Economía

Pact to tackle a debt with agricultural sector
Pacto para conjurar una deuda con el agro
Autor: Duván Vásquez
1 de Septiembre de 2013


Los inminentes atrasos en el sector agropecuario han llevado a que los campesinos protesten en la última década. Por esa razón el Gobierno busca salidas que conjuren el abandono.


Foto: Cortesía 

En el último informe trimestral del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) se registró una disminución de 2,2 % de ocupados en el sector agropecuario.

El Gobierno Nacional anunció que este próximo 12 de septiembre se realizará la primera reunión del Pacto Nacional para el Sector Agropecuario y Desarrollo Rural, que dará inicio a unas mesas de trabajo para transformar el territorio campesino del país.


Así lo explicó Juan Manuel Santos, presidente de Colombia, quien aseveró que “las decisiones que se tomen en esa reunión deben terminar en proyectos de ley, en decisiones de presupuesto y en todo lo que implica darle un vuelco a la política agraria del país”.


Esta es una noticia importante para el campo, ya que el atraso que tiene el sector agropecuario ha sido la causante de que el 15,5 % de las protestas en Colombia sean de los campesinos desde 1988 hasta 2012, debido a la falta de tierras, las violaciones de los derechos humanos, los daños ocasionados por actores del conflicto armado, como el desplazamiento forzado, o para pedir acceso a infraestructura y servicios públicos , como lo revela el estudio “Luchas sociales, derechos humanos y representación política del campesinado”, elaborado por el Centro de Investigación y Educación Popular (Cinep).


Asimismo, lo confirma Rafael Mejía, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC) y del Consejo Gremial Nacional, quien agregó que “si no existiera una visión de que hay un atraso y unos problemas, no estaríamos haciendo estas gestiones para el sector agropecuario y el desarrollo rural”.


El Pacto por el Agro es una propuesta del Gobierno que ha venido trabajando con los distintos gremios del sector agropecuario. Los temas que se han venido tratando y que se van exponer son “la regulación y la seguridad jurídica; los costos de producción en la productividad y competitividad; institucionalidad para el desarrollo del sector e investigación y asistencia pública”, explicó el presidente de la SAC.


El estudio del Cinep concluye que Colombia tiene una deuda histórica con el campesinado y en eso coincide José Ignacio Díez, profesor de Economía de la Universidad de Antioquia, quien señaló además que “todos los sectores en este país tienen un problema de atraso que no viene de gobiernos cercanos, sino desde más de medio siglo, cuando no se hicieron las reformas requeridas para el país. Siempre se toman medidas de corto plazo, que apagan incendios, pero no solucionan los problemas”.



Peticiones de hace décadas

El paro nacional agropecuario, que hoy inicia su día catorce, ha afectado la economía del país, debido a que el cese de actividades de los campesinos y el bloqueo de vías ha generado un progresivo desabastecimiento de alimentos en los puntos de abastos del país.


Por esa razón, el Gobierno ha adelantado negociaciones con los campesinos de algunas regiones, que han dado como resultado algunos desbloqueos de vías. Sin embargo, la protesta se mantiene porque aún no hay acuerdos ni soluciones al abandono del Estado al sector rural que ha habido en las dos últimas décadas.


“Las demandas que están exponiendo los campesinos en el paro son demandas que ya se habían expuesto anteriormente y hacen parte de la protesta social que han protagonizado en los últimos 25 años”, explicó Sergio Coronado, coordinador del equipo de tierras del Cinep, quien aseguró que hasta que no exista un reconocimiento real del campesinado, las protestas seguirán en el país.