Economía

Apartadó gains strength as development hub
Apartadó se consolida como polo de desarrollo
Autor: Angela María Agudelo Restrepo
25 de Agosto de 2013


La perspectiva de una mejor comunicación por vía terrestre entre Medellín y el Golfo de Urabá hace que este municipio crezca en su oferta comercial, de servicios e institucional.


Foto: Giuseppe Restrepo 

Apartadó viene constituyéndose como una ciudad intermedia, con potencial de crecimiento, y a eso le apuestan los inversionistas de los nuevos proyectos. 

Con nuevos proyectos de vivienda y de desarrollo comercial, Apartadó continúa fortaleciendo su oferta comercial, de servicios e institucional, como eje central del Urabá antioqueño.


La semana pasada radicaron documentos para el trámite de licencia definitiva dos proyectos de centros comerciales, uno de ampliación y otro para la construcción de uno nuevo.


Por su parte, las cajas de compensación Comfenalco y Comfama avanzan en proyectos de construcción de 2.000 y 3.000 unidades de vivienda, en tanto que la Cooperativa Financiera Confiar desarrolla un proyecto para 240 más.


A esto se agrega el posicionamiento de la ciudad como centro universitario, con la presencia de las universidades Cooperativa, Luis Amigó y Politécnico Jaime Isaza Cadavid, además de la Fesu (Fundación de Estudios Superiores de Urabá), conocida como la universidad de la región.


La Universidad de Antioquia ya inició la construcción de su sede principal en este municipio, para su integración con las ya existentes Facultad de Ciencias del Mar, en Turbo, y Facultad Agropecuaria de Tunelapa, en Carepa. 


El secretario de Planeación de Apartadó, Gustavo Medina, indicó que también está proyectada la Universidad Uniminuto y que ya se adelantan gestiones para la llegada de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia.


“Somos especiales”


Los municipios del Urabá antioqueño son especiales, en opinión de Diana Cardona, funcionaria de la Alcaldía de Apartadó, pues no tienen, como los otros del departamento, un parque central y su iglesia a la entrada. “Estos municipios son diferentes y eso es lo que nos hace ser especiales”, afirmó.


Se agrega que es una sola vía la que atraviesa a los municipios del Eje Bananero y que, por lo mismo, permite una mayor movilidad en la región.


De ahí que un comerciante en Apartadó pueda pensar en clientes no solo provenientes del mismo municipio sino también de Carepa, que está a 20 minutos, Chigorodó (a cinco) o Turbo (a 20 minutos), pues hay una vía que permite esa movilidad entre los municipios, explicó Medina.


Precisamente la vía entre Medellín y Urabá se espera que esté toda pavimentada a diciembre del año entrante. “Ya la Gobernación de Antioquia confirmó ese plazo para hacer la reposición actual, que es lo que la comunidad está pidiendo. Por ahora no hablamos de ampliación”, informó el funcionario.


Tanto este tema como el del futuro puerto y la zona industrial portuaria entre Turbo y Necoclí, las Autopistas para la Prosperidad y la Transversal de las Américas, agregan dinamismo al desarrollo de Apartadó, que dado su crecimiento demográfico, se vuelve más atractivo para las decisiones de inversión. 


“Se habla de ampliaciones y túneles en las Autopistas para la Prosperidad que podrían reducir el recorrido en alrededor de 46 kilómetros, desde el Túnel de Occidente hasta El Tigre, que es por el municipio de Chigorodó”, agregó Medina.


“El tramo Santa Fe de Antioquia-Urabá de Autopistas para la Prosperidad, dejará a Medellín a solo cuatro horas del mar”, destacó Gonzalo Ramírez, gerente de Ventas del proyecto Centro Comercial Nuestro Urabá.


Por su parte, el secretario de Planeación precisó respecto a la Transversal de las Américas, que “en el municipio tenemos una discusión para que por Apartadó se pueda incluir una variante, que le dé la vueltecita al pueblo, aunque inicialmente la concesionaria no la contempló. La troncal pasa hoy por una vía principal y nos imaginamos que sería más complejo hablar ya de doble calzada, por la velocidad y el tráfico”.


