Economía

Arroceros preocupados por efectos negativos del paro agrario
23 de Agosto de 2013


Los arroceros del Meta, Casanare y Arauca expresaron su preocupación por efectos negativos causados por el paro nacional agrario. Esos departamentos basan sus economías en gran porcentaje en la producción del cereal.


EFE


Los arroceros de tres departamentos del país manifestaron hoy su preocupación por los efectos negativos causados por el paro nacional agrario al no poder llevar el producto a los mercados nacionales, informó el gremio.


La Federación Nacional de Arroceros, Fedearroz, señaló que los efectos del paro se están sintiendo en los departamentos del Meta, Casanare y Arauca cuyas economías dependen en un alto porcentaje del arroz.


Según el gremio, los productores de este cereal sufren por las limitaciones ocasionadas al transporte de la cosecha, así como por la reducción en el aprovisionamiento de combustible para la operación de la maquinaria y molinos.


Datos de Fedearroz indican que en la región de los Llanos Orientales se inició en julio pasado la recolección de una cosecha estimada en 800.000 toneladas y faltan por recolectar unas 500.000 toneladas.


La cosecha requiere que diariamente se movilicen unas ocho mil toneladas de arroz, de las cuales cuatro mil deben salir diariamente hacia el interior del país.


De no poderse transportar este volumen, se copa la capacidad de almacenamiento, generando millonarias pérdidas con graves perjuicios no solo a los productores, los molinos, sino toda la economía de los tres departamentos.


Rafael Hernández Lozano, gerente de Fedearroz, solicitó la intervención de los ministros del Interior, Defensa, Transporte y Agricultura, para que se tomen medidas urgentes con el fin de garantizar el traslado de la cosecha hasta los centros de acopio, así como la distribución a otras regiones del país como el Tolima.


Esta huelga fue convocada por el movimiento Dignidad Cafetera para reclamar más ayudas del Gobierno, pero a ella se han sumado otros sectores del campo que protestan por los altos costes de producción, las importaciones de productos agrícolas y el contrabando.


Estas protestas han cobrado ya tres vidas en incidentes relacionados con los bloqueos de carreteras sin que se vislumbre un acuerdo entre el Gobierno y los manifestantes cuando hoy se cumplen cinco días de protestas.


El Gobierno ha rechazado la posibilidad de formar una gran mesa de diálogo nacional con los huelguistas y ha reiterado que sólo conversará con cada sector por separado, siempre y cuando levanten los bloqueos y no haya más alteraciones del orden público.