Economía

Congress will set the price of fuels
Congreso establecerá precio de combustibles
Autor: Duván Vásquez
12 de Septiembre de 2013


Algunos sectores indicaron que el Gobierno Nacional estuvo aplicando una política fiscal dentro de la fórmula que establece el precio de los combustibles.


La Corte Constitucional determinó que el Congreso de la República será el encargado de establecer los tributos del precio de los combustibles, debido a un fallo que también le quita esa potestad al Ministerio de Minas  y Energía.


El fallo responde a una demanda interpuesta en el mes de abril por el abogado  Camilo Araque, quien explicó que se elimina el decreto que le dio la potestad al Ministerio de Minas y Energía para establecer el valor de los combustibles cada mes, porque los impuestos no se deben imponer a través de decretos ministeriales como se venía haciendo desde 2002.


En la sala Plena  de la Corte Constitucional hubo cinco votos a favor y solo dos en contra para derogar la Ley 1450 de 2011, que se había creado desde el Gobierno de Álvaro Uribe con el Decreto reglamentario 4839, que le otorgaba esa facultad al Gobierno. Según el jurista demandante, “ante este fallo, no existe ningún recurso de apelación”.


Por esa razón, el senador Luis Fernando Velasco destacó la decisión de la Corte y manifestó que lo que venía haciendo el Gobierno Nacional con el combustible era una reforma tributaria cada mes y por decreto.


“Hay que sentarse a repensar no solo los tributos, que habla la demanda, sino también la fórmula”, agregó el parlamentario, quien viene trabajando proyectos de modificación a los precios de los combustibles.


Según el congresista, actualmente el valor del barril de petróleo cuesta US$25 y se lo venden a Colombia en US$99, razones que implican un costo mayor en el combustible, que en nuestro país se ubicaba como el cuarto más costoso de América.


Sergio Lopera, director del Grupo de Investigación de Yacimientos de Hidrocarburos de la Universidad Nacional, aseveró que  “el Ministerio de Minas normalmente está fijando el precio, con unos criterios que ellos tienen en la fórmula. El primero, es la variable de la tasa representativa del mercado y otra el precio internacional del petróleo”.


“En la práctica, el Gobierno determina el precio con base en el precio del consumidor, el índice al productor, etc., pero después de eso empieza a aplicar una serie de impuestos como el fondo de establecimiento de precios de combustibles, se suma la sobretasa y otros que dan como resultado un 33 % de valor agregado”.


Todo esto significa, según Lopera, que el Estado está creando una política fiscal con unos impuestos sobre un bien de consumo, lo que coincide con la visión del parlamentario Velasco.


Por esa razón, diferentes gremios, como la Asociación de Transportadores de Carga (ATC), han solicitado una disminución en el precio de los combustibles. Sin embargo, el experto en hidrocarburos aseguró que “el Gobierno recibe por impuestos de la gasolina alrededor de $12 billones, por eso no va a permitir con facilidad que le hagan un desmonte de esos rubros al combustible y sobre todo porque el presupuesto del año entrante está muy comprometido”.


Asimismo lo ratificó el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría, y declaró también que “acataremos con absoluto respeto el fallo de la Corte Constitucional, pero expreso mi preocupación por la eliminación del mecanismo de estabilización, más aún con el aumento de los precios internacionales, lo cual dejaría a los consumidores colombianos, expuestos a las volatilidades de los precios que tienen una fuerte tendencia al alza en medio del conflicto en Siria”.


Los rumores por una presunta reducción en el precio de los combustibles, debido a que para poner los impuestos que se le agregan el Gobierno tendría que hacer un proyecto de Ley para tramitar en el Congreso cada vez, generó la reacción de Orlando Cabrales, viceministro de Energía quien manifestó que “hemos reiterado en diversos escenarios que una reducción de $1.000 en el precio de la gasolina no es una decisión responsable ya que le cuesta al país, 2,6 billones de pesos al año”.


Por el contrario, el nuevo ministro de Minas y Energía, Amilkar Acosta, celebró la decisión de la Corte Constitucional y señaló que se juntará con el Congreso para alcanzar una reducción en el precio de los combustibles.


“De aquí al mes de diciembre ojalá podamos tener ya definida una propuesta que nos permita avanzar en ese objetivo que se ha defendido desde el Partido Liberal y desde la academia, vamos a tener unas mesas de concertación donde estén todos los actores y se logre una fórmula equilibrada”, declaró el alto funcionario.



Transportadores saludan fallo

El gremio de los transportadores de carga, que la semana pasada llegó a un acuerdo con el Gobierno Nacional para levantar la inmovilización camionera que duró 17 días, saludaron la decisión de la Corte Constitucional que le quita la potestad al Ministerio de Minas y Energía para fijar el precio de los combustibles en Colombia.


Al respecto, Alejandra Vaquero, presidente de la Asociación de Transportadores de Carga (ATC), manifestó que “todo el escándalo que hemos hecho con el combustible ha generado una mirada a ese reclamo. La demanda que puso el abogado la basó en varios elementos que pueden bajar los $2.000 que nosotros estamos reclamando”. Además, agregó la dirigente gremial que la decisión de la Corte le permitirá a la asociación participar de manera más activa, en la Comisión quinta del Senado de la República, para buscar una modificación a la fórmula que establece el precio de los combustibles.


“Más de diez años hemos estado pagando unos impuestos que el Gobierno no tenía autorización para establecer. Esta es la muestra de que el Estado durante mucho tiempo ha tenido una fórmula engañosa, que ha afectado el sector transportador en todas las modalidades”, expresó el director ejecutivo de ATC, Luis Orlando Ramírez. Sin embargo, precisó que “los análisis de la fórmula se harán con el Ministerio de Minas, porque tiene la competencia para hacer esos análisis,  pero la determinación del precio se hará en el Congreso”.


“La modificación de la fórmula no se va a dar en tres meses, pero sí tendremos un combustible congelado. Por eso yo creo que el año entrante  el panorama para el combustible va a ser muy distinto porque no se pondrá su valor por un capricho sino basado en unas necesidades”, concluyó Vaquero.