Inversiones 


por $57.000 millones


En el cuarto trimestre del año 2014 estaría funcionando la primera etapa de lo que se proyecta será el centro comercial más grande de la región, Nuestro Urabá. Ocupará un área de 71.000 metros cuadrados y tendrá en su primera etapa una inversión de $57.000 millones.


Tanto este proyecto como el de ampliación del centro comercial Plaza del Río tienen financiado más del 80 %, gracias al mismo porcentaje de venta. “Entonces son locales que prácticamente entrarían en funcionamiento de inmediato”, informó Gustavo Medina.


Indicó que para el centro comercial Nuestro Urabá, “ya se están haciendo movimientos de tierra. Ya se les aprobó y están avanzando”.


Sus promotores prevén mayores desplazamientos de personas de todo el país hacia la zona, en virtud de su acelerado crecimiento por el impacto de proyectos como el Puerto de Urabá, la zona franca, la construcción de las conexiones viales, la consolidación del sector agroindustrial en banano, piña y palma, así como las reservas de carbón que le abren camino al sector minero.


La primera etapa contará con 83 locales comerciales. Su construcción generará 300 empleos directos, mientras que en su operación se espera colocar directamente a 250 personas de la ciudad, informó Carlos Fernando Hurtado, gerente del proyecto.


“Se ha tenido una gran aceptación e interés por parte de empresas y comerciantes en todo el país”, precisó el directivo, al destacar la ubicación del proyecto sobre la carrera 100, eje vial de la región, al frente de donde quedará la sede principal de la Universidad de Antioquia.


Entre tanto, el centro comercial Plaza del Río será estructurado hacia arriba, en una menor superficie. “Pidieron licencia para siete niveles, pero van a proyectar cuatro por ahora”, dijo Gustavo Medina.


Agregó que, aunque tiene el nombre de centro comercial, no es cerrado, con urbanismo, y en él funcionan el Éxito y entidades bancarias en su mayoría. 



Informalidad comercial

Por ser referente de los otros municipios, a Apartadó llega mucho comercio, tanto formal como informal, informó Gustavo Medina, y agregó que “estamos tomando las medidas para que en su gran mayoría podamos transformar ese comercio informal en comercio formal”.


Un censo realizado en 2010 contabilizó 251 venteros estacionarios y 44 vendedores ambulantes en puntos críticos del municipio, como la carrera 100, vía principal, la carrera 102, vía a la Emma, la calle 100 barrio 1º de Mayo (puente colgante), el parque La Martina y la avenida Alfonso López.


Según el funcionario, por su dinámica en cuanto al crecimiento al municipio le ha tocado fortalecerse mucho en el tema de ordenamiento, “faltándonos mucho lógicamente”.


Recordó la invasión del barrio Chinita, con más de 32.000 habitantes, que generó todo un desafío para las administraciones municipales en tratar de regular la oferta de servicios que exige una población tan numerosa.




Infraestructura y edificaciones

La Gobernación de Antioquia anunció inversiones para el Urabá a 2015 por $4 billones, que incluyen la construcción de la Zona Industrial Portuaria, entre los municipios de Turbo y Necoclí y en la que podrán atracar los buques provenientes de Panamá, con cargas de entre 6.000 y 10.000 contenedores cada uno.


El Puerto Granelero en Nueva Colonia, con una inversión estimada de US$140 millones, es una iniciativa privada promovida por el sector bananero, según Gonzalo Ramírez, gerente de Ventas del proyecto Centro Comercial Nuestro Urabá. Destacó que tendrá una capacidad de dos millones de toneladas anuales, adicionales a los dos millones que hoy mueve el puerto bananero.


Agregó que la iniciativa de la Transversal de las Américas tendrá una inyección de recursos por $500.000 millones y estará lista en dos años. Entre las edificaciones proyectadas en Apartadó, resaltó la sede de la Universidad de Antioquia, el Edificio Inteligente de Empresas Públicas de Medellín y la Clínica Comfama.