Mundo deportivo

Matthews, the fastest
Matthews, el más veloz
29 de Agosto de 2013


Un total de 175 kilómetros tendrán que recorrer hoy los ciclistas en la sexta etapa de la Vuelta a España entre Guijuelo y Cáceres. Jornada propicia para los velocistas.


Foto: EFE 

Este año Matthews conquistó dos etapas en el Tour de Utah y ganó la medalla de plata en el Campeonato de Australia en Ruta.

EFE


El australiano Michael Matthews, del Orica GreenEdge, ganó ayer la quinta etapa de la Vuelta a España disputada entre Sober y Lago de Sanabria, de 174,3 kilómetros, en la que el italiano Vincenzo Nibali (Astana) mantuvo el jersey rojo de líder y el colombiano Rigoberto Urán continuó en el séptimo puesto de la general.


Matthews levantó los brazos con un tiempo de 4 horas, 28 minutos y 22 segundos, dando tiempo al pelotón principal en el que llegaron todos los favoritos de la carrera.


El perfil de la etapa era muy parecido al de los dos últimos días, pese a que la Vuelta cambiaba de comunidad y se adentraba en Castilla y León por el noroeste, justo en ese momento aparecieron las primeras gotas de lluvia desde que empezó la Vuelta aunque no dificultaron a los corredores porque el sol se abrió paso enseguida, camino ya de Puebla de Sanabria.


La jornada estuvo marcada por la escapada de inicio de cinco corredores: el español Antonio Piedra (Caja Rural), el francés Nicolas Edet (Cofidis), el belga Jurgen Van de Walle (Lotto), el francés Arnaud Courteille (Francaise) y el colombiano Winner Anacona (Lampre Mérida).


El pelotón mantuvo la fuga muy controlada en todo momento y decidió echarla abajo a falta de nueve kilómetros de meta, poco antes el corredor francés Arnaud Courteille saltó de la escapada y se marchó solo.


Van de Walle quiso reaccionar y, si bien no fue capaz de cogerle en un principio, al final sí se unió al corredor de Francaise del Jeux y trabajaron juntos en la estrecha carretera de acceso al Lago de Sanabria, llena de curvas pero sin “picar” en exceso hacia arriba.


Sin embargo, el gran grupo dictó su ley implacable y engulló a los dos fugados para llegar a los últimos tres kilómetros compacto y comandado por los corredores del Argos-Shimano y del Orica GreenEdge.


Saltaron Pablo Urtasun y el campeón del mundo, Philippe Gilbert en los últimos metros, pero Matthews, uno de los pocos esprinteres en el pelotón de esta Vuelta fue el más veloz para alzarse con el triunfo seguido de Maximiliano Ariel Richeze (Lampre-Merida), segundo, y Gianni Meersman (Omega-Pharma).