Mundo deportivo

Multiple success of Antioquia in Girardot
Moñona antioqueña en Girardot
5 de Agosto de 2013


Además del título general, el Orgullo Antioqueño también se quedó con el título de campeón por equipos, mientras que el EPM-UNE ganó la montaña (42 puntos) y la regularidad (45 puntos) con Edward Beltrán.



Mauricio Ortega anda a toda máquina y, desde ya, se perfila como favorito para el Clásico RCN.

Cortesía Orgullo Antioqueño

El Orgullo Antioqueño celebró su tercer título en línea, nuevamente con Mauricio Ortega, mientras que el EPM-UNE se apuntó la última etapa de la Clásica Nacional de Girardot, que terminó ayer con un pequeño incidente en las calles de este municipio cundinamarqués.


Ortega (Aguardiente Antioqueño-Lotería de Medellín-Idea) se apuntó su segundo  triunfo consecutivo tras el logrado en la Vuelta Internacional Marco Fidel Suárez, y el tercero para su equipo, que antes había ganado la Clásica Héroes de la Patria con Óscar Álvarez. Resultados que, sumados al segundo puesto de Alex Cano y el tercero del mismo Ortega en la Vuelta a Colombia, demuestran que los dirigidos por Gabriel Jaime Vélez se mantienen al tope de la preparación y con firmes aspiraciones para el Clásico RCN (27 de septiembre al 6 de octubre).


Pero el EPM-UNE, que ganó la Vuelta a Colombia con Óscar Sevilla, no se quedó atrás, peleó hasta el último segundo y ayer se apuntó la última fracción de la Clásica, un circuito urbano que estaba pactado a doce vueltas, cada una de diez kilómetros, en la zona urbana de este municipio, situado a orillas del río Magdalena.


El ciclista Nicolás Castro (EPM-UNE) ganó la etapa que debió ser recortada debido a un incidente con un conductor ebrio. Los corredores ya habían dado seis vueltas y en ese momento en punta marchaban tres fugados: Nicolás Castro y Giovanni Báez (EPM-UNE) y Víctor Niño (Indeportes Boyacá Ebsa). El lote líder perdía dos minutos.


Pero en uno de los cruces del circuito, el conductor en estado de embriaguez invadió la vía por donde estaban pasando los ciclistas del lote, afortunadamente sin consecuencias para los deportistas. Entonces los ciclistas decidieron parar la carrera y luego de un diálogo con los comisarios Hermógenes García y Vicente Lastra, se determinó dar dos vueltas más, una para disputar la última meta volante y la otra para dirimir quién ganaba la etapa.


 Así, los tres punteros partieron y dos minutos después lo hicieron los corredores del grupo. Adelante, Nicolás Castro atacó y pasó primero en la volante, seguido de Niño y Báez. El grupo se relajó y pasó a más de cinco minutos. Para la última vuelta, Castro siguió apurando el ritmo y logró llegar victorioso a la meta. Luego cruzaron Báez y Niño. El tiempo de todos los corredores fue de 2 horas 26 minutos y 50 segundos.



Así quedó la Clásica

1. Mauricio Ortega (Agu. Antioqueño) 12h:23:32


2. Edward Beltrán (EPM-UNE) a 1:09


3. Alejandro Ramírez (Agu. Antioqueño) a 1:26


4. Robigzon Oyola (EPM-UNE) a 1:50


5. Hernando Bohórquez (Elegant House) a 2:16


6. Walter Pedraza (EPM-UNE) a 2:22


7. Juan D. Ramírez (Agu. Antioqueño) a 3:53