Nacional

The strike was felt in Antioquia
El paro se sintió en Antioquia
29 de Agosto de 2013


En la noche del martes varios manifestantes quemaron materiales sobre la Autopista Medellín-Bogotá, a la altura del municipio de El Santuario.


Foto: Angela Patricia Zapata 

Durante más de tres horas al menos 20 encapuchados se enfrentaron con el Esmad en la Universidad de Antioquia. 

Nunca antes desde que se inició el paro agrario nacional el departamento de Antioquia se había visto tan afectado por las manifestaciones. 


Así ha quedado evidenciado en los últimos dos días tras los disturbios registrados especialmente en el municipio de La Unión, Oriente antioqueño, donde las autoridades municipales calificaron la situación de más que preocupante. 


Y es que el panorama pasó de claro a oscuro con la llegada de la noche del martes, cuando algunos manifestantes se enfrentaron al Esmad a la salida  de este municipio. 


Ayer, el comercio estuvo cerrado, no se dictaron clases en las instituciones educativas, incluso se suspendieron en la seccional de la U. de A. del Oriente, y el municipio se encuentra incomunicado con Sonsón, Nariño, Argelia, La Ceja y Abejorral.  


Según indicó el secretario de Gobierno de La Unión, Mario León Morales, las autoridades están estudiando la posibilidad de decretar el toque de queda y la ley seca si no se normaliza el orden público. 


“Poco a poco vamos a tratar de que se restablezca el orden para garantizar la seguridad de los habitantes del municipio”, informó el secretario. 


Sobre los hechos más graves, señaló que un vehículo de la empresa Colanta fue incinerado en el kilómetro tres de la vía a Sonsón. 


“Hasta el momento tenemos un reporte de seis personas capturadas, de las cuales cuatro son menores de edad que ya se encuentran en una correccional de Rionegro, y hay un caso de un herido que fue atendido en el hospital por contusiones”, afirmó Morales. 


Además, a través de su cuenta de Twitter el Devimed reportó en las horas de la tarde de ayer el bloqueo en la Autopista Medellín-Bogotá a la altura del Hipódromo, entre los municipios de Guarne y Rionegro, y de otro sector de esta importante carretera en Marinilla. 


Campos de batalla 


Otro de los hechos graves, más allá del bloqueo de las vías en al menos cuatro departamentos, se vivió en varias universidades del país, especialmente en la Distrital, en Bogotá, y en la de Antioquia, en Medellín.  


En la Universidad de Antioquia, un grupo de al menos 20 encapuchados se tomó las instalaciones del claustro, lo que motivó a las directivas de la institución la evacuación del personal administrativo, los docentes y estudiantes. 


Según manifestó el secretario General de la U. de A., Luquegi Gil Neira, después de la 1:00 p.m. un grupo de encapuchados repartió volantes en apoyo al paro agrario y en los que reprochaban la actitud pasiva de la comunidad estudiantil por lo que está sucediendo en el país. 


Agregó que antes de las 5:00 p.m. se normalizó la situación, con un saldo de una persona herida por un objeto contundente y daños menores en las instalaciones, como el de una máquina de dulces. 


Mientras que en la Universidad Distrital se registró un enfrentamiento entre estudiantes y el Esmad, que dejó al menos once personas lesionadas, de las cuales tres presentaban contusiones de gravedad. 


Debido a la situación tan compleja que se vivió ayer en la capital del país y a las marchas programadas para hoy, las autoridades determinaron la suspensión de clases de universidades y colegios públicos para hoy. 



Puntos críticos

Los incidentes más serios se registraron en la carretera que comunica a Bogotá con el municipio de La Calera, donde policías se enfrentaron con manifestantes que en la madrugada de ayer interrumpieron la circulación por esa vía, lo que impidió a miles de personas llegar hasta sus lugares de trabajo o estudio en la capital del país. Unos 300 manifestantes de La Calera, a los que se han unido algunos de la población de Sopó, en la misma área, se apoderaron de varios camiones cargados con papa que se dirigían a los mercados de Bogotá, los atravesaron en la carretera y les pincharon los neumáticos, lo que obligó a la intervención policial.


Según el alcalde de La Calera, Álvaro Vanegas, los manifestantes continúan bloqueando la vía y tienen la intención de marchar junto con los de Sopó hacia Bogotá.


Entre tanto, en Facatativá, municipio a unos 60 kilómetros de Bogotá, las autoridades levantaron ayer el toque de queda impuesto anoche como consecuencia de los disturbios protagonizados en ese municipio por grupos que supuestamente apoyan la huelga. Los manifestantes destruyeron parte de la Alcaldía Municipal y varios locales comerciales, saquearon un supermercado y se enfrentaron con la Policía.




Retornaron

Más de medio centenar de ecuatorianos, que se encontraban atrapados por el paro agrícola en Colombia, pudieron retornar a su país gracias a una operación de cooperación entre los gobiernos de las dos partes, informó ayer la Cancillería en Quito. El vicecanciller ecuatoriano Marco Albuja y el viceministro de Defensa, Carlos Larrea, informaron en una rueda de prensa que 36 compatriotas llegaron ayer a Quito en un avión de las Fuerzas Armadas, provenientes de Pasto, cercana a la frontera con Ecuador.