Mundo deportivo

Llegan a Quito restos de
Autor: Redacción EL MUNDO
2 de Agosto de 2013


Los restos del cuerpo del futbolista ecuatoriano Cristian “Chucho” Benítez, que falleció el pasado lunes, llegaron hoy a Quito, Ecuador para ser recibidos por los familiares.


EFE


Los restos mortales del futbolista ecuatoriano Cristian "Chucho" Benítez, fallecido el pasado lunes en Catar por una insuficiencia cardiaca, llegaron hoy a Quito, y fueron recibidos por familiares, autoridades del país y cientos de fanáticos.


El cadáver del ecuatoriano fue trasladado desde Doha a bordo de un avión fletado por el club catarí Jaish SC, en el que recientemente se había inscrito.


Tras una escala en Portugal, donde cambió de avión, el féretro cruzó el Atlántico y llegó un par de horas después del tiempo en que en principio se había estimado su aterrizaje.


En dicho vuelo también llegaron su esposa Liseth Chalá y dirigentes del club Jaisch.


El avión fue recibido en la pista del aeropuerto por dos vehículos de bomberos que lanzaron chorros de agua por encima de la aeronave cuando ésta aparcaba en las afueras de la sala de Protocolo de la terminal.


Decenas de personas, junto a las mallas que impiden el ingreso a la pista, expresaron con gritos sus sentimientos de dolor en el momento en que el féretro era evacuado de la aeronave a una carroza fúnebre.


El canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, estuvo presente en la terminal aérea de Quito, así como el padre de Benítez, el exfutbolista Hermen Benítez, familiares y amigos.


También el exseleccionado y actual legislador Iván Hurtado, el jugador del Manchester United Antonio Valencia, y el también exportero y actual ministro del Deporte, José Francisco Cevallos.


Asimismo, el jugador del Morelia mexicano Jefferson Montero, el exseleccionado Agustín Delgado, los jugadores Cristian Lara y Jorge Guagua, el presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol, Luis Chiriboga, y el empresario y apoderado de Benítez José Chamorro.


Tras la llegada del féretro, se organizó una caravana de coches encabezada por motocicletas policiales que recorrió la carretera hasta el cementerio Monte Olivo, en las afueras de Quito, donde será sepultado en la mañana del sábado.


También se ha preparado una capilla ardiente en el coliseo Rumiñahui de la capital, que estará abierta el público este día para que los aficionados puedan despedirse del jugador.


Se prevé que esta noche acuda al coliseo Rumiñahui el presidente ecuatoriano Rafael Correa, quien ha cancelado parte de su agenda de trabajo para asistir al acto fúnebre, en compañía de su gabinete de ministros.