Economía

Paro nacional incrementó precio de alimentos
Autor: Duván Vásquez
21 de Agosto de 2013


A pesar de que ha sido poca la cantidad de campesinos y camioneros que salieron a movilizarse en las dos primeras jornadas del paro nacional en relación con la participación esperada


Foto: Angela Patricia Zapata 

Hortalizas y frutas del Valle del Cauca, Nariño y centro del país no han llegado a Antioquia.

La Central Mayorista de Antioquia reportó que cerca de 70 vehículos transportadores de alimentos dejaron de ingresar ayer al punto de abastecimiento. Lo que generó el incremento de más del doble del precio habitual de  algunos granos esenciales en la canasta familiar.


“De los vehículos de carga que vienen de Bogotá, del sur del país (Nariño) y del norte del Valle del Cauca solo se reportaron cinco automotores con productos a la central mayorista”, aseguró Danny Alberto Mariaca, vocero de la Central Mayorista de Antioquia.


Esa situación se debe en gran medida al paro de los camioneros que inició desde el pasado lunes, en el que alrededor de 55.000 transportadores de carga apagaron los motores de sus vehículos y frenó la circulación del 90 % de este sector en el departamento de Antioquia, sumándose a los cerca de 200.000 automotores que están inmovilizados en las diferentes regiones del país, como lo indicó Wbeimar Vallejo, miembro de la junta directiva de la Asociación de Transportadores de Carga (ATC). Sin embargo, se espera que los camioneros que aún se movilizan, porque están cumpliendo con el regreso del recorrido, se junten a la protesta y guarden sus carros.


La inmovilización camionera ha hecho que los productos no lleguen a sus destinos. Por eso Mariaca afirmó que “debido a los bloqueos y pasos restringidos en la vía a Caucasia y a la Costa, donde se quedan retenidos los vehículos por cinco o seis horas, ha dificultado la provisión de alimentos hacia y desde el Atlántico, de donde se trae muchas frutas como la granadilla y la papaya”.


Los precios al detal


Sin lugar a dudas, los reportes más sorpresivos fueron los precios de hortalizas como la alverja verde y el perejil que tuvieron alzas de cerca de $3.000 cada una. Por esa razón, Giovanni Alberto  Cardona, vendedor de la Placita de Flórez, dijo que “la gente pregunta por qué está tan cara, por eso toca contarles que es por motivo del paro y que otros alimentos también pueden subir más”.


Asimismo se cuestionó Luz Marina Campillo al observar el costo y la calidad de su compra. “El aguacate también está muy caro, me dieron en $500 un aguacatico muy pequeño y malo”.


Por ese motivo, Darío Antonio Vélez, comerciante de Tejelo, afirmó que “los clientes se quejan pero les toca resignarse porque así está en el país. Aumentaron su precio la  alverja verde, la papa capira, el guineo, la lechuga, la papa criolla y la cebolla larga. Esos precios pueden ser por los paros. Entonces yo calculo que desde el fin de semana hasta hoy hubo un incremento del 20 %”.


En eso coincide Raúl Maldonado, comerciante de la Minorista, quien afirmó también que pueden aumentar los precios de los productos que vienen de Cundinamarca, Boyacá y la Costa, como la cebolla de huevo, la papa y el coco” respectivamente. Además, agregó el vendedor que “los clientes tuvieron que disminuir la cantidad que llevan habitualmente por los precios altos”.


Asimismo, algunas frutas de alimentación frecuente no han llegado al departamento. Carlos Alberto Agudelo, vendedor de estos productos, indicó que “por el paro camionero y las cosechas por ahí en un 30 % ha bajado el abastecimiento del mango Tommy, que tiene un precio en este momento de más del doble de lo que vale normalmente”.


La carne aún no refleja algún efecto del paro nacional. Sin embargo, los precios aumentarán si no se llega pronto a un acuerdo con los transportadores, por eso Esteban Palacio, carnicero de la Placita de Flórez, manifestó que “si el paro se prolonga mucho, creemos que puede haber un incremento en el valor de la carne”.


El paro de los productores agrícolas aún no afecta directamente a la central de abastos, porque  hay abastecimiento con lo que proveen las subregiones de Antioquia y el Eje Cafetero, de donde se proviene el 55 % de los productos del departamento. Sin embargo, no se descarta que haya una escasez de ciertos alimentos e incremento desmesurado de los precios por una presunta prolongación del cese de actividades de los campesinos en Colombia. 



Razones de los camioneros

Los gremios de los transportadores de carga y camioneros anunciaron desde el 22 de julio pasado que se sumarían a la protesta de los agropecuarios, deteniendo sus vehículos y poniendo en “jaque” la economía del país. Aunque solo van tres días desde el inicio del cese de sus actividades transportadoras, ya se comienza a sentir en los precios de los productos esenciales en la canasta familiar de los colombianos.


La inmovilización de sus vehículos la hacen con el propósito de manifestarle al Gobierno Nacional el inconformismo que tienen, según ellos, porque no les han cumplido con los acuerdos del 5 del marzo.


Por eso, el sector transportador exige algunos cambios en la política de los combustibles y los fletes. Luis Orlando Ramírez, director ejecutivo de la Asociación de Transportadores de Carga (ATC), indicó que las peticiones apuntan a que se establezca la tabla de fletes de acuerdo con los costos operativos y “que se baje $2.000 el precio del Acpm, congelarlo por un año y modificar sustancialmente la fórmula para determinar el valor de ese combustible”.


Ahora se escuchan voces de aliento para este sector desde los pasillos del Parlamento colombiano. “Me parece que es una propuesta viable y conveniente. La congelación de los precios, por lo menos durante este año, puede ser una buena alternativa para empezar a bajar el impacto que tiene el precio del combustible en el país e instalar una mesa de concertación para estudiar la fórmula que se está aplicando”, afirmó Juan Fernando Cristo, presidente del Congreso de la República.