Economía

Mining strike would be lifted this week
Paro minero se levantaría esta semana
Autor: Duván Vásquez
13 de Agosto de 2013


Desde hoy se reanudan las negociaciones mineras en Medellín, para hacer un consenso en los temas de temporalidad de los trabajadores mineros y las zonas de explotación, puntos que están pendientes por finiquitar.


Foto: Cortesía 

Conalminercol estima pérdidas de $5.000 millones por el paro nacional minero, que completa cerca de un mes.

La Confederación Nacional de Mineros de Colombia (Conalminercol) anunció que ya hay consensos en algunos de los puntos del pliego de peticiones planteadas en la mesa de negociación con el Gobierno Nacional, que busca el levantamiento del cese de actividades, que hoy completa 28 días.


“Estamos pendientes de que se saque el decreto que contenga los acuerdos con los puntos restantes de la mesa de negociación minera, para levantar la protesta a más tardar el viernes de esta semana”, estimó Ramiro Restrepo, presidente de Conalminercol.


Asimismo, Natalia Gutiérrez Jaramillo, viceministra de Minas, dijo que “hay optimismo porque ya hay consensos, pero se deben hacer ciertas reformas para que se puedan cumplir los acuerdos que legalicen a los mineros informales”.


Uno de los primeros acuerdos que se han dado en la mesa de negociación de los mineros y el Gobierno, tiene que ver con la definición de la minería informal, en la que según Luz Stella Ramírez, también se hacen las tributaciones correspondientes en los impuestos. “Todos pagamos regalías, debido a que a una compra-venta o fundición se los descuentan en el Banco de la República, etc., pero allí no van a perder ese dinero, porque nos cobran ese excedente a nosotros”.


Al respecto, Gutiérrez Jaramillo afirmó que hay unos acuerdos preliminares con relación a la definición de la minería informal y se busca reconocerlos, pero hay otros puntos que se irán acordando en una mesa de mediano plazo.


Según las directivas de Conalminercol, el Gobierno ya entendió que los mineros artesanales, en cualquiera de sus actividades extractivas, no se quedan en un sitio 30 años como las empresas que se adjudican contratos de concesión. El promedio de duración de un minero en un área de explotación es de tres años, pero máximo cinco años cuando es una eventualidad.


Por esa razón, se acordó entre las partes la itinerancia minera, referida a que el minero artesanal puede cambiarse rápidamente de una mina a otra y le puedan expedir las autorizaciones correspondientes de explotación, “porque nosotros trabajamos como nómadas”, aclaró Ramírez.


Sin embargo, aún se está a la expectativa del tiempo de trabajo minero, para el reconocimiento por parte del Estado. Restrepo aseguró que “el Gobierno exige mínimo diez años, pero nosotros decimos que cederíamos hasta cuatro, pero estamos cerca de concretar y creemos que llegaremos a un acuerdo pronto en ese punto”.


Asimismo, se hizo un avance en el protocolo para la aplicación del Decreto 2235, que destruye la maquinaria de la minería ilegal, en el cual el Gobierno respetaría las retroexcavadoras y herramientas de los mineros que están en proceso de formalización; y solo se destruiría a la de quienes sean detectados como criminales. Por eso, el presidente de Conalminercol indicó que “al protocolo solo le falta el visto bueno del Ministerio de Defensa, para que luego se expida el decreto”.


Finalmente, hay un consenso unívoco en el punto del medio ambiente, porque el Gobierno Nacional, a través de los ministerios de Minas y de Ambiente, se comprometió a expedir una reglamentación minero-ambiental, para que los mineros informales puedan formular sus propios planes de cumplimiento ambiental, pero con el aval y la regulación de las corporaciones autónomas.



El punto del paro

El punto fundamental del inconformismo de los mineros informales es la derogación del Decreto 2235 que se expidió el 30 de octubre de 2012, en el que “se reglamenta el Artículo seis de la Decisión número 774 del 30 de julio de la Comunidad Andina de Naciones y el Artículo 106 de la Ley 1450 de 2011, que se refiere al uso  de la maquinaria pesada y sus partes en la actividad minera desautorizada”.


Por esa razón, en el mes de abril la Fuerza Pública entró en un proceso de destrucción y decomiso de ese tipo de maquinaria, en el que según Ramiro Restrepo, presidente de Conalminercol, se han destruido 30 retroexcavadoras, ataques en los que se expuso la integridad física de los mineros informales.


Debido al desacuerdo con ese decreto del Gobierno y el no reconocimiento de la actividad minera artesanal, fueron las principales razones por la que se decretó el paro nacional minero en 18 departamentos del país, en el que desde el mes pasado, alrededor de 250.000 mineros informales hicieron cese de actividades.