Palabra y obra

Dago García and his “holiday cinema”
Dago García y su “cine de vacaciones”
Autor: Daniel Grajales
31 de Agosto de 2013


Darío Armando García Granados, mejor conocido como Dago García, es libretista, productor, director de cine, comunicador social y actualmente es el vicepresidente de producción Caracol Televisión.


Foto: Angela Patricia Zapata 

Dago García durante su entrevista con EL MUNDO.

Para Dago García el cine comercial y el cine de autor no son formas distintas de producir contenidos cinematográficos, según él, ambas formas de producción son comerciales en cuanto están enfocadas a conquistar un segmento específico del mercado.  


Una posición que el director de películas como “El carro”, “In fraganti”, “Mi gente linda, mi gente bella” y la saga “El paseo”, planteó en su visita por estos días a la capital antioqueña, con motivo de la versión once del Festival de Cine Colombiano de Medellín, donde presentó una ponencia académica en la que la temática planteada fue “Cine comercial vs cine de autor”.


A propósito de su participación en esta discusión académica, García habló con EL MUNDO:


-¿Por qué se interesó en hacer cine comercial y no cine de autor?


“Yo tengo bastante problema con esa diferenciación entre cine comercial y cine de autor porque creo que, dadas las condiciones en que se hace el cine hoy en día, todo el cine es comercial en el sentido en el que todo el cine tiene que entrar en un circuito de distribución y en un mercado. Todo aquel que quiera ver una película, la que sea, tiene que pagar por ello. Si de verdad existiera un cine no comercial sería un cine que se podría disfrutar de manera gratuita. 


Yo deliberadamente no me he propuesto hacer un cine comercial o no comercial, hago el cine que quiero hacer el cine que me llena como guionista y como director, y he tenido la fortuna de que a mucha gente le guste lo que lo hace un cine rentable”.


-Entonces, ¿cómo define usted el cine que hace?


“Estoy haciendo el cine que siempre había querido hacer, es un cine de comedia ligera, no es ni comedia popular ni comedia irónica, es un ‘cine de vacaciones’. 


Una propuesta fílmica que se acomoda muy bien a las temporadas vacacionales en las cuales la gente tiene un espíritu más relajado y está dispuesta a consumir este tipo de contenidos. Son comedias familiares, que no tienen restricciones de público, me cuido mucho de no alejar con mis contenidos a públicos que me interesan”.


-¿Cómo construye este tipo de historias?


“Yo creo que en cualquier autor el primer impulso es un impulso intimo que proviene de referentes de cosas que se ven de cosas que se viven. 


En mi caso, la mayoría de historias provienen de recuerdos familiares, no son películas autobiográficas, pero parten de esos impulsos. Trato de ser muy clásico en la construcción de los guiones ya que ese tipo de estructura garantiza el contacto con el publico, algo que para mi es muy importante. Trato que mis guiones respondan a esquemas claros de comunicación”.


-¿Cómo evalúa este momento del cine colombiano?


“Es un muy buen momento, creo que la ley del cine y las nuevas tecnologías han redundado en una especie de democratización del cine, hoy en día no es tan complicado hacer una película como hace quince o 20 años que era una quimera hacer una producción. Nunca en la historia de Colombia se habían hecho tantas películas, abordado temáticas tan diversas, ni tanta gente joven había hecho cine. Tres cosas que hablan de una buena salud de la cinematografía nacional”.


-¿Qué opina de la producción de películas sobre narcotráfico y violencia?


“Yo creo que estos temas son un lugar común con el que se quedo la reflexión y la crítica del cine, algo que no es realmente cierto con lo que esta sucediendo. Si uno mira hoy en día el espectro de las películas que se están haciendo se da cuenta que este tipo de películas casi que está desapareciendo. Están empezando a surgir miradas más intimas, menos obsesionadas con problemáticas de violencia y de miseria; se están ensayando géneros como la animación y el suspenso”. 


-¿En qué está trabajando en este momento?


“Lo que estoy haciendo ahora es apoyar otro tipo de películas que de pronto son más intimistas, centradas en una mirada particular. Hemos participado en varias películas como “Cazando luciérnagas” del director barranquillero Roberto Flores, “Locos” y “The rooling por Colombia” de Harold Trompetero, “Todos tus muertos” de Carlos Moreno” y estamos en pleno proceso de animación que esperamos tener en pantalla en noviembre del 2014. Estamos ampliando el espectro de nuestro trabajo y esperamos que la cosa funcione”.


-¿Esperaba que la saga “El paseo” tuviera tanto éxito?


“El paseo es muy parecida a otras de mis producciones como “El carro” que parte desde mis recuerdos de lo que se vivió, y yo creo que en éxitos de esa dimensión hay un componente de suerte que es realmente impredecible, cuando uno piensa que va a tener un éxito de este tipo lo que hace es estrellarse. Pensábamos que iba a ser una película normal y sobrepaso las expectativas”.


-¿Qué tiene para contarle de “El paseo 3” a los lectores de EL MUNDO?


“Lo vamos a estrenar el 25 de diciembre próximo, estamos en proceso de post producción. Es el paseo de regreso, ‘El paseo 1’ fue Bogotá - Cartagena, ‘El paseo 2’ las vacaciones en Cartagena, y ‘El paseo 3’ es el viaje de regreso a Bogotá, que siempre se piensa que es la parte aburrida, pero en este caso el papá dice que será un regreso diferente, como siempre metiéndose en miles de problemas y situaciones divertidas”.


-¿Cuál es el reto que tiene, a corto plazo, el cine colombiano?


“Tratar que esa proliferación de películas empiece a ser correspondiente con el aumento de la presencia del público en las salas, estamos produciendo más pero no estamos teniendo mayor taquilla. Puede ser un problema de distribución, comercialización, publicidad, entre otros procesos que creo que se debe ubicar y lograr conquistar al público”.


-¿En qué se diferencia su trabajo del de otros cineastas colombianos?


“No creo que haga nada diferente a los demás, pienso que me parezco a los demás en muchas cosas ya que quien se dedica a esto lo hace con pasión, con entrega, con intensidad. De pronto soy uno de los pocos que le ha apostado a la comedia familiar, la comedia blanca no es algo apetecido por los directores”.



La productora de Dago

Dago García Producciones es una productora de Cine y TV, radicada en Bogotá, que fue creada por Darío Armando García y Juan Carlos Vásquez en 1995.  


Es una empresa Colombiana que ha logrado desde 1999 producir y estrenar una película anualmente, logrando recuperar en cada una la totalidad de la inversión, consolidándose así en el mercado por realizar filmes de importante calidad técnica, enfocadas al género comedia y al público en general.


Como  productora ha logrado hacer varios largometrajes: “Posición viciada”, “La mujer del piso alto”, “Es mejor ser rico que pobre”, “La pena máxima”,  “Te busco”, “El carro”, “La esquina”, “Mi abuelo, mi papá y yo” y “Las cartas del Gordo”, entre otras.