Nacional

Government defines exits for the national strike
Gobierno fija salidas al paro nacional
Autor: Duván Vásquez
29 de Agosto de 2013


Las infructíferas negociaciones entre el Gobierno y los campesinos motivaron a otros movimientos y centrales sindicales a adherirse al paro nacional como apoyo a los manifestantes del sector agropecuario.


Foto: EFE 

Miles de campesinos se han unido a las protestas con bloqueos en las principales vías del país.

El Ministerio de Hacienda y Crédito Público presentó ayer una lista de medidas propuestas al sector agropecuario, que buscan cumplir las peticiones de las protestas campesinas y establecer un acuerdo que dé fin al paro nacional que hoy inicia en su décimo primer día.


Mauricio Cárdenas Santamaría, jefe de la cartera de Hacienda, anunció que las propuestas son enfocadas a la eliminación de aranceles para fertilizantes, refinanciación de créditos y la imposición de salvaguardas a algunos productos agropecuarios importados para proteger la producción nacional.


A pesar de que el Estado no está de acuerdo con los métodos de los campesinos para hacer sus peticiones, sí admite que ha habido incumplimientos. Por esa razón, Angelino Garzón, vicepresidente de Colombia, manifestó que “el Gobierno no ha negado que hay un conflicto en el sector agrario colombiano y que las peticiones de los campesinos e indígenas son justas. Pero hay que destacar que el presidente Santos tiene una voluntad política en el diálogo social”.


Sin embargo, las centrales obreras del país y cafeteros antioqueños definieron una  hoja de ruta para sumarse a las protestas campesinas del paro nacional agropecuario.


Por esa razón, la Unión Sindical Obrera terminó, hoy a las cinco de la mañana, el cese de actividades por 24 horas que había decretado para los empleados de la producción petrolera. Pero ellos se juntarán a la movilización convocada en Bogotá por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT).


La federación de profesores también se juntará con la Mane (Mesa Amplia Nacional Estudiantil) para marchar hasta la Plaza de Bolívar en la capital de la república. “Compartimos las motivaciones de los campesinos para protestar, como son la exigencia  de derechos, reclamo por vías de acceso y el cumplimiento de acuerdos por parte del Gobierno”, explicó Luis Grúe, presidente de la Federación Nacional de Trabajadores de la Educación (Fecode).


Asimismo, los caficultores antioqueños se sumarán a la protesta con una concentración indefinida desde mañana en un campamento ubicado en los alrededores de Ebéjico, en la vía a Urabá. Además se realizarán movilizaciones por el sector durante los días que pasen allí. “Esto se hará con pequeñas delegaciones de los distintos municipios, porque los líderes municipales se llegaron a sentir traidores al sector agropecuario, debido a que todo el país se estaba manifestando, pero aquí estábamos quietos”.


Los cafeteros reiteraron que habrá rotaciones de los acampadores para que no se pierda el café, pero estarán allí hasta que se llegue a unos verdaderos acuerdos con el Gobierno Nacional, con el que también se reunirán mañana a través del Ministerio de Agricultura en Bogotá.


Vuelco de la institucionalidad


La Sociedad de Agricultores de Colombia, a través de su presidente Rafael Mejía, ya le ha reiterado al Gobierno su preocupación por lo que vive el sector agrícola en Colombia y el bajo presupuesto que se ha destinado para su desarrollo.


A este reclamo se le suma el de la Federación Nacional de Ganaderos (Fedegán) que, a pesar de que no apoya los actos violentos, sí coincide con las peticiones y las protestas de los productores. “No es justo que un litro de leche se lo compre a un productor en $700 y el consumidor final pague $2.700. La estructura de costos de producción está totalmente desbordada. Aquí se van a quebrar 300.000 productores en los próximos años y el Gobierno no hace absolutamente nada para evitarlo”, agregó José Félix Lafaurie, presidente de Fedegán. 



Represados por el paro

La Alcaldía de La Unión reportó que ayer hubo una alta cantidad de alimentos represados que no pudieron ser transportados a la ciudad de Medellín, debido a los bloqueos que se presentan en la vía del Oriente.


Mario León Morales, secretario de Gobierno de La Unión, declaró que “225.000 litros de leche y 80 toneladas de moras y fresas están represadas en la localidad desde los últimos dos días”.


Además, el funcionario aclaró que no está saliendo ninguno de los alimentos que produce el municipio, que llevan como destinos los puntos de abastecimiento del departamento. La Administración local espera la intervención de la Fuerza Pública para finalizar con el represamiento en esa región.