Economía

Oversupply of food due to end of the strike
Sobreoferta de alimentos por final del paro nacional
Autor: Duván Vásquez
6 de Septiembre de 2013


El levantamiento de los bloqueos en algunas regiones y el retorno del transporte de carga en el país han permitido el abastecimiento de los puntos de abasto en Antioquia.


Foto: Giuseppe Restrepo 

Los desbloqueos y retorno a actividades por parte de los camioneros permitieron el abastecimiento en la Central  Mayorista de Antioquia, con los productos que tenían represados en las carreteras. Pero aún no llegan los del sur del país.

El Gobierno Nacional y los representantes de los camioneros y transportadores de carga llegaron a un acuerdo con el que dieron fin a la inmovilización de los vehículos, que estuvieron paralizados desde el pasado 19 de agosto, cuando se dio inicio al paro nacional.


Al respecto, Cecilia Álvarez Correa, ministra de Transporte, resaltó la importancia de haber llegado a un acuerdo y aseguró que convocará a todos los implicados en la cadena de fletes para hacer un rastreo del problema que tienen los transportadores. “El objetivo es darles condiciones laborales dignas a los conductores. Algunos trabajan más de 18 horas y no son remunerados económicamente como debe ser”, agregó la alta funcionaria.


Los acuerdos dejaron satisfechos a los representantes de los camioneros. “Lo que se consiguió es supremamente importante, porque el Decreto 2092 se va a reformar y será de obligatorio cumplimiento”, manifestó Alejandra Vaquero, presidente de la Asociación de Transportadores de Carga (ATC).


Este acuerdo se refiere a que en una tabla dinámica de precios, se actualizará la tarifa de acuerdo con las variables, es decir, cantidad del recorrido, el peso de la carga, valor del combustible del momento, mantenimiento de los equipos, etc. Por eso, Vaquero explicó que “la idea es como un taxi, que tiene una tarifa mínima de $3.500 (Bogotá), pero por corto que sea el recorrido lo mínimo que se pagará es lo establecido”.


Los transportadores consiguieron también que se aportaran unos recursos para la comercialización y se incluyó la posibilidad de pasarlo a la banca comercial para tener los recursos disponibles. Asimismo, se empezará una mesa de trabajo para que se le dé ayudas financieras al sector y se acordó otros compromisos para la seguridad jurídica de los empleados en el transporte de carga.


Por otro lado, los camioneros no pudieron lograr el desmonte de $2.000 en el valor de los combustibles como lo estaban exigiendo, porque “ya está definido el presupuesto de la Nación, entonces el Gobierno informó que no hay manera de rebajar el precio” dijo la presidente de ATC, pero sí se alcanzó un acuerdo en la congelación del Acpm hasta diciembre, periodo en el que en un trabajo conjunto se modificará la fórmula para determinar el valor de los combustibles en el 2014.


Sin embargo, el Gobierno precisó que la congelación del precio solo será para el Acpm, pero no para los otros combustibles como la gasolina. Por eso, Federico Renjifo, ministro de Minas y Energía, indicó que “es sano mantener equilibrado hasta tres meses el precio del Acpm y estamos revisando toda la fórmula para ver cuál es el impacto de la volatilidad”.


La consecución de estas peticiones se unen a la eliminación de la póliza de chatarrización y a los recursos dispuestos para renovar el parque automotor, que ya había conferido hace un mes el Gobierno Nacional.


Un retorno no tan habitual


El Sistema de Información de Precios y Abastecimiento del Sector Agropecuario (Sipsa), del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, reportó que “en los principales mercados mayoristas del país se evidenció ayer un incremento en el abastecimiento de verduras, hortalizas, frutas y tubérculos”.


Así se notó en la Central Mayorista de Antioquia donde ingresaron 600 vehículos de carga en el día de ayer, equivalentes a las 4.800 toneladas que se esperaban habitualmente, según Danny Mariaca, vocero de ese punto de abastos.


Sin embargo, el retorno de los automotores con carga de alimentos y los desbloqueos en las vías del país, permitieron que llegaran los productos que estaban represados, ocasionando un alto abastecimiento que ha generado una sobreoferta.


“La semana pasada no me llegaba nada y eso subió el precio. Pero ahora me han llegado los quince bultos que esperé y el valor de la papa está bajando mucho”, aseguró José Eliécer Rivera, vendedor de papa en la Minorista.


Los alimentos han empezado a llegar en cantidad, porque retornó la movilización camionera. Antonio Vargas, transportador de papa, manifestó que “yo llegué a Medellín en doce horas desde Bogotá, porque ya no hay bloqueos y se reinició el trabajo a la normalidad”.


Ahora están llegando los alimentos que estaban represados y he tenido que vender muy barato, afirmó Norbey Carvajal, comerciante de la Central Mayorista de Antioquia, y agregó que “esto a nosotros no nos genera tantas pérdidas, pero a los campesinos sí porque ellos deben venderla  como pague la plaza”.


Por el contrario, don Jesús María Ruiz, vendedor de frutas, aseveró que sí puede haber pérdidas porque “en algunos productos hay mucho abastecimiento y eso puede llegar a perderse debido a que son perecederos o toca donarlos”.


Al respecto, Mariaca confirmó que sí hay una alta oferta de algunos productos y por eso la central de abastos espera que, debido a la reducción de los precios, haya alta demanda en los productos que van regresando del represamiento en las carreteras del país.



No van al pacto

A pesar de que el Gobierno Nacional anunció que este 12 de septiembre se reuniría con todos los actores del sector agropecuario en el Pacto Nacional para el Sector Agropecuario y el Desarrollo Rural, los miembros de la mesa de Dignidad Agropecuaria definieron que no participarán en esa invitación, porque los contenidos que se abordarán no se negociaron previamente y solo se conocen las propuestas de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC) que reiteran las políticas aperturistas, que los representantes campesinos no comparten.


Así lo definieron los campesinos de doce departamentos, en los que están los cafeteros de Antioquia, en una reunión del movimiento realizada en Tunja, Boyacá.


Por esa razón, Víctor Correa Vélez, vocero de la mesa de Dignidad Agropecuaria, explicó que “en el escenario local vamos a participar como Dignidad Cafetera (caso de campesinos de Antioquia), para conocer de primera mano qué es lo que está ocurriendo, pero en el ámbito nacional por ahora no lo vemos conveniente, porque lo ideal es que el Gobierno nos hubiera llamado antes de todo esto”. 


Además, en la conciliación estuvieron presentes los representantes del gremio camionero, quienes ya lograron un acuerdo con el Gobierno Nacional, pero que acompañarán a los campesinos en futuras movilizaciones para exigir reducciones al combustible.