Economía

Mining requires more coordination and new Code
Minería requiere más coordinación y nuevo Código
Autor: Johana Ramírez Gil
26 de Septiembre de 2013


Las exportaciones mineras decrecieron 22,4 % en los primeros seis meses del año, mientras que en 2012 representaron el 22,9 % de las ventas externas del país.


Foto: Archivo El Mundo 

El número de ocupados en minas y canteras decreció 15 %, se pasó de 279.211 a 237.032 empleos directos entre 2012 y 2013.

En Colombia hubo un “boom” minero jalonado por la demanda extranjera y el incremento de los precios de las materias primas,  mas no hay indicios de que hubo una bonanza minera porque las reservas conocidas de este mineral son muy precarias y el crecimiento del sector no obedeció a nuevos hallazgos.


Así aterrizó el ministro de Minas y Energía, Amylkar Acosta, el pasado y el presente de la minería colombiana,  sector que en los últimos años impulsó la economía. Ahora, Gobierno, empresarios y gremios proponen una estructuración profunda para que esta locomotora vuelva a andar como antes.


Código Minero


Entre las propuestas, está la modificación del Código Minero. “No puede ser que en el 2013, con la situación que vivimos, tengamos un Código Minero de 2001. Hay que reaccionar ante una realidad nueva porque hay decretos que generan incertidumbre”, cuestionó el gobernador de Antioquia, Sergio Fajardo, durante la instalación ayer de la Feria Internacional Minera en Medellín.


Sugirió que el nuevo Código Minero recoja todo lo que se ha aprendido en los últimos años,  siendo coherente e incluyendo las necesidades de los pequeños y medianos mineros del país.


Al respecto, el ministro de Minas y Energía definió el mes de marzo como fecha límite para presentar ante el Congreso de la República la reforma al Código Minero. “Hay que subsanar los vicios que dieron lugar a que la Corte tumbara la ley para modificar el Código” dijo el jefe de la cartera, quien enfatizó en que el documento tiene que dar una buena señal jurídica para el sector.


Coherencia institucional 


Para Beatriz Uribe, presidente de Mineros S.A., la minería requiere de coherencia y compromiso institucional porque “ante la falta de decisiones gubernamentales muchos proyectos se están quedando en la mesa y esto no depende del ministro de turno sino de estructurar una política de Estado”.


En ese sentido, José Miguel Linares, presidente de Drummond, coincidió al afirmar que tiene que ser todo el Estado (Congreso, Gobierno y los demás entes) los que tomen la decisión de sacar adelante la locomotora minera y la consoliden como una industria jalonadora de la economía y en armonía con la sociedad y el medio ambiente. 


“Hay que buscar una coordinación para que en momentos de precios malos, cuando son difíciles los mercados, no les pongan más cargas impositivas a la minería”, dijo el presidente de Drummond, quien agregó que se deben establecer reglas claras que definan las zonas mineras y protejan las que no son aptas, para facilitar el trámite de los procesos. 


Educación minera


De acuerdo con la más reciente Encuesta de Opinión Empresarial Agropecuaria (Eoea) que indagó la percepción que tienen los productos del campo acerca de la minería, más de la mitad considera que esta actividad perjudica su trabajo agropecuario.


En ese sentido, Santiago Ángel Urdinola, vicepresidente de Minería de la Andi, dijo que hay que adelantar campañas de educación para desmitificar aquellas creencias que se han tenido en las comunidades y que de alguna manera han generado una percepción generalizada y errónea de la minería.


“A pesar de los esfuerzos que hace este sector, nos encontramos con que hay gran desconocimiento. Tenemos que trabajar para que cada actor de la minería muestre a su entorno, a su comunidad y a los sectores agrícolas, cómo se adelanta esta explotación”, precisó. 


Según Eduardo Chaparro, director de la Cámara de Asomineros, se debe partir por  generar confianza en la gente, “que las verdades a medias no imperen en el país”, pues se tiene una industria controlada, regulada, con datos que pueden ser verificados para evitar cualquier tipo de sospecha en la comunidad. 


Finalmente, Amylkar Acosta propuso como base para la recuperación minera un estudio del conocimiento de la geología nacional. “No se podrán incrementar las reservas mineras porque responden a una lotería geológica, todo lo que podamos hacer para estimular la exploración minera se hará mientras esté en el despacho”.



Experiencia peruana

Según Joaquín Schwalb, especialista en Manufacturas Diversas de Perú, por la experiencia de ese país, asegura que la calidad minera depende de la unificación que haya entre el Gobierno, la autoridad y la sociedad, quienes brindan las herramientas para desarrollar la exploración minera.


“En Perú tenemos huelgas que han generado atrasos en la explotación en los últimos dos años, convulsiones sociales de antimineros que se han aprovechado del tema ambiental. Hay más de US$50.000 millones en proyectos mineros que tienen los estudios de sostenibilidad ambiental y sin embargo hay rechazos”, dijo.


Indicó que en la última década se han implementado políticas para darle valor agregado a la minería y así mitigar los efectos de la caída de los precios internacionales. Un modelo que Colombia podría replicar.