Nacional

Santos habla de construir una estrategia que permita satisfacer los derechos de las víctimas
18 de Septiembre de 2013


El mandatario advirtió hoy que Colombia no puede volver a vivir otro medio siglo de desangre y violencia.


El presidente Juan Manuel Santos afirmó hoy que el Estado colombiano tiene plena voluntad y capacidad para desarrollar los principios del derecho penal internacional.


"El Gobierno y el Congreso de la República de Colombia, como también nuestros jueces y fiscales, tienen plena voluntad y capacidad para implementar los principios del derecho penal internacional", aseveró el Jefe de Estado.


Durante su intervención realizada en el IX Conversatorio de la Jurisdicción Constitucional "Diálogo Constitucional para la Paz", el Mandatario aseguró que para hacer justicia en el territorio colombiano y lograr la satisfacción de las víctimas, el Estado se encuentra preparado y no se tendría necesidad de aplicarse una justicia subsidiaria y residual.


"Con orgullo puedo decir que nuestra Corte Constitucional, desde su creación, ha estado a la vanguardia de tribunales que otorgan rango especial al derecho internacional en materia de derechos humanos y de derecho internacional humanitario", dijo.


De igual manera, señaló que el Marco Jurídico para la Paz dispone de herramientas judiciales y extrajudiciales para lograr satisfacer los derechos de las víctimas, y así mismo, prevenir las violaciones a los derechos de los colombianos.


Manifestó que con la jurisprudencia colombiana "no habrá impunidad por crímenes de lesa humanidad, genocidio y crímenes de guerra cometidos de manera sistemática".


Indicó, que esta es la primera vez que Colombia se toma en serio la obligación de luchar contra la impunidad por los hechos cometidos en el conflicto armado".


Advirtió que no se puede pretender investigar todos los hechos cometidos durante medio siglo de violencia y procesar a todos los responsables y no cumplir, pero "si podemos construir una estrategia realista y transparente que permita satisfacer de la mejor manera los derechos de todas las víctimas".


Enfatizó que "no se trata entonces de sacrificar la justicia para lograr la paz, sino de cómo lograr la paz con un máximo de justicia".


El Mandatario expresó que no puede existir un sistema de justicia internacional que obstaculice el camino de una nación en busca al término de un conflicto que lleva medio siglo, cuando en realidad lo que busca es precisamente la consolidación de la paz y el respeto a los derechos humanos.


Recalcó que en su condición de "Jefe de Estado, voy a defender, donde se requiera, ese margen de libertad, ese margen de autonomía de Colombia para forjar nuestro propio camino de reconciliación".


"Todos estos años nos han enseñado que la paz no solo es necesaria, sino urgente. Porque no queremos otro medio siglo de muertes y desangre. Porque los colombianos tenemos derecho, y así lo dice nuestra Constitución, a la vida, a la convivencia, a la libertad y a la paz", puntualizó el Presidente.