Economía

F-Air Colombia made the aeronautical industry visible
F-Air Colombia visibilizó la industria aeronáutica
Autor: Angela María Agudelo Restrepo
16 de Julio de 2013


En un primer balance de la feria internacional, que se cumplió en el aeropuerto José María Córdova, el director de la Aeronáutica Civil, Santiago Castro, destacó la concreción de negocios por US$60 millones.


Foto: Angela Patricia Zapata 

La feria mostró los últimos avances de la aviación civil y militar, además  del equipamiento aeroportuario, al tiempo que deleitó con demostraciones aéreas y estáticas de aeronaves de las Fuerzas Armadas, la aviación general y deportiva.

Colombia mostró lo mejor de su naciente industria aeronáutica y recibió a los más importantes jugadores del sector en el mundo, indicó el director de la Aeronáutica Civil, Santiago Castro, al presentar un primer balance de la F-Air Colombia 2013.


Según el funcionario, en su sexta versión, la feria aeronáutica internacional recibió a 46.500 visitantes, de los cuales 38.000 pagaron su boleta para ingresar. Así mismo, fue el marco para la concreción de negocios con industrias aéreas del mundo por más de US$60 millones.


A través de 200 empresas de los sectores de aviación civil, comercial y militar, mantenimiento y abastecimiento aeronáutico, infraestructura aeroportuaria y organizaciones de investigación, desarrollo y tecnología aeroespacial, 25 países se dieron cita este fin de semana en la muestra de intercambio tecnológico, industrial y académico.


Castro, quien calificó el evento como la mejor feria del aire en la historia colombiana, también destacó la firma de un convenio con el Reino Unido de Gran Bretaña para desarrollar la industria aeronáutica de Colombia.


Seguirá en Rionegro


Aunque se había barajado la propuesta de trasladar F-Air Colombia a Cali, voceros de la Aeronáutica Civil precisaron que esta no prosperó porque las condiciones del Aeropuerto Internacional José María Córdova, en Rionegro, y del Gobierno Departamental “son las mejores”.


“Queremos agradecer la continuidad que los entes que toman la decisión le han dado a la sede para que la feria se lleve a cabo en nuestro aeropuerto”, dijo Diana Milena Arango, gerente General de Medellín Convention and Visitors Bureau.


Según la dirigente, “ferias como esta, le dan a la ciudad-región un dinamismo internacional y mucha visibilidad al sector aeronáutico colombiano. La asistencia estuvo muy buena cada día y en general la feria se desenvolvió de manera muy amena”. 


Grandes y chicos disfrutaron durante cuatro días del rugir de los aviones, las acrobacias y la maniobrabilidad de las máquinas y hombres de la Aeronáutica Civil de Colombia, en conjunto con la Fuerza Aérea Colombiana.


Esta última entidad destacó el primer avión fabricado en el país con mano de obra regional, el T-90 Calima, una nave de instrucción y entrenamiento en la que los futuros oficiales se capacitan y forman, en la Escuela Militar de Aviación Marco Fidel Suárez, ubicada en el Valle.



El transporte se quedó corto

El servicio de transporte de pasajeros que presta la Compañía Metropolitana de Buses (Combuses), para el aeropuerto José María Córdova, fue desbordado por la demanda durante la feria aeronáutica, reconoció el gerente Wilson Mejía.


“Es un éxito el evento, pero todavía nos queda grande porque no tenemos articulado todo”, dijo.


Según informó, los organizadores de esta feria no cuentan con los transportadores para tener la logística coordinada. “Siempre nos enfrentamos con el mismo problema y la verdad es que nos toca poner a los usuarios a hacer fila para que esperen el transporte”.


Planteó que la exhibición debería hacerse de más días y con una logística más robusta para evitar traumas como este. “Nuestros vehículos suben la gente y bajan vacíos para tratar de atender la demanda”, concluyó.