Mundo deportivo

Olympic joy for Tokyo
Alegría olímpica para Tokio
8 de Septiembre de 2013


La última gran decisión que se tomará en Buenos Aires el martes será la elección del nuevo presidente del COI. Los candidatos a suceder a Rogge son el alemán Tomas Bach, el singapurés Ser Miang Ng, el ucraniano Sergey Bubka...


Foto: EFE 

Será la segunda vez que los Juegos se organicen en la capital japonesa, que también fue sede de la edición de 1964. Japón ha organizado asimismo en dos ocasiones los Juegos de Invierno: en Saporo en 1972 y en Nagano en 1998.

EFE


Tokio ganó ayer la sede de los Juegos Olímpicos de 2020 a Estambul por 60 votos a 36.


En la primera ronda, Madrid y Estambul empataron a 26 votos, por 42 de Tokio; en el desempate para decidir la primera eliminada, Madrid cayó al quedarse en 45, por 49 de Estambul.


Tokio marchó por delante desde la primera votación y casi dobla a Estambul en la ronda definitiva. El resultado, 60-36, recuerda al de hace cuatro años, cuando Río de Janeiro derrotó a Madrid por 66-32.


Los 26 votos de Madrid es el resultado más pobre que obtiene la ciudad española en sus tres candidaturas consecutivas.


Tanto Madrid 2012 como Madrid 2016 obtuvieron un máximo de 32 votos.


 


Voluntad de recuperación


Tokio culminó ayer un periplo de más de dos años inicialmente marcado por la voluntad de recuperación del tsunami de 2011 y que a punto estuvo de quedar ensombrecido al final por las fugas radiactivas de Fukushima.


Pese a que tras el batacazo de 2016 el Gobierno de Tokio había insistido frecuentemente en su intención de optar a los de 2020, la elección, en julio de 2011, de la ciudad surcoreana de Pyeongchang para celebrar los Juegos de Invierno de 2018 hizo meditar seriamente a la capital nipona sobre si presentar o no su proyecto.


El 16 de julio de ese año, dos días después de que el presidente del COI, Jacques Rogge, visitara Tokio y asegurara que la elección de Pyeongchang no debilitaría las opciones de la ciudad nipona, se decidió anunciar oficialmente la candidatura.


El proyecto tokiota se publicitó entonces como una manera de reavivar la psique nacional tras el terremoto y el devastador tsunami que arrasaron el noreste del país en 2011, y de organizar pruebas deportivas dentro de los Juegos en dicha región para fortalecer su recuperación.


Bajo ese espíritu y con la “parada fría” de los accidentados reactores de Fukushima a la vuelta de la esquina, Tokio presentó el logo de la candidatura, un círculo de flores de cerezo en cinco colores el 30 de noviembre de aquel año. Luego demostró su fuerza y poder para levantarse y ayer recogió sus frutos al ser elegida como ciudad olímpica.



Programa olímpico

Después de que los miembros del COI eligieran ayer la ciudad sede de los Juegos de 2020, el organismo decidirá hoy cuál es el programa deportivo de esa edición.


Primero deben ratificar el núcleo de 25 deportes básicos, que serán fijos en todos los Juegos, y que forman atletismo, natación, piragüismo, ciclismo, hípica, gimnasia, voleibol, balonmano, tiro con arco, bádminton, baloncesto, boxeo, esgrima, fútbol, hockey, judo, pentatlón moderno, remo, vela, tiro, tenis, tenis de mesa, taekwondo, triatlón y halterofilia.


Hay que contar también para 2020 con el golf y el rugby a siete, que harán su debut en Río 2016 y que, al ser nuevos, tienen garantizadas dos ediciones.


La incógnita está en conocer qué deporte ocupará la plaza que queda libre -no pueden pasar de 28-: el béisbol/sóftbol, que ya fue olímpico y que ha desplegado una activa campaña a favor de su regreso; el squash, que debutaría; o la lucha, que ha sido olímpica desde 1896 y que la Ejecutiva del COI propuso el pasado febrero para su exclusión.