Economía

Cellular telephony infrastructure returns to the State
Infraestructura de telefonía celular vuelve al Estado
Autor: Angela María Agudelo Restrepo
24 de Agosto de 2013


La reversión de las concesiones de telefonía celular para Movistar y Claro implicará que estas dos operadoras devuelvan al Estado toda la infraestructura en la que han invertido para la prestación del servicio


Foto: Giuseppe Restrepo 

La telefonía celular es un servicio público, así no sea domiciliario, recordó el senador Eugenio Prieto.

La figura de la reversión establecida en la Ley 37 de 1993 es vigente para las empresas operadoras de telefonía celular Movistar y Claro (antes Comcel), que deberán devolver al Estado, una vez terminen su concesión en marzo próximo, toda la infraestructura en la que invirtieron para la prestación del servicio.


Un fallo de la Corte Constitucional declaró exequibles las leyes 422 de 1998 y 1341 de 2009 hacia adelante, significando, según el senador Eugenio Prieto Soto, que las concesiones otorgadas después de estas dos últimas leyes, se hicieron con la claridad de que no llevaban implícita la figura de la reversión. “Lo importante es que hacia atrás sí”, dijo. 


El dirigente precisó que gracias a estas dos últimas leyes, los escenarios financieros que se construyen para la tarifa que se le va a cobrar al usuario no llevan implícito esa infraestructura porque esta siempre pertenecerá al prestador del servicio o al operador.


Incluido en la tarifa


Cosa diferente sucedía con la Ley 37 de 1993, pues según esta norma, quienes montaban el servicio de telefonía móvil celular en Colombia cobraban las tarifas de acuerdo con unos escenarios financieros construidos, que incluían el costo de la operación de la prestación del servicio, la rentabilidad esperada y la infraestructura que debía irse librando.


“Esa era nuestra pelea, de que hacia atrás estábamos seguros de que aplicaba la figura de la reversión, como estaba contemplado en esos contratos y en la propia Ley 80 y lo que la Corte nos está dando es la razón”, agregó el senador.


La decisión del ente jurisdiccional, en opinión de Prieto Soto, “es muy importante para los ciudadanos, porque al final la Corte les está diciendo que esa infraestructura es de los usuarios que la pagaron. Eso es un reconocimiento muy importante y no es cualquier valor. Pueden ser $10 billones, haciendo un cálculo a rajatabla”.


Con respecto a la vigencia actual de la Ley 422, que estableció que la infraestructura no se revierte, Eugenio Prieto destacó que al ser esta del propio operador o prestador del servicio, ya no se da la necesidad de cargarle al usuario esa inversión.


Inversiones cuantiosas


Las inversiones en telecomunicaciones son muy cuantiosas, dada la forma vertiginosa como cambian las tecnologías de la información y las comunicaciones. De ahí la tesis de que esta figura no debe aplicarse a este sector.


“Las empresas tienen cada día que estar invirtiendo más en esa infraestructura. Entonces dicen que a los tres años ya muchas de esas infraestructuras son obsoletas. Cosa diferente ocurre cuando uno construye una pista para un aeropuerto, que te queda ahí quince, 20 o 40 años”, explicó el senador.


No obstante, aclaró que como en cualquier otra concesión de servicio público, lo más importante es la prestación de un mejor servicio a los usuarios, que quieren recibirlo cada vez de más calidad, con tarifas más bajas y obviamente con la mayor cobertura posible.


“Nosotros creemos que se hace justicia por parte de la Corte Constitucional y que esta decisión le permitirá al Gobierno Nacional tener una mayor capacidad de negociación frente a lo que se viene el 28 de marzo, la cual esperamos esté bien asumida, fundamentalmente, en lo que representan los usuarios de la telefonía móvil celular, que ya va por 50 millones de líneas celulares”, concluyó.


Posición de la Contraloría


La Contraloría General de la República había advertido que si se limitaba la reversión de las concesiones en comunicaciones a la simple devolución del espectro, se podría perder el efecto práctico de la reversión y se ponían en riesgo los activos de las concesiones en otros sectores.


“Cuando el Estado entrega una concesión para la explotación del negocio por un particular, los activos de esa concesión son del Estado. Un particular, en desarrollo de una concesión, puede construir o reconstruir un aeropuerto para explotarlo comercialmente durante un periodo de tiempo, pero cuando termina la concesión, la reversión incluye los activos de la misma”, dijo Sandra Morelli, contralora General.


La entidad había anticipado que si desaparecía la reversión como elemento esencial del contrato de concesión, “el país dejaría de recibir en distintos sectores cuantiosos recursos, que se encuentran representados en esos contratos de concesión en infraestructura aeroportuaria, vial y ferroviaria, lo mismo que en el sector minero y de hidrocarburos”.


Agregó que en esas concesiones lo más probable es que la reversión fuera la consecuencia de lo que venía pagando el usuario por el respectivo servicio. Es decir, que si estaba previsto que los particulares se quedasen con los bienes y la infraestructura, afectos a las concesiones, pues se les hubiera pagado menos.



En tiempos diferentes

La reversión que aplica para Movistar y Claro se debe a que estas empresas hicieron contrato con el Estado en 1994, bajo el cual se montaron las tarifas con escenario financiero de figura de reversión.


Tigo (hoy Colombia Móvil) entró al mercado en 2003, cuando ya estaba en vigencia la Ley 422 de 1998. “Cuando ellos se sientan a negociar la licitación, esta se hace bajo la claridad de que no hay reversión, por lo que ellos montan un escenario financiero sobre otras tarifas diferentes, que no incluyen el pago por la inversión en infraestructura”, explicó el senador Eugenio Prieto Soto.


No obstante, destacó que frente al concierto latinoamericano, las tarifas del servicio de telefonía celular no han bajado adecuadamente. “Lastimosamente el Ministerio de las Tecnologías de la Información y Comunicaciones no ha tenido unos mecanismos de medición claros”, dijo.


No obstante, agregó que uno lleva más tiempo con la utilización de la infraestructura, con la penetración del mercado y por eso es que tiene más usuarios.