Mundo deportivo

“Ronda” (tour) without “Cheetahs”
Ronda sin “Guepardos”
30 de Agosto de 2013


Con un trazado de 195.5 kilómetros entre las localidades de Almendralejo y Mairena de Aljafare se disputará hoy la séptima etapa de la Vuelta a España.


EFE


No hay esprínteres natos en la ronda española 2013, eso hace imprevisible resolver etapas llanas como la de ayer, entre Guijuelo y Cáceres, hechas para esos hombres bala que a falta de un kilómetro afilan sus garras, como guepardos, para llevarse la gloria tras una jornada concentrada en un vértigo final y que ayer tuvo el ingrediente de la épica, en la que se coronó ganador el danés Michael Morkov y los colombianos no finalizaron en los primeros lugares, pero sí con tiempos similares a los de los protagonistas de la jornada. 


Que no haya llegadores puros hace que pueda haber más escapadas, pero el pelotón no consiente fácilmente las fugas hasta la línea de meta, como se demostró ayer con la del alemán Tony Martin, doble campeón mundial contrarreloj, quien salió disparado nada más bajarse la bandera de salida.


Nadie le pudo contestar en ese momento, pero su escapada, en apariencia, estaba “condenada” de antemano. Parecía una bendita locura, un entrenamiento de calidad para el Mundial, pero demostró que quería ganar y solo fue neutralizado a falta de veinte metros para la última pancarta. Una crueldad.


Importantes ausencias 


Y es que sin “Guepardos”, siempre habrá velocistas o corredores más rápidos que el resto para apañar un esprint aunque no sea entre los mejores del mundo en esta especialidad.


En los últimos años, con el volantazo de la organización de la Vuelta hacia los recorridos montañosos, los esprínteres más importantes del pelotón internacional han decidido no venir a la ronda española.


Aquí solamente hay ciclistas rápidos, no llegadores natos. De ese perfil están el holandés Theo Bos, el estadounidense Tyler Farrar, el noruego Edvald Boasson Hagen, el australiano Leigh Howard, el belga Gianni Meersman, el neozelandés Greg Henderson y el alemán Nikias Arndt.


Como revelación cabe citar al corredor argentino Maximiliano Richeze (Lampre), segundo el miércoles y ayer, pero ninguno de ellos es ni parecido a John Degenkolg, quien ganó cinco etapas en la Vuelta a España 2012 y que este año no vino.


Tampoco está José Joaquín Rojas (Movistar), la carta española entre los “Guepardos” junto a Koldo Fernández de Larrea (retirado en la primera etapa), otra ausencia notable es la de Marc Cavendish (Omega Pharma). 


El estadounidense Tyler Farrar tiene un currículo notable y sí está en esta Vuelta, pero no ha cotizado al alza en las últimas grandes citas. En el año 2010 despegó con ocho victorias, entonces era un esprínter de extraordinaria fortaleza, incluso capaz de soportar dureza al final del recorrido, lo que le permitía eliminar a otros hombres rápidos, pero solo la tenacidad y pujanza volverán a traerlo al ruedo. 


Ayer ganó al esprint el corredor australiano Michael Matthews (foto) y dijo que era el triunfo “más importante” de su carrera. Lógico, tiene 22 años y aún no ha acumulado bagaje. A tal punto, que agradeció la confianza de su equipo en alguien tan bisoño en una carrera a la que le faltan “Guepardos”.