Economía

Colombian economy grows slowly
A paso lento crece la economía colombiana
8 de Julio de 2013


Desaceleración que afecta a toda la economía mundial se refleja en el ajuste de los pronósticos de crecimiento colombiano.

Duván Vásquez


El crecimiento colombiano va mesurado, porque el patrón de desarrollo que persigue la economía del país presenta inconvenientes, según análisis de Asobancaria. Lo que se ve representado en el primer trimestre de 2013, por una tasa de desaceleración del PIB en un 2,3 por ciento anual.


Esto se presenta debido que se ha dependido de la expansión de los sectores minero-energético, de los bienes no transables (no movibles: casas, etc.) y de excesos en la demanda interna con dinero del extranjero. Sin embargo, los indicadores positivos de esos sectores se produjeron por el deterioro de la industria y la agricultura.


Esa situación hace creer a la sociedad bancaria, que las fuentes de financiación del Gobierno no están correctamente orientadas. Explica el informe que el auge de la minería podría disminuir, por la pronosticada lentitud en el crecimiento de la economía mundial. En ello coincide Mauricio Alviar, docente de Economía de la Universidad de Antioquia, y señala que “Si los países como China que compran hidrocarburos y oro colombiano, están en crisis, los productos empiezan a perder demanda en el mercado mundial”.


Después de dos trimestres consecutivos de contracción, antecedidos por uno de crecimiento nulo, la industria manufacturera colombiana siguió en recesión, con una caída  pronunciada del 4,1 por ciento en el primer trimestre de 2013. Lo que incidió en la reducción del 1,2 por ciento de las exportaciones. Asimismo como las caídas en las ventas de carbón.  Sin embargo, el sector minero sigue fuerte en el país.


La desaceleración económica que viene desde 2011 disminuyó el ritmo de la generación de nuevos empleos. Razón del estancamiento de ese indicador en el pasado primer trimestre de 2013 con una tasa de 0,7 por ciento anual, según informes del Dane.


La normalización en las políticas monetarias de Estados Unidos y otras economías avanzadas, aumentarán el costo de la financiación externa y reducirán la cantidad, expone el informe de Asobancaria.


No en vano, el Ministerio de Hacienda y Crédito Público disminuyó el pronóstico de crecimiento del 4,5 por ciento del PIB. Y al 21 de junio del presente año, el Banco de la  República indica que inversión extranjera se redujo un 5,4 por ciento en relación al mismo periodo de 2012.



Economía mundial

El crecimiento de la economía en el mundo ha tenido diferentes aspectos que han variado los pronósticos a la baja. El informe trimestral de Hsbc Global Research modificó el indicador de economía mundial con un recorte de 0,8 puntos porcentuales.


“La reducción se debió a preocupaciones respecto al panorama en los países en desarrollo” indicó el informe. Por ejemplo, hay dudas por un mayor rendimiento del tesoro, lo que podría establecer duras condiciones financieras de la zona euro y el Reino Unido. Asimismo la incertidumbre monetaria de EE.UU. y las reformas  en la oferta y la demanda de China.