Mundo deportivo

Zabel yielded to the weight of conscience
Zabel cedió al peso de la conciencia
31 de Julio de 2013


El equipo ruso Katusha anunció la suspensión del exciclista alemán de su cargo como entrenador de velocistas, tras conocerse que tomó sustancias dopantes entre 1996 y 2003.


Foto: EFE 

Erik Zabel decidió decir la verdad por su hijo Rick, que ahora tiene 19 años y firmó ya su primer contrato como ciclista profesional.

EFE-Redacción


El alemán Erik Zabel no aguantó y cedió al peso de la conciencia. El velocista que tantas veces animó los finales de las etapas del Tour de Francia y de la Vuelta a España, confesó que tomó sustancias dopantes como corredor profesional entre 1996 y 2003 y que mintió hace seis años cuando dijo que había experimentado con EPO solo una vez.


“EPO, cortisona, luego incluso dopaje sanguíneo; realmente es un montón”, afirmó el exciclista al diario alemán “Süddeutsche Zeitung” después de que la semana pasada saliera a la luz el informe de una comisión de investigación del Senado francés en la que aparecía su nombre en la lista de dopados en el Tour de 1998.


Zabel, que corrió su primer Tour en 1994 con el Telekom y ganó dos etapas en el de 1995, aseguró que aquellos éxitos los consiguió “limpio”.


Su error fue “querer más”. “Los patrocinadores estaban descontentos con el rendimiento del equipo y en el pelotón se oían frases como ‘¿Has visto como han corrido hoy este o aquel?’ y descubrías que nunca tendrías una oportunidad frente a determinados ciclistas”, relató.


En 1996 cruzó la frontera sin reflexionar demasiado, pero no se excusa: “Sabía que estaba prohibido y nadie me forzó a tomar EPO (eritropoyetina). Fue mi decisión”.


Ya dopado ganó en ese Tour su primer maillot verde.


Zabel acusó al exmasajista de Telekom, Jef D’Hont, de haber llevado la EPO al equipo. En 1996 él le suministró la sustancia y Zabel le pagó personalmente, después los pagos se hacían al final del año.


Tomó más EPO en los Tour de 1997 y 1998, y lo dejó en 2002, pero no el dopaje. Zabel justifica sus mentiras y su silencio en su “egoísmo”, en las ganas que tenía de mantener su sueño de ser corredor profesional, algo que, reconoce, no habría vivido sin EPO.



Se fue de la UCI

EFE


La Unión Ciclista Internacional (UCI) anunció en un comunicado que Erik Zabel presentó su dimisión como miembro del Consejo de Ciclismo Profesional.


La UCI informó que el exciclista alemán contactó a Patrick McQuaid, presidente de la institución, para presentarle su dimisión y expresarle su “profundo arrepentimiento por haber mentido durante tanto tiempo” acerca del consumo de sustancias dopantes.


Al aceptar su dimisión, la UCI señaló que Zabel “no es la persona adecuada para formar parte del Consejo de Ciclismo Profesional”.