Política

One truly honorable
Un verdadero honorable
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
3 de Agosto de 2013


El homenaje a Oscar Marín fue un acto de fe y de seguridad en su honradez y en que no cometió ningún delito.



Óscar Marín de frente a su gente que lo rodeó y lo apoyó.

Alex Hoyos

Un emotivo, sensible y masivo acto de fraternidad y de desagravio recibió el congresista liberal Óscar Marín para testimoniarle el cariño, el aprecio, el respeto y la confianza en su honradez y honorabilidad tras la decisión de la justicia de despojarlo de su calidad de congresista de Colombia.


La gran mayoría de los sectores del Partido Liberal en Antioquia rodearon al legislador y defendieron su hoja de vida, su trayectoria política y su ejercicio en el Congreso.


Bernardo Guerra Serna, su hijo Bernardo Alejandro, Ramón Elejalde, Néstor Hincapié, Fabio Rivera, Jaime Garzón, Iván Agudelo, Aura Marleny Arcila, Óscar Hurtado, Héctor Jaime Garro, Jorge Mejía, Rodolfo Correa, Leonardo Zapata y muchos otros líderes liberales estuvieron presentes en el homenaje al que denominaron “el señor y caballero de la política”. Y obviamente a su lado no podían faltar sus dos más cercanos socios políticos, el senador Eugenio Prieto y el concejal Carlos Mario Mejía, al igual que una vasta militancia del Liberalismo Socialdemócrata.


A esta dirigencia roja la acompañaron líderes de otros partidos como el expresidente de la Cámara, Augusto Posada, y el candidato a esa corporación Guillermo Palacio, ambos del Partido de la U, al igual que los concejales de Cambio Radical, Carlos Mario Zapata y Rober Bohórquez. 


Todos estos políticos hicieron parte del conglomerado humano, hombres y mujeres, el pueblo liberal de barrios y municipios, que llenó el recinto del Concejo de Medellín.


Los mensajes de los pendones, de avisos, de carteles resumieron el sentimiento de solidaridad y de confianza en Oscar Marín: “Gracias Oscar”, “Su señorío engrandece a Antioquia”, “Hoy más que nunca lo apoyamos” y “Los grandes hombres nunca se rinden ante la adversidad”, lo que fue complementado con un extenso video de testimonios de admiración.  


El alcalde de Medellín envió un texto de reconocimiento a las calidades humanas de Marín, mientras que las intervenciones de su hija Laura María, de la líder popular Teresita Herrera y del concejal Carlos Mario Mejía impregnaron el recinto de mucho sentimiento.


Su hija, con la voz entrecortada por el llanto y la emotividad, dijo que se sentía muy orgullosa de su papá, que era un hombre muy bueno”. A todo el mundo le llegaron al corazón sus palabras, que fueron acompañadas con un sonoro aplauso y con la seguridad y el respaldo de que su padre no cometió ningún delito, sino que dio la batalla de frente por un juicio imparcial, como un verdadero honorable congresista.



Antioqueño de reciedumbre

La Dirección Liberal Nacional, por medio de su titular Simón Gaviria Muñoz, le dio un total voto de confianza a las actuaciones legislativas y personales del todavía congresista Oscar Marín.


Gaviria, compañero de Marín en la Cámara, significó su trabajo de siete años en el Congreso y destacó que es considerado como uno de los legisladores que más sabía de control fiscal y de hacienda pública.


El senador Eugenio Prieto explicó el proceso judicial que llevó a la sanción de su socio solo por pretender que hubiera garantirás constitucionales en las investigaciones de la Contraloría de Antioquia en la era de Jorge Rojas. Además que lo llamó un antioqueño decente y con reciedumbre.  


Y el propio Marín hizo un muy humano repaso de su vida y de que actuó de frente a la sociedad y no con trapas como pereciera que deben actuar los legisladores para no ser castigados por la justicia.