Política

“We are in dissidence”
“Estamos en disidencia”
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
17 de Agosto de 2013


Pormenores y detalles de la muy compleja encrucijada que atraviesa el Partido Verde en plena campaña electoral para el Congreso.



Yefferson Miranda, concejal verde de Medellín.

El muy interesante proyecto político del Partido Verde, que irrumpió nacionalmente con mucha fuerza electoral en el 2010, parece que no ha logrado madurar.


Al menos eso es lo que se desprende de las muy reveladoras declaraciones de su concejal en Medellín, Yefferson Miranda, quien escarba en las heridas que hoy afectan gravemente la existencia de esta formación partidista.


Expresiones como que tiende a desaparecer y que de su dirección nacional se apoderó una minoría que no quiere entregar su conducción formuló este joven corporado fajardista-salazarista, quien se declaró en disidencia contra el manejo que se le está dando al Partido Verde desde Bogotá.


 -¿Bueno, habrá lista y candidatos del Partido Verde en Antioquia al Congreso y concretamente a la Cámara? 


 “Hay muchísimas personas que quieren aspirar por el Partido Verde. Por ejemplo, está Alejandro Gómez, quien fue gerente de Metrosalud y quien ha venido haciendo su campaña dentro del partido o por lo menos anunciando que quiere ser candidato.


Nosotros en la dirección departamental del partido en Antioquia hemos decidido realizar un Congreso con los candidatos, una especie de foro, que nos permita plantearles lo que nosotros creemos que es el Partido Verde y como se debe trabajar dentro de nuestra organización, los ideales, los compromisos y eso lo vamos a hacer el 5 y 6 de septiembre aquí en Medellín, con candidatos al Senado y con candidatos a la Cámara”.


 -¿Hay un Partido Verde en Antioquia y otros muy distinto en Bogotá?


 “Sí y nosotros en Antioquia somos una disidencia de la directiva nacional.


El Partido Verde en su dirección nacional está totalmente fracturado.


Después del proceso de acercamiento con Compromiso Ciudadano que estaba en cabeza de Alonso Salazar, lo que termina pasando con el Partido Verde es que se generan dos sectores, el 50 por ciento de la dirección nacional se aleja de ese organismo y allí están Jorge Londoño, Clara María Robledo, John Sudarsky, Carlos Amaya, o sea, dos senadores y dos representantes, también el hijo de Luis Eduardo Garzón, los dos representantes de los jóvenes, uno de ellos Sara Moreno y nosotros en Antioquia estamos más cercanos a este grupo de dirigentes del Partido.


Todos estos son disidentes de la dirección nacional y del bloque que representan Jorge Prada, Carlos Ramón González, Néstor Gabriel García Peña, quienes son una gran minoría electoral en el país.


Las dos zonas fuertes electorales del Partido Verde están en Boyacá y en Antioquia con Jorge Londoño y Sergio Fajardo, para los comicios legislativos del 2014”.


 -¿Frente a esta encrucijada ustedes se van a retirar o van a insistir en permanecer como verdes?


 “Nosotros en Antioquia estamos haciendo la tarea que se debe hacer en el Partido, ampliamos la dirección departamental acercando a los diputados Rogelio Zapata y Saúl Úsuga.


En la actualidad tenemos una dirección de diez personas, de la cual hacen parte Héctor Tangarife quien es nuestro vocero, es un hombre que ha venido trabajando en Urabá desde hace treinta años en los sectores sindicales y obrero. Participó en la fundación del Partido Verde – Opción Centro, que es el antecedente al partido de hoy, y nos dá todas las garantías. Es una persona que conocimos en el camino, es decente y es nuestro vocero en lo regional.


También figura el diputado Edison Muñoz del Colectivo Ambiental, está Sonia Valle en representación de las mujeres al igual que Dinely Ramírez del equipo de Belén, está Ana Hernández por los jóvenes, los concejales del Carmen de Viboral, Vicente Arcila y de Carolina del Príncipe, Daniel Salazar, y como ya dije los otros dos diputados para tener una representación más amplia del partido en el ámbito seccional. Estamos pendiente del ingreso de un concejal del Valle de Aburrá”.


 -¿Y esta dirección departamental rompió con la dirección nacional y no siguen sus directrices?


 “Nosotros le pedimos a la dirección nacional que haga el congreso nacional para reforma los estatutos.


Es que este Partido Verde tiene por escritura cuasi pública a nombre de Carlos Ramón González y como secretario General a Néstor Daniel García Peña y para ser removidos se tienen que reformar los estatutos o que ellos renuncien.


En síntesis, eso hace que el partido sea más pequeño de lo que es públicamente, porque se limita a las decisiones de dos personas, que en mi concepto tienen un comportamiento absolutamente diferente a los principios que hemos construido en el partido a partir de la ola verde con Antanas Mockus y los cinco espadachines”.


