Nacional

National strike, storm of disturbances and losses
Paro nacional, tormenta de disturbios y pérdidas
Autor: Sergio Alexander Zuluaga Díaz
30 de Agosto de 2013


Con disturbios y periodistas heridos terminó la marcha que en Medellín salió de la Universidad Nacional y allí regresó, luego de recorrer principales calles de la ciudad. Varias empresas permitieron la salida de sus empleados después del mediodía


Foto: EFE 

Estudiantes que marcharon en Bogotá se enfrentaron con los policías antidisturbios.

Después de varios días de una concentración en calma de miles de manifestantes que se encuentran apostados en la Unidad Deportiva de Barbosa, llegaron los disturbios al norte del Valle de Aburrá. Los hechos más recientes dejaron seis personas heridas, entre las que se encuentran tres policías, tres personas detenidas y daños en bienes públicos y privados.


Esta situación fue calificada por el general Yesid Vásquez Prada, director encargado de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional, como crítica, pues allí los manifestantes quemaron cuatro vehículos y destruyeron semáforos y las instalaciones de la empresa Kimberly, además, una tanqueta de la Policía fue impactada con arma de fuego. Hasta ayer, cerca de 400 manifestantes permanecían apostados en la vía y mantenían bloqueado el paso por ese sector.


La situación se agravó el miércoles en la noche, cuando algunos manifestantes salieron y lanzaron bombas molotov y piedras a los vehículos que pasaban por la vía de acceso a Barbosa y cerraron el paso, según explicó Édgar Augusto Gallego, secretario de Gobierno de Barbosa.


De acuerdo con el funcionario, el escuadrón antidisturbios de la Policía tuvo que intervenir. “Fue un enfrentamiento entre el Esmad y parte de los manifestantes. Que sepamos no hubo muertos, ni siquiera heridos. En el hospital se atendieron casos de afecciones por los gases que la Fuerza Pública activó”.   


Gallego reconoció que cuando iniciaron los disturbios, algunos manifestantes ni siquiera sabían lo que estaba pasando. “Ellos fueron los más sorprendidos con lo que sucedió”. 


Esta situación hizo que las autoridades locales tomaran varias medidas preventivas, como la limitación en el horario de establecimientos comerciales, la restricción de la presencia de menores de 18 años en las calles después de las 10:00 p.m. y la prohibición de la circulación de motos a partir de las 11:00 p.m. Además, por protección de los niños, ayer y hoy se suspendieron las actividades académicas.


Entre tanto, por medio de un comunicado, voceros de los manifestantes precisaron que a las 8:00 p.m. del 28 de agosto, la Fuerza Pública empezó a agredir con gases lacrimógenos el refugio humanitario de Barbosa, donde se encuentran concentradas más de 4.000 personas.


Sin transporte y sin clases 


Si bien desde hace tres días varios municipios del Oriente antioqueño han registrado bloqueo de vías y algunos enfrentamientos con la Fuerza Pública, las afectaciones más graves han sido por la suspensión de clases y el transporte público, y por el cierre del comercio. 


Según Mario León Morales, secretario de Gobierno de La Unión, uno de los municipios más afectados por el paro agropecuario, ayer se vivió una tensa calma, pues solo permanecía bloqueada la vía que comunica al municipio con Sonsón, Abejorral, Nariño y La Ceja. 


De resto, reportó que las clases en las instituciones fueron normalizadas, mientras que en la Alcaldía se seguía negociando con los representantes de los campesinos. 


Durante los tres días de manifestaciones, el secretario informó sobre la incineración de un vehículo de la empresa Colanta y la captura de seis personas, de las cuales cuatro son menores de edad, lo que corrobora la información entregada por el personero de La Unión, Andrés Felipe Arteaga, quien denunció que la mayoría de las personas que alteraron el orden público fueron menores de edad.   


Para  Adriana Gómez, secretaria de Gobierno de Marinilla, la situación más grave se registró el pasado sábado en la madrugada, cuando más de 200 personas bloquearon la entrada al municipio a la altura del sector de El Cordobés y se enfrentaron con la Fuerza Pública.


