Mundo deportivo

Clinging to his firmness
Aferrado a su solidez
4 de Octubre de 2013


La próxima semana el Masters 1.000 de Shanghái aparece en el calendario, y Djokovic defiende allí 1.000 puntos por su condición de campeón, al derrotar al británico Andy Murray en la final del año pasado.



Novak Djokovic confirmó ayer que fue el primer jugador en firmar una petición para que las reglas sobre el dopaje cambien, y defendió a su compatriota Viktor Troicki, suspendido por 18 meses por la Federación Internacional de Tenis.

EFE


El serbio Novak Djokovic continuó sólido e inquebrantable en su ánimo de defender su puesto de número uno del mundo a toda costa, y derrotó ayer al español Fernando Verdasco por 7-5, 2-6 y 6-2 para acceder a los cuartos de final del torneo de Pekín.


Con el resultado de ayer “Nole” tiene 10.710 puntos, mientras que Rafael Nadal, situado ya en cuartos desde el miércoles tras su victoria contra el alemán Philipp Kohlschreiber, cuenta con 11.010. 


El de Belgrado, que se medirá hoy contra el estadounidense Sam Querrey, verdugo ayer del suizo Stanislas Wawrinka por 6-3 y 7-6 (2), necesita ganar el torneo de Pekín, donde defiende el título, y que Nadal pierda hoy contra el italiano Fabio Fognini, o luego en semifinales, para seguir con sus aspiraciones. 


Con alcanzar la final el domingo, e incluso perdiendo en ella contra el mismo Djokovic, Nadal sería número uno el próximo lunes. 


“Intento hacer lo que necesito y eso significa ganar partidos”,  expresó Djokovic despejando la presión. “El ranking cambiará, cambia siempre, y a lo largo de los años es lo que ha sucedido”, agregó.


“Pero no puedes pensar demasiado sobre ello. Tu trabajo es ganar cuantos más partidos puedas y los resultados que consigas establecerán el ranking”, manifestó el todavía número uno. 


En el cuadro femenino, en un duelo entre las dos primeras ganadoras de este torneo, Serena Williams (2004) y Kirilenko (2005), la estadounidense logró su victoria número 70 esta temporada al imponerse por 7-5 y 7-5. 


Serena, que había ganado los dos últimos enfrentamientos este año, por 6-2 , 6-0 y 6-3, 6-1, tuvo que esforzarse al máximo e incluso salvar tres bolas de set en el primer parcial para doblegar a su rival por octava vez.