Economía

ISAGEN’s auction begins
Inicia subasta por Isagén
Autor: Duván Vásquez
23 de Agosto de 2013


EPM todavía no descarta la opción de entrar a la subasta por la participación accionaria del Estado en la generadora de energía eléctrica.


Foto: Cortesía 

En julio pasado, el ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas Santamaría, anunció que el Gobierno vendería la mayoría accionaria que posee en Isagén.

El 57,66 % de las acciones que tiene el Gobierno Nacional en Isagén entra en un proceso de subasta desde hoy, en el que tiene la principal opción el sector Solidario, que aún no ha manifestado un interés por la generadora antioqueña.


Aunque organizaciones cementeras y otra generadora ya han expresado su deseo por adquirir el control total de la empresa que abastece la tercera parte de la energía eléctrica del país. Sin embargo, deben esperar que se den las especificaciones para la segunda fase del proceso de subasta, donde ya podrían hacer parte las empresas privadas.


Uno de ellos es el Grupo Argos que desde semanas atrás radicó una solicitud como inversionista apto ante la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), en la que entraría, de igual modo, a través de sus filiales Celsia y Epsa (Empresa de Energía del Pacífico). Al respecto, el presidente de esa compañía, José Alberto Vélez, indicó que “Isagén se ha distinguido por su excelente administración, la calidad de su talento humano y el impacto regional y nacional de su gestión, de ahí que esta oportunidad sea atractiva”.


Sandra Fonseca, presidente de la Empresa de Energía de Bogotá (EEB), también hizo pública la intención de la firma de ir tras la mayoría accionaria de la generadora. “Actualmente tenemos el 2,5 % de las acciones de Isagen, y el objetivo es lograr la mayor participación posible, ya sea de manera directa o con aliados”.


Sin embargo, la anunciada venta ha tenido reiteradas voces opositoras que están en contra de esa determinación del Gobierno, porque aseguran que la rentabilidad que genera Isagén no se debe entregar a grupos privados.


Por otro lado, el ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas Santamaría, ha dicho que la subasta de las acciones del Gobierno en la generadora, se hace con el fin de recoger mínimo $4,5 billones para invertir en la infraestructura. Entonces esos recursos equivaldrían a cerca del 10 % de los $47 billones aprobados por el Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes) para los proyectos viales de las Autopistas 4G.


Todavía hay opción


Cárdenas Santamaría explicó que Empresas Públicas de Medellín (EPM) quedaba descartada para el proceso de subasta de las acciones del Gobierno en Isagén,  porque obtendría más del 25 % del mercado de generación de energía. Sin embargo, la firma antioqueña no desestima la posibilidad de aprovechar una opción estratégica para no quedar por fuera de la puja.


Juan Esteban Calle Restrepo, gerente General de EPM, aseveró que “estamos evaluando todas nuestras opciones estratégicas. Nos gusta mucho Isagén. Estamos pendientes del reglamento de la subasta para ver qué decisión vamos a tomar. Pero valoramos mucho nuestra participación en ella y estamos contemplando qué podemos hacer al respecto”.


Además, Calle Restrepo manifestó que todavía no está vetada la empresa porque se puede adquirir una gran cantidad de las acciones, sin sobrepasar el control total de Isagén. Es decir, que se puede aspirar a una compra de hasta un 37 %, porque con la participación actual, tomaría un control del 49,95 %.


Así lo explicó Jesús Arturo Aristizábal, representante de EPM en la junta directiva de Isagén, quien señaló que “EPM tiene la opción de poder tener mayor participación en Isagén, sin llegar a tener el control mayoritario”.


El Gobierno Nacional descartó a la empresa antioqueña de servicios públicos, porque con una eventual adquisición de la mayoría accionaria, quedaría con el control de abastecimiento de energía eléctrica en el país.


Sin embargo, Aristizábal explicó que “hay un tope regulatorio máximo del 25 % en participación de energía firme del país, cuando el crecimiento se hace con la adquisición de proyectos ya existentes. Si EPM fuera a crecer en generación con la construcción de dos proyectos, ese rango sería hasta un 30 %, pero como Isagén ya es una empresa constituida, la participación adicional de EPM sería solo una adquisición de un activo ya existente y se llegaría solo hasta un 25 % del abastecimiento del mercado de energía eléctrica”.


Por esa razón, el gerente de EPM aseguró que aún se tienen opciones, pero es una decisión que se tiene que evaluar, porque también está la posibilidad de desinvertir.


“Si EPM logra tener una mayor participación en Isagén, sin tomar el control mayoritario, le permite mantenerse en el primer lugar del sector de la generación”, agregó Aristizábal.


Todavía se está a la espera de que el Ministerio de Hacienda y Crédito Público anuncie la hoja de ruta para la segunda fase del proceso de la subasta de Isagén, en el que ya entrarían de manera oficial las empresas que desean apropiarse de este activo del Estado.



Acciones contra la venta

Aparte de la oposición que hace el expresidente Álvaro Uribe Vélez y su grupo de partidarios a la venta de Isagén, se suma también los gremios sindicales del sector energético.


En días pasados, el Tribunal Administrativo de Cundinamarca tomó la decisión de inadmitir la acción de tutela interpuesta por el exmandatario Uribe Vélez, que buscaba frenar la enajenación de las acciones estatales dentro de Isagén.


Sin embargo, el Sindicato Nacional de Trabajadores de Isagén (Sintraisagén) y el Sindicato de Trabajadores de la Industria Energética (Sintrae) interpusieron otra acción de tutela en el Tribunal Contencioso Administrativo en contra de la Nación. Según el acta de los sindicalistas, “la privatización de la generadora de energía no busca la satisfacción de los servicios de importancia vital para los colombianos, sino el lucro desnudo de quienes quieran sus acciones a precios por debajo de su valor real”.


Además, se viene otra demanda porque Amylkar Acosta, expresidente del Congreso y miembro de la Red por la Justicia Tributaria, anunció ayer que se interpondrá una acción de cumplimiento de la ley ante la Corte Constitucional, con el argumento de que el Gobierno no le informó previamente al Parlamento sobre que se pretendía enajenar de sus acciones en Isagén.