considera que es el inicio de una mayor atención del Gobierno hacia los paperos de Colombia. 


“Cerca del 15 % de las importaciones de papa provienen de Argentina, lo que nos afecta muchísimo. Con estos topes cercanos a 3.000 toneladas de papa, tenemos una cifra importante, aunque lamentablemente no están contempladas las importaciones de Holanda y Estados Unidos”, dijo. 


Entre las iniciativas propuestas por el Gobierno, están prohibir la rehidratación de leche en polvo importada para ser comercializada como leche líquida y la aplicación de protocolos sanitarios y fitosanitarios vigentes de manera periódica a los nueve productos agropecuarios cobijados por este decreto.  



“El Gobierno cumple”

Juan Manuel Santos, presidente de Colombia,  envió un mensaje a los campesinos del país: “Que quede absolutamente claro que el Gobierno cumple y seguirá cumpliendo”.


El mandatario reconoció que existen algunas diferencias sobre cómo se están cumpliendo los acuerdos con los campesinos y la velocidad con que se adelantan, pero ratificó que “queremos sentarnos con los interlocutores directamente, mesa por mesa, para hacer una evaluación de ese cumplimiento”.