Economía

Group of workers would buy ISAGEN
Grupo de trabajadores compraría a Isagén
Autor: Duván Vásquez
16 de Septiembre de 2013


Una nueva demanda se interpondría por el caso de la venta de Isagén, pero sería la primera que se hace con el fin de garantizar la transparencia en el proceso de la enajenación de acciones.


Foto: Cortesía 

Isagén es la tercera mayor generadora del país y en el primer trimestre del año generó el 18 % de la energía demandada en Colombia.

Una asociación de 450 trabajadores, extrabajadores y pensionados, denominados “Dueños de Isagén”, manifestó su intención de comprar el total de 57,66 % de las acciones que el Gobierno Nacional pretende enajenar de la generadora de energía eléctrica.


Así lo anunció Rodrigo Toro, dirigente de ese grupo, quien indicó también que “cuando decimos que vamos a hacernos al control de la empresa, nos referimos a comprar el 50 % más 1 % o la totalidad de las acciones que están en venta, porque ya tenemos esquemas de financiamientos con bancos nacionales e internacionales”.


Sin embargo, la asociación de vinculados y desvinculados a la generadora tendría que entablar una demanda en contra del Decreto 1609 del 30 de julio de 2013, según ellos, porque limita al sector Solidario a solo pretender adjudicarse máximo un 6 % de la participación accionaria en Isagén.


Por eso, la asociación ve que es contrario a la Ley 226, que invoca la democratización accionaria del Estado, la expedición de parte del Ministerio de Hacienda y Crédito Público del Decreto 1609, debido a que el Artículo 8 de este indica que las personas naturales que pertenezcan al sector Solidario de la empresa en venta, podrán comprar el menor valor de una de las dos cosas entre el patrimonio líquido o de cinco veces su salario anual certificado por Isagén, que es la enajenada. 


“Eso significa que en la primera fase solo se podría obtener una parte de la empresa, que no incida en la venta del control accionario que es el que le interesa a cualquier proponente estratégico”, explicó Toro. 


La demanda sería interpuesta ante el Consejo de Estado y no se descarta que se exponga el caso en el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, el mismo que admitió la acción popular del expresidente de Colombia, Álvaro Uribe, y en el que la Procuraduría General de la Nación también pidió suspender la enajenación de las acciones de Isagén, porque “no se conocen los documentos o estudios que dieron lugar a la aprobación de la venta de acciones. Pues solo se ha puesto de presente que se emitió un decreto mediante el cual se aprobó una venta por parte del Consejo de Ministros, sin que se conozca cuáles fueron los métodos de valoración de la misma”, concluye el documento remitido por el Ministerio Público.


Por el contrario, “Dueños de Isagén” indica que no está en contra de la venta de la empresa sino que requiere que se haga una derogación del decreto que limita a participar, porque el Gobierno quiere obtener altos réditos con la realización de la segunda fase del proceso.


Así lo había manifestado el ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas Santamaría, quien declaró en días pasados que en la segunda fase del proceso de subasta se podría alcanzar hasta cerca de $8 billones en la venta de Isagén.



A la espera

Desde el pasado mes de julio, el Gobierno Nacional anunció que pondría en subasta la totalidad de su participación accionaria en Isagén para invertir ese capital en la infraestructura vial del país. Por eso, Mauricio Cárdenas Santamaría, ministro de Hacienda y Crédito Público, confirmó que esta decisión del Estado generaría recursos para utilizar después del 7 de agosto de 2014 en las Autopistas 4G, cuando inicie el siguiente mandato presidencial.


Entonces se decretó que para el 23 de agosto se comenzaría con el proceso de enajenación en el que una primera fase se le abriría un espacio al sector Solidario y miembros vinculados o desvinculados a Isagén. Sin embargo, el Ministerio de Hacienda comunicó el día anterior que la etapa se postergaría debido a compromisos del jefe de esa cartera y desde entonces, no se ha vuelto a tratar el tema del inicio de ese proceso.


Por ahora, algunas organizaciones que han hecho público su interés por Isagén, como Grupo Argos, Empresa de Energía de Bogotá o Empresas Públicas de Medellín (EPM), están a la espera de las instrucciones del Gobierno Nacional para destapar las cartas como proponentes en la participación accionaria de la tercera mayor generadora de energía del país.