Nacional

Colombia respeta la soberanía ajena y exige que nadie entre en su territorio
8 de Agosto de 2013


Tras conocerse la intención del gobierno Nicaragüense de comprar armamento naval, el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, afirmó que Colombia respeta la soberanía de otros Estados y enfatizó en que nadie se debe meter en territorio colombiano.


EFE


El ministro de Defensa de Colombia, Juan Carlos Pinzón, afirmó hoy que su país respeta la soberanía de otros Estados pero advirtió de que a nadie se le debe ocurrir "meterse en el territorio colombiano", en alusión a un anuncio de compra de armamento naval por parte de Nicaragua.


Pinzón respondió así a una pregunta de periodistas después de que el jefe del Ejército de Nicaragua, Julio César Avilés, confirmara el miércoles su intención de comprar cuatro navíos y cañones para el control de sus aguas.


"Hay países en el continente que adquieren todo tipo de equipos, ofensivos, etcétera, y Colombia nunca termina interviniendo en esas decisiones; respetamos la soberanía de los demás países, pero que quede claro: que a nadie se le ocurra meterse en el territorio colombiano", subrayó Pinzón.


"Que a nadie se le ocurra violar la soberanía colombiana", insistió el ministro, quien agregó tajante: "Eso, muy francamente, es el mensaje que cualquiera que esté interesado debe conocer".


La Corte Internacional de Justicia, CIJ, de La Haya dirimió el 19 de noviembre de 2012 un litigio marítimo entre Nicaragua y Colombia, y le otorgó al primero los derechos económicos sobre 75.000 kilómetros cuadrados de mar Caribe que antes eran del país suramericano.


En el mismo fallo la Corte ratificó la soberanía de Colombia sobre siete cayos del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, pero dos de los islotes quedaron enclavados en aguas centroamericanas.


Avilés señaló que el Gobierno nicaragüense ha "visitado diferentes fábricas o astilleros donde se fabrican medios navales, incluida la Federación de Rusia, para conocer el tipo de medios" que necesita su país.


Además, insistió en que la Armada de Nicaragua ha mantenido la vigilancia sobre sus aguas territoriales, incluidas las que le fueron adjudicadas por el fallo de La Haya.


"Tengan la plena seguridad los nicaragüenses de que estamos vigilando nuestros mares, esos mares amplios que ahora tenemos reivindicados. No hemos parado de ir ahí, no hemos parado de sobrevolar la zona y no hemos parado de navegar con nuestros medios navales", añadió.