Econom韆

Asobancaria supports removal of the 4x1.000
Asobancaria respalda desmonte del 4x1.000
Autor: Johana Ram韗ez Gil
7 de Octubre de 2013


El impuesto del 4x1.000 que aplica para las transacciones bancarias se mantendr韆 durante 2014 para iniciar su desmonte a partir del 1 de enero de 2015 hasta su desaparici髇 en 2018.


Foto: Esneyder Guti閞rez Cardona 

Cerca de 40 millones de transacciones por valor de $8.9 billones en bancos de tiendas de barrio o supermercados se han realizado en el primer semestre del año.

A propósito de la radiación del Proyecto de Ley el cual prorrogará el desmonte del 4x1.000  por un año más, la presidente de Asobancaria, María Mercedes Cuéllar, en entrevista con EL MUNDO,  ratificó su respaldo a la decisión del Gobierno aunque con algunas salvedades.  



-¿Cuáles son los argumentos para apoyar la decisión del Gobierno de mantener un año más el 4x1.000 para financiar los programas agropecuarios?


“El retraso en la eliminación del Gravamen a los Movimientos Financieros (GMF) es una mala noticia para los colombianos que hacen sus transacciones financieras dentro de la formalidad. Perjudica además los esfuerzos de inclusión y profundización financiera. Con esta medida, los contribuyentes colombianos tendrán que pagar, una vez más, los errores y las omisiones pasadas de las políticas agropecuarias y otras sectoriales, que demostraron ineficacia para mejorar la competitividad de la producción de este sector y de la economía en general.


Sin embargo, Asobancaria comprende la necesidad de recurrir otra vez a la prolongación por un año más del GMF. También respalda los apoyos que se están diseñando para el agro colombiano, porque en el campo se concentran los problemas de pobreza, informalidad, baja productividad, falta de oportunidades de progreso social e inequidad, que con frecuencia alimentan la ilegalidad, el narcotráfico, el lavado de activos, el terrorismo y la violencia. No obstante, espera que después de 2014 las autoridades persistan en la eliminación de este impuesto anti-técnico, inequitativo y que constituye un obstáculo para el crecimiento económico”.



-En medio de la coyuntura del campo colombiano, ¿la banca cómo estaría dispuesta a contribuir a su desarrollo?


“Como en el caso de las demás ramas de la producción, la banca contribuye al desarrollo del sector agropecuario otorgando el crédito que demandan los empresarios del campo y los campesinos colombianos. (...) Para ello se requiere que el crédito se pueda originar a unas tasas de interés determinadas por la competencia entre los bancos y la interacción de los oferentes y los demandantes, en cada caso particular. En estas circunstancias las tasas de interés pactadas permitirán cubrir los costos de originación de los créditos y el riesgo inherente a cada uno de ellos. De esta manera, la demanda por crédito para el campo y la oferta de la banca formal se igualarán, sin que haya escasez ni desperdicio de recursos”. 


 


-¿Por qué cree que la gente tiene una percepción negativa de los bancos?


“Principalmente por desconocimiento de la labor que cumplen. Los bancos prestan un servicio a la sociedad, ya que a través de ellos se canaliza el ahorro del público hacia actividades productivas, y se provee a las personas de los medios para alcanzar sus metas de financiación de gasto de vivienda, consumo, u otros mediante el crédito, lo que a su vez se refleja en mejores estándares de vida para ellos (...).


Lo más usual es escuchar hablar de las utilidades absolutas de la banca, sin compararlas con los niveles de patrimonio o de activos que hay comprometidos en la industria. Así mismo, se olvidan de que una banca sólida es un elemento indispensable para la sostenibilidad de la economía, y que, por lo tanto, el buen desempeño de los bancos no debe ser percibido como algo negativo”. 



-¿Qué ha hecho la banca para reflejar una imagen más positiva ante el público?


“Los esfuerzos de Asobancaria por proyectar una imagen positiva han sido múltiples y constantes. Como una contribución al fortalecimiento de la gobernabilidad y la lucha contra la pobreza, la Asociación lidera desde 2007 el programa Finanzas para Educar, el cual es canalizado a través del Plan Padrino y la Alta Consejería de Programas Especiales de la Presidencia de la República, con el objetivo de contribuir al ejercicio efectivo del derecho a la educación de los niños a través de la financiación de infraestructura escolar (...)”. 


 


-¿Qué medidas ha tomado el gremio tras el pronunciamiento de la Superfinanciera y la Corte de poder prepagar las deudas sin incurrir en multas?


“Corresponde a los establecimientos de crédito acatarlos”.



-¿Por qué afecta a la banca prepagar los créditos?


“Porque genera un descalce de plazos entre los pasivos y los activos, que puede ocasionar pérdidas a los establecimientos de crédito. Estos fondean el crédito que otorgan -que es su principal activo–, captando recursos del público, endeudándose en el mercado de valores, contrayendo préstamos con otros establecimientos de crédito domésticos o internacionales, o con su propio patrimonio. 


La deuda emitida en el mercado de valores, los depósitos del público y los créditos adquiridos se pactan en unas condiciones fijas. Cuando un  préstamo es pre-pagado, el establecimiento de crédito obtiene un menor rendimiento que el acordado al comienzo. Sin embargo, los términos en los cuales el establecimiento contrajo su propia deuda no son igual de flexibles, de manera que dispondrá de menores ingresos para servirla. En consecuencia, sus utilidades disminuirán y, en caso extremo, podrán incluso volverse pérdidas”.



-¿Incentivar el endeudamiento con la reducción de las tasas puede desencadenar una crisis futura?


“Se incurre en ese riesgo. Por eso no me parece prudente una reducción adicional. Antes de llevarla a cabo es mejor esperar para ver cómo la actividad económica continúa respondiendo a la secuencia de recortes que tuvo lugar entre julio de 2012 y marzo de 2013, la cual alcanzó 200 puntos básicos”. 


 


-La Superintendencia Financiera indicó que algunas entidades bancarias no están enviando a sus clientes la información con el costo del cobro por los servicios, ¿cómo el gremio está vigilando que se cumpla esta normativa?


“En el caso del envío a los clientes de la información por el cobro de los servicios, la obligación de hacerlo es de entera responsabilidad de los bancos”.



縍educir tasas?

El presidente Juan Manuel Santos se mostró partidario de reducir más las tasas de interés. Para María Mercedes Cuéllar, presidente de Asobancaria, “en una primera aproximación, una inflación baja y estable, unas expectativas inflacionarias ancladas y una brecha del producto negativa permitirían un recorte  adicional, en caso necesario. Sin embargo, los datos de actividad económica disponibles señalan un repunte, que hace por el momento redundante otro recorte. Las tasas de interés reales -con excepción de las de las tarjetas de crédito- están bajas en relación con sus promedios históricos, de manera que continúan estimulando la economía”.