Gente

At the exact time
A la hora en punto
Autor: Carmen Vásquez
24 de Agosto de 2013


Llegar al punto es algo raro refiriéndonos a la puntualidad. Ya lo hemos dicho, no somos muy puntuales que digamos, no tenemos nada de esa herencia inglesa, los protocolos de las invitaciones ni los miramos.

Llegar al punto es algo raro refiriéndonos a la puntualidad. Ya lo hemos dicho, no somos muy puntuales que digamos, no tenemos nada de esa herencia inglesa, los protocolos de las invitaciones ni los miramos. Pero llegamos.


Un detalle en esto del punto y ahora nos referimos a los relojes. Un accesorio que en estos últimos tiempos se ha puesto muy de moda. Los hay de súper lujo con precios astronómicos y los hay en baratillo a diez mil pesos. El uno y el otro dan la hora. Y en esto de la hora hay costumbres, a unas personas les gusta tenerlo cinco o diez minutos adelantado, unos lo llevan en la izquierda y otros a la derecha. Hoy en día es rara la persona que no tiene más de un reloj... el deportivo, el del diario, el de lujo... Lo importante es tenerlo a la hora en punto y nosotros llegar puntuales. 


A don Manuel Molina, gerente de los Dann-Carlton en Medellín, le gusta invitar a sus amigos a horas que no son las que normalmente se anotan. A él le gusta decir... ”los espero a las 12:27”. El último almuerzo la semana pasada, se dio en honor a la cocina peruana, no le faltó detalle ni en los músicos ya que el grupo deleitó con  todo un repertorio de música del Perú, cosa que permitió que el postre con el nombre de “Suspiro Limeño” fuera un dulce final.


En la Joyería Trendy, en el Parque Comercial El Tesoro, su propietaria, Eliana Hoyos, nos invitó con mucha puntualidad al lanzamiento de la nueva colección de relojes Tempus, una exótica belleza en acero inoxidable, con detalles como tener la pulsera en cerámica térmica australiana. Esto quiere decir que en el frío es caliente y en el calor es frío, con una maquinaria de cronógrafo, tapa de seguridad y resistente al agua. Unas bellezas italianas de la Casa Tempus. Un coctel con invitados especiales, vino rosé y un violinista que dio pie a que nadie se quisiera ir así el reloj marcara más de las nueve.


Después de París, aquí en Medellín tenemos la famosa Clínica Dermatológica que se acaba de inaugurar con una  recepción de muchos personajes de esos que salen y salen en las revistas que todo lo cuentan. A la hora de la verdad la imagen de un rostro, una armoniosa silueta, un rostro feliz y sonriente, significa que está en excelentes manos de un médico dermatólogo en un ambiente de responsabilidad, con lo último en tecnología. Es un verdadero pasaporte a la salud. Dermatológica cuenta con médicos y especialistas en el tema de la belleza, profesionales especializados.