Fútbol en el Mundo

Jackson may be Neapolitan
Jackson puede ser napolitano
27 de Julio de 2013


De llegar el atacante chocoano, el Nápoles tendría tres colombianos en su plantel para la temporada que se avecina, con Camilo Zúñiga y Pablo Armero.



Jackson, los goles que ahora  quieren ver en otras ligas.

EFE


El Nápoles del técnico español Rafa Benítez, protagonista de una vasta campaña de fichajes en este mercado de verano, está interesado en el delantero colombiano Jackson Martínez, actualmente en el Oporto.


Nápoles y el jugador ya han llegado a un acuerdo y ahora el último escollo de la negociación es con el Oporto, que pide por el atacante el total de su cláusula de rescisión: 40 millones de euros, según informó ayer el diario deportivo “La Gazzeta dello Sport”.


El club napolitano, en cambio, estaría dispuesto a pagar unos 32 millones de euros.


De confirmarse el fichaje de Jackson, el colombiano pasaría a engrosar la lista de nuevos nombres que han aterrizado en el club italiano este verano, tras la llagada de Benítez.


Entre esos nombres figuran los de los exmadridistas Raúl Albiol y José María Callejón, así como el del argentino Gonzalo Higuaín.


También viajó a Nápoles para someterse a las pruebas médicas el guardameta español Pepe Reina, que llegaría al equipo con la fórmula de una cesión del Liverpool por una temporada.


“Chachachá”, como es conocido el atacante colombiano, llegó al club portugués hace un año procedente del mexicano Jaguares de Chiapas y en su primera temporada logró títulos y récords que lo llevaron a la condición de ídolo de su afición.


Precisamente con un gol suyo, Jackson celebró el primer título con el Porto en su primer partido oficial por la Supercopa de Portugal (2012). Y este año terminó siendo el goleador de la Liga local con 26 goles en 30 partidos, además de los tres que anotó en la Liga de Campeones y cinco más por la Copa de Portugal, para un total de 31 anotaciones en la temporada.


De esa manera, el atacante colombiano se dio a conocer en el fútbol europeo, donde ahora lo reclaman equipos de las consideradas ligas más importantes del mundo. Todo un mérito porque, con su capacidad y talento, ha ido construyendo el valor que hoy se le reconoce, mucho más por fuera del país.