 -¿Usted se quiere ir de este partido?


 “Yo me quiero ir, pero no lo puedo hacer porque soy concejal por los verdes, pero soy disidente de esa dirección nacional minoritaria porque tiene el poder por estatutos y no permite la llegada de Compromiso Ciudadano.


Carlos Ramón González, Alfonso Prada, quien se alejó de su gran amigo Enrique Peñalosa, luego la muerte de Gilma Jiménez, ese sector del Partido Verde tiene hoy el control y no está dispuesto a cederlo”.


 -¿Tiende a desaparecer?


 “En esas condiciones tiende a desaparecer y no tiene hoy, como minoría en el orden nacional, la posibilidad de conservar su personería jurídica.


No tenemos candidatos al Senado, los senadores que tenemos cada vez lo piensan por las condiciones actuales. Los sectores de Mockus y de de Jorge Londoño están cada vez más desmotivados y es entendible. 


El Partido Verde es una expresión social que genera esperanza en este país, pero sus grandes líderes tienen que salir o salen del partido.


Mockus no está de acuerdo con el manejo que se le está dando al partido, lo mismo que Sergio Fajardo”.


 -Lo nuevo que se habla es sobre posibles fusiones para sobrevivir como partido. ¿Qué sabe usted de esta situación?


 “Un vocero que nosotros no reconocemos dijo o decidió en Bogotá que íbamos para el Partido Liberal, cuando nunca eso se ha socializado y no se ha trabajado con las bases.


Nosotros nos hemos preocupado por construir un partido que se reconcilie con la sociedad y sentimos que los partidos tradicionales lo que han hecho es cada vez distanciarse de las necesidades de las gentes.


La fusión surge de varias cosas. Una de ellas es que los Progresistas tienen problemas y tienden  a desaparecer y los verdes están inmersos en el mismo problema.


Antonio Navarro ha sido un hombre muy prudente y muy juicioso en los últimos 16 meses buscando a todos los sectores de centro izquierda del país, para crear un frente que permita incluso tener una candidatura presidencial que compita entre Santos y Uribe”.


 -¿Lo que él ha llamado la tercería?


 “Efectivamente, una tercería ante la fragmentación y la polarización del país y que corremos el riesgo que nos genere violencia política.


Aunque los colombianos hemos evolucionado hay rezagos de que la política genere violencia.


Nosotros tenemos la posibilidad de ser esa tercería decente en este país”.


 -¿Y qué ha pasado con Pedimos la Palabra?


 “Hay que ser prácticos, es que obtener 540.000 votos para alcanzar una personería jurídica lo que hace es desaparecer al resto de opciones políticas”.


 -¿Pero esas reglas de juego electorales la sabía todo el mundo hace rato?


 “Por supuesto”.


 -¿Pero todos aprobaron la reforma política que incluía el aumento del porcentaje del umbral?


 “Pero hay que entender cuáles son las mayorías en el Congreso, son los partidos fuertes y, además, usted sabe quienes son los que tienen más acceso a los medios de información, al gran poder”.


 -¿Pero el Partido Verde tuvo gran resonancia nacional mediática?


 “La tuvimos porque nos la ganamos, pero los verdes están en un escenario de centro izquierda que está en un momento crítico del país y que tiende a desaparecer en estas condiciones. La  única solución es trabajar unidos para llegar a consolidarse como una fuerza de centro izquierda que represente los intereses de la ciudadanía”.


 -¿Pero que pasó con Pedimos la Palabra?


 “No se ha vuelto a reunir, tiene muchos temas pendientes, entre ellos Navarro, el de los Progresistas, el tema del Partido Verde y obviamente está el tema de la tercería que impulsa Navarro. Ese es el objetivo y no tenemos otro”.


 -Y tras declinar su ingreso a la dirección nacional del Partido Verde, ¿en qué anda Alonso Salazar?


 “Alonso Salazar es y será la segunda persona más importante del proyecto político que hoy encarna Sergio Fajardo y que se llama Compromiso Ciudadano.


Es una persona de consulta permanente por parte de todos los que trabajamos aquí en Antioquia”.



La próxima semana

-¿Cuándo habría alguna claridad sobre el futuro del Partido Verde?


 “Esa pelea en el orden nacional se debe definir la próxima semana.


Si los senadores y los representantes a la Cámara continúan en el Partido Verde, si renuncian o no, lo que pase con Antonio Navarro, todo ese tipo de cosas tienen que aclararse muy pronto, porque viene la agenda de participación política que es para lo que existen los partidos políticos, para representar a las personas.


Pero no negociaremos los principios para obtener curules en el Congreso, ni siquiera dentro del Partido.


Y lo que ocurra en Bogotá impactará al Partido Verde en Antioquia”.