Política

Eugenio Prieto
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
24 de Julio de 2013


El primero de agosto, en desarrollo de los Jueves de Cogobierno del Liberalismo Socialdemócrata, en su sede del primer parque del barrio Laureles, el senador Eugenio Prieto despejará su futuro electoral.

Eugenio Prieto


El primero de agosto, en desarrollo de los Jueves de Cogobierno del Liberalismo Socialdemócrata, en su sede del primer parque del barrio Laureles, el senador Eugenio Prieto despejará su futuro electoral. Sin embargo, la decisión prácticamente ya está tomada y todo indica que volvería a ser candidato liberal al Senado. Prieto ya se reunió con los equipos que conforman su triángulo electoral de un Senado y dos cámaras dentro de la Alianza Liberal por Antioquia. Como se sabe, los dos candidatos a la Cámara son Iván Agudelo, del equipo del rector de la U. de M. y Jaime Garzón, de Participación Liberal. Con estos dos matices ya hicieron un completo barrido de los municipios donde cada uno de los tres grupos es fuerte electoralmente y ya se distribuyeron la votación. Recuerden que el candidato al Senado parte de una base electoral de 60.000 sufragios y cada aspirante a la Cámara de 30.000. El Senado debe aportar a cada socio de la Cámara de a 10.000 votos y estos a su vez de 20.000 al Senado. Y Prieto no le para bolas a las especulaciones contrarias a esta información.


Óscar Marín


Este representante a la Cámara, que está a la espera de conocer el texto de la sentencia del Consejo de Estado que lo despoja de su investidura por defender convicciones, estuvo reunido el pasado lunes con su excompañero de Congreso, el médico oncólogo Jorge Morales Gil. Ambos recordaron muchísimos momentos que vivieron en el periodo 2006-2010 en la Cámara y en Bogotá. El galeno no solo reconoció que se trató de un fallo muy injusto sino el trabajo y la puntualidad que como legislador viene cumpliendo Marín en sus siete años como tal. “Marín sí que tiene para mostrar  gestión en la Cámara y valiosos proyectos y debates de corte socialdemócrata”, acotó Morales Gil. Los dos tertuliaron y compartieron variadas anécdotas. Claro que son impublicables algunas de las aseveraciones de Morales sobre la demanda contra Marín y en materia política electoral salió con un rollo que desemboca en que el candidato contra el uribismo no sería ni Santos y menos Vargas Lleras, sino César Gaviria. No lo entendí, pero sonó chévere. El médico sale con unas cosas, pero hasta argumentadas. Y eso que no quiere saber nada de la política activa, pero no puede vivir sin ella. Jijiji.


Estampilla


Óscar Marín es otro de los hinchas que le quedan al mal manejado y de malas DIM. Y anunció que este domingo antes del cotejo con el Tolima será presentada la estampilla, de colección filatélica y postal, en conmemoración de los cien años de fundación del Rojo. Claro que Jorge Morales con su tenaz humor, le dijo a Marín que no es una estampilla filatélica, sino piratélica. Todo lo del DIM es así. Jojojojo. Morales no tiene cura y eso que no solo dejó la política sino el buen whiskey sello negro.


Entrerríos


Y ya que mencionamos al médico y expolítico Jorge Morales, quien de todos modos se mantiene muy enterado, lo buscan, le piden ayuda y hasta le hacen ofrecimientos muy tentadores, se va a salir con la suya en el caso del liberalismo institucional de Entrerríos y la candidatura a la Cámara del Gomita y también médico Hernán Gómez. El viernes les contaremos. La decisión está tomada.


Los Cañas


Algo se traen entre manos los Cañas, el papá Gerardo y el hijo Lucas. En las dos últimas semanas se ha observado una frenética actividad de los dos. Son constantes los viajes a Medellín de Gerardo y ambos han sostenido múltiples reuniones con alta dirigencia, como otra vez el alcalde Aníbal Gaviria, también con su homólogo de Itagüí, con candidatos conservadores al Congreso, con jefes de este partido en Antioquia. Algo está pasando que no han contado. Algo va a pasar. Recordemos que Gerardo Cañas fue diputado, representante a la Cámara, precandidato conservador al Senado y declinó en favor de Juan Gómez, a quien secundó pero nunca quiso asistir en su reemplazo pese a que don Juan se lo pidió, también fue precandidato a la Gobernación y en el 2010 aspiró al Senado y sacó 22.000 votos que le faltaron a otros. Hoy su hijo Lucas está aspirando a la Cámara, pero algunos le están cerrando el paso, incumpliendo o le tienen miedo a que haga daños en las urnas. Algo está sucediendo. Cuenten, cuenten.


Carlos Zuluaga


El representante a la Cámara y aspirante a repetir por cuarta vez, Carlos Zuluaga, rutilante nuevo miembro del Directorio Nacional Conservador, DNC, se equivoca al descalificar el muy serio y bien elaborado concepto jurídico que le solicita al DNC que ordene repetir todo lo erróneamente actuado por el Directorio Conservador de Antioquia. Y lo hace porque solo cuenta verdades a medias y no dice que con ese “fallo” no solo se cayeron Bayron Caro y el cuarteto de libre asignación sino también  Natalia Arcila. O sea, barrió con todo porque todo fue ilegal y antiestatutario. Y para que Carlitos no pierda el tiempo en eso, es bueno que sepa que ya hay acercamientos por lo alto para restablecer la normalidad en el Diconservador seccional aceptando lo que dice ese concepto jurídico. Si les contara.



Por una Colombia de regiones

Se encuentra por Medellín el exministro, exgobernador del Atlántico y exsecretario General del Partido Liberal, Eduardo Verano de la Rosa, promoviendo y recogiendo firmas para inscribir su aspiración presidencial no por un interés personal, sino en favor de una Colombia de regiones.


Verano de la Rosa es uno de los siete colombianos que ya han solicitado ante la Registraduría Nacional del Estado Civil el formulario para la recolección de firmas de apoyo para la inscripción como candidato presidencial y en su caso por el Movimiento Colombia País de Regiones.


Consultado por qué lo está haciendo por fuera de su partido, manifestó con total convicción que es para abrir espacios de participación que realmente permitan construir la visión de país que tienen desde las regiones colombianas y que es imposible dentro de los partidos porque ellos ya tienen definidas y comprometidas las decisiones que tienen que ver con la Presidencia de la República.


“Nosotros lo que estamos haciendo de fondo es impulsar un concepto de Estado con base en un nuevo modelo de ordenamiento territorial de Colombia, que permita más poder y autoridad a lo ancho y largo del país”.


Enfatizó que su propuesta se trata de pasar de un Estado centralista a ultranza como impera hoy en Colombia, y cada vez más centralista, a un modelo de Estado regional, que es lo que corresponde hoy en día a un país moderno con una organización estatal más cercana al ciudadano.


“Es imposible que el centralismo colombiano siga creyendo que puede manejar a casi 50 millones de personas desde Bogotá, advirtió el político costeño y quien estudió muchos años en Medellín.


Su propuesta programática y su aspiración electoral, dice, pasa por el voto Caribe que hace tres años sacó en las urnas dos millones 500.000 votos de respaldo, lo cual le da validez política a la idea que vienen proponiendo a Colombia y que no podían dejar tirada.


“Siendo leales con esos 2.5 millones de personas que apoyaron el Voto Caribe con la idea de reconstruir el Estado en Colombia, dejarlos expósitos sería una burla”.


Y como el centralismo no le ha parado bolas, Verano de la Rosa dijo que por eso tienen que continuar con la tarea que pasó por el Voto Caribe, pues se trata de un proyecto que lleva más de doscientos años con las luchas entre centralistas contra federalistas, entre centralistas y autonomistas, desde Bolívar y Santander, que tenían diferentes conceptos, y que siempre ha existido ese debate, en el cual hasta ahora han ganado los centralistas.


Llamó la atención que los centralistas siempre han manejado el país y eso ha producido una gran concentración del desarrollo, no ha habido equidad, ni equilibrio y tampoco armonía.


Es por ello, explicó, que está recogiendo firmas con la visión de crear un país de regiones en la realidad, lo cual solo se puede lograr desde la Presidencia de Colombia.


Advirtió que solo desde ese cargo existe la suficiente fuerza y posibilidad de lograr un cambio en la estructura colombiana, pues siempre una visión descentralizada y de regiones la van a escamotear, a dilatar, siempre van a considerar de minusválidos a sus sustentadores y haciéndole creer al país que no hay capacidad de manejar los asuntos en cada una de las regiones.