Política

Uribismo
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
5 de Agosto de 2013


La semana política comienza con los ecos que dejaron las decisiones del Centro Democrático, CD, en la tarde del pasado viernes y con las cuales ya se comenzó a despejar la estrategia electoral de esta tendencia política

Uribismo


La semana política comienza con los ecos que dejaron las decisiones del Centro Democrático, CD, en la tarde del pasado viernes y con las cuales ya se comenzó a despejar la estrategia electoral de esta tendencia política liderada por el expresidente Álvaro Uribe Vélez, en el tema concreto de contar con un candidato presidencial que enfrente los propósitos reeleccionistas de las políticas del presidente Juan Manuel Santos, a quien ya le declararon una agresiva oposición. Mientras que ya definieron los precandidatos y el mecanismo para la selección de uno solo, en el tema de selección de los aspirantes a conformar la lista nacional al Senado y las planchas regionales de Cámara, los directivos del CD continúan estudiando minuciosamente las hojas de vida de las personas que se inscribieron, para darlas a conocer en los próximos días, posiblemente este 7 de agosto. El gancho de esta determinación sigue siendo si Uribe va o no como candidato al Senado, en lo cual hay una guerra de especulaciones.


Los precandidatos


La única más o menos novedad en el grupo de precandidatos uribistas a la Presidencia de la República, la constituyó la oficialización del ingreso del político antioqueño de origen conservador Luis Alfredo Ramos, quien de esa forma tiende nuevamente a  alejarse a su colectividad azul y busca otro espacio electoral en el Centro Democrático, corriente que por ahora no cuenta con reconocimiento legal del Estado, o mejor no existe al no tener aún personería jurídica, lo que le permite a Ramos mantener por ahora su condición de conservador y actuar estratégica y hábilmente en caso de una coalición electoral entre ambas concepciones de derecha. Ramos competirá con los aspirantes que ya se conocían desde hace rato como son: Carlos Holmes Trujillo, Francisco Santos, Juan Carlos Vélez y Óscar Iván Zuluaga. Es decir quedaron incluidos dos antioqueños: Ramos y Vélez.


El mecanismo


Con el acuerdo del quinteto de precandidatos uribistas  de someterse a un proceso de consulta popular en las elecciones parlamentarias del 2014 y de que si uno de ellos es elegido presidente, hará un gobierno de equipo con los demás precandidatos, el gran triunfador con este procedimiento es Luis Alfredo Ramos, quien lo venía sustentando dentro del uribismo, al tiempo que Pacho Santos es el damnificado porque era el autor de la propuesta que el candidato se escogiera por encuestas regionales, sistema que fue desechado. Ramos es mucho más avezado que Pachito en el campo electoral, pues la consulta podría ser alterada con la votación conservadora.


Las firmas


En cuanto al mecanismo de consolidación del Centro Democrático como movimiento político, se determinó que harán una sola recolección de firmas que integre a todos los precandidatos de acuerdo con las normas electorales.


Coqueteos


Y los uribistas no escondieron el pasado viernes las ganas de tener un matrimonio electoral con los conservadores y ratificaron la voluntad de construir una candidatura de coalición con los azules. Al respecto propusieron, en el caso que el Partido Conservador también decida escoger su candidato presidencial en consulta paralela a los comicios legislativos del 9 de marzo del año entrante, una alternativa para obtener la candidatura unificada de ambas fuerzas. Consiste en que el candidato de la coalición sería el mayoritario del partido o grupo que obtenga el mayor número de votos en la suma de sus precandidatos. Estos resultados determinarían la escogencia del candidato a la Vicepresidencia.


Se marginaría


El senador Juan Carlos Vélez Uribe, incluido en el quinteto de precandidatos presidenciales uribistas, pero quien está amarrado por el aval del Partido de la U, del que se quiere ir porque ya no es uribista, sino santista, aclaró que si al momento de inscribir formalmente las candidaturas a la consulta popular de  marzo del próximo año del Centro Democrático, aún no ha resuelto su situación jurídica como miembro del Partido de la U, como congresista y ciudadano obligado a cumplir con los mandatos legales, declinará a la posibilidad de participar en dicha consulta.


Datos legislativos


De acuerdo con un estudio de Congreso Visible de la Universidad de los Andes, de las 514 iniciativas que hicieron trámite en la legislatura pasada tanto en el Senado como en la Cámara, el Partido de la U participó como autor del 90 % de los proyectos, al tiempo que el Partido Conservador en 69 %, el Liberal en 58 % y el Polo Democrático en 30 %. El estudio también señala que el Partido de la U participó como autor del 54 % de las iniciativas aprobadas, mientras el Partido Conservador el 38 %.


Hispania


Estruendosamente fracasó el intento de avanzar en una revocatoria del mandato contra el alcalde de esta población del Suroeste. Los promotores hicieron el oso en la recolección de las firmas. Ampliación esta semana.


El Ministerio


El representante a la Cámara, Augusto Posada, autor de la propuesta de la creación del Ministerio de Seguridad Ciudadana, la sustentó diciendo que su idea nace del optimismo que tiene de una eventual firma del proceso de paz en el cual el país tendrá que enfrentar un postconflicto, para lo cual cree necesario plantear otros enfoques en la seguridad ciudadana. Dijo que reconociendo los antecedentes que se han tenido en anteriores procesos de desmovilización, es necesario velar al más alto nivel para que la desmovilización sea sostenible en el tiempo y evitar que ocurran situaciones lamentables. Afirmó que el Ministerio formularía políticas nacionales de seguridad en las ciudades en el postconflicto. Igualmente asegura que el Ministerio de Seguridad Ciudadana no origina más burocracia, sino que articulará dependencias que hoy están dispersas en los Ministerios del Interior, Defensa y Justicia. El proyecto traslada la Policía Nacional al nuevo Ministerio y absorbería las altas consejerías presidenciales de Convivencia y Seguridad y la de Reintegración Social.