Columnistas

Guillermo y Gilberto
Autor: Hernán Cárdenas Lince
6 de Julio de 2013


En las negociaciones de paz que se adelantan en La Habana se debería hacer una seria mención y un recordatorio a dos grandes personajes asesinados vilmente por la guerrilla. Me refiero naturalmente a Guillermo Gaviria Correa y a Gilberto Echeverri.

La Habana se debería hacer una seria mención y un recordatorio a dos grandes personajes asesinados vilmente por la guerrilla. Me refiero naturalmente a Guillermo Gaviria Correa y a Gilberto Echeverri Mejía, inteligentes personajes quienes trabajaban precisamente por la paz en forma bien ingeniosa pues estudiaban profundamente los procesos históricos como fue el caso de la India, en donde Gandhi marcó el más inteligente camino, que aún le sigue dando progreso a ese país que tiene millones y millones de habitantes.


Lo más inteligente y oportuno en el proceso de paz es analizar acertadas estrategias como en las que trabajaron Guillermo y Gilberto dejando a un lado los actos de crueldad y violencia que acostumbran los guerrilleros, con lo que demuestran que poseen un bajísimo nivel intelectual y de conocimientos históricos.


Es justo que en este momento se haga un reconocimiento a los dos personajes que si no hubieran sido asesinados, hoy estarían conduciendo a toda la nación a un verdadero camino de paz y progreso.


Personalmente recuerdo que un día conversando con Guillermo y Gilberto tocamos un histórico momento cuando el Imperio Romano quería invadir la Galia, o sea, lo que hoy es la región de Francia, pero todos los soldados romanos tenían la creencia que los galos eran inmortales y no se les podía combatir. Pero a un escultor se le ocurrió la original idea de tallar en mármol una escultura que representaba a un galo herido y moribundo, lo que despertó en todos los soldados romanos el afán de invadir y dominar toda la Galia. Mis amigos Guillermo y Gilberto coincidieron en anotar que son pequeños detalles históricos los que cambian el  futuro de toda la humanidad.


Colombia entera no puede olvidar esos personajes como Guillermo Gaviria Correa y Gilberto Echeverri Mejía que hoy deberían ser citados en las conversaciones de paