Mundo deportivo

Holland and Italy gave no truce
Holanda e Italia no dieron tregua
11 de Septiembre de 2013


El holandés Robin Van Persie y el bosnio Edin Dzeko son los máximos goleadores, con ocho tantos, de la Eliminatoria de Europa al Mundial de 2014.


Foto: EFE 

Imparable, así estuvo Robin Van Persie (adelante), quien con las anotaciones de ayer se convirtió en el segundo máximo goleador de la historia del conjunto “orange” con 38 tantos, uno más que Dennis Bergkamp y a tan solo dos de Patrick Kluivert, quien suma 40.

EFE


Las selecciones de Holanda e Italia aprovecharon la primera ocasión de asegurar su presencia mundialista y sellaron el billete para Brasil 2014, con dos jornadas de antelación al cierre de la fase de clasificación en Europa, que ayer vivió su octava fecha.


Alemania, Suiza y Francia quedaron a un paso. Necesitan dos puntos para amarrar su estancia en Brasil. Al conjunto germano, que podía haber logrado el pase, le frenó la victoria de Suecia en Kazajistán. Francia, con Karim Benzema de suplente, se reencontró con el gol y remontó en Bielorrusia. Inglaterra dejó el pase en el aire al no pasar del empate en Ucrania.


La selección holandesa no desaprovechó el tropiezo de Rumania, que cayó por 0-2 ante Turquía, y selló su clasificación tras imponerse por 0-2 a Andorra, en un gris partido de los de Louis Van Gaal. Una discreta actuación de la que solo escapó el delantero del Manchester United, Robin Van Persie, autor de los dos tantos del conjunto holandés.


Italia, por su parte, logró su pase gracias a una remontada por 2 a 1 ante la República Checa, un combinado que, sin embargo, no se lo puso nada fácil a los “azzurri”.


Por primera vez en su historia, Italia se clasificó matemáticamente para un Mundial de fútbol con anticipación. Giorgio Chiellini y Mario Balotelli, de penalti, dieron la vuelta a la ventaja checa obtenida por Libor Kozak.


Entre tanto, Alemania derrotó a domicilio (0-3), sin problemas pero sin brillo, al modesto equipo de las Islas Feroe. Se arrimó a Brasil con los tantos de Per Mertesacker, Mesut Ozil, de penalti y Thomas Muller.


Solo una catástrofe en los dos últimos partidos podría quitarle a Alemania el pase directo al Mundial puesto que tiene una ventaja de cinco puntos sobre el segundo, Suecia, que ganó en Kazajistán con un gol de Zlatan Ibrahimovic.


En similar situación está Suiza, que aspira a asegurar en Brasil su tercer Mundial consecutivo después del de Alemania 2006, donde llegó a los octavos de final, y de Sudáfrica 2010, donde cayó en la primera fase pero fue el único combinado capaz de derrotar a España, campeona del mundo, después de batir a Noruega en Oslo gracias a dos goles del jugador del Basilea, Fabian Schar.