Sin embargo, reportó que entre la noche del jueves y la tarde de ayer fueron bloqueadas varias vías, incluyendo la entrada al municipio, lo que provocó la suspensión de las clases en siete instituciones urbanas y la parálisis del transporte hacia Medellín, a otros municipios y a las veredas. 


Además, el comercio tuvo que ser cerrado por varios disturbios que se trasladaron a la cabecera municipal.  


Agregó que como medida preventiva la Administración Municipal decretó la ley seca a partir de las 6:00 p.m. y el cierre de los establecimientos comerciales desde las 8:00 p.m., en el sector comprendido entre la Autopista y la entrada del municipio. 


Situación parecida se vivió en el municipio vecino de El Santuario, donde varias de las entradas al casco urbano fueron bloqueadas a la altura de la Autopista Medellín-Bogotá, por El Carmen de Viboral y por el lado de la vía que llega de Cocorná. Según el alcalde Juan Leonardo Zuluaga, la única vía de acceso al municipio que estuvo habilitada fue por la carretera que llega de El Peñol. 


El mandatario destacó que si bien no se registraron enfrentamientos con las autoridades, al menos 70 vehículos de transporte público que cubren la ruta El Santuario-Medellín, no prestaron sus servicios. Lo mismo ocurrió con el transporte hacia las veredas y los otros municipios del Oriente. 


“Esto ocasionó que miles de personas que trabajan por fuera del municipio, la mayoría en Medellín, no pudieran ir a trabajar. Además de eso las clases y las actividades agrícolas también se vieron afectadas”, manifestó Zuluaga.


Sobre el reporte que tienen las autoridades desde que iniciaron los bloqueos, el martes en la noche, el burgomaestre reportó seis personas capturadas y hasta el cierre de esta edición ninguna lesionada. 


Al cierre de esta edición, las autoridades reportaron enfrentamientos en varios sitios del municipio de Marinilla, donde las autoridades calificaron la situación como crítica.  



En Bogotá

Miles de estudiantes salieron ayer a las calles de Bogotá para apoyar la huelga del sector agropecuario y reclamar más inversiones en educación, durante la jornada de protesta convocada por diversas organizaciones sociales. 


Las marchas partieron de diferentes puntos de la ciudad para confluir en la Plaza de Bolívar, a donde también llegaron sindicalistas, trabajadores de la salud, del sector petrolero y camioneros, entre otros.


En las caminatas, varios centenares de universitarios, en su mayoría de la Universidad Pedagógica, la Nacional y el Servicio Nacional de Aprendizaje, Sena, gritaron consignas de apoyo a los campesinos y en contra del Gobierno. “Ahí están, esos son los que roban la nación”, coreaban los manifestantes frente a los bancos, seguidos a prudente distancia por una treintena de agentes del Esmad de la Policía.


Según indicó el general Yesid Vásquez Prada, director encargado de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional, durante el recorrido varios encapuchados destruyeron locales comerciales y pintaron las paredes, mientras que a la llegada a la Plaza de  Bolívar se presentaron fuertes enfrentamientos entre las autoridades y cientos de encapuchados.  


Por estos hechos, indicó el general Vásquez Prada, hay diez personas capturadas. 


En el resto del país, señaló que se cumplieron 48 movilizaciones, la mayoría con un comportamiento ejemplarizante, menos en el municipio de Soacha donde se decretó el toque de queda por los enfrentamientos con la Fuerza Pública. 


Finalmente, expresó que durante los once días de paro se han capturado más de 550 personas y más de 230 policías han resultado heridos. 


Al cierre de esta edición, las autoridades reportaron el cierre de la vía entre Barranquilla y Cartagena por disturbios entre estudiantes de la Universidad del Atlántico y las autoridades.




Recompensa

Entre cien mil y un millón de pesos oscila la recompensa que ofrecen las autoridades para las personas que entreguen información valiosa, material fotográfico o en video, que permita identificar personas que alteren el orden público. 


Para esto la Policía ha dispuesto del correo electrónico soyveedorciudadano@correo.policia.gov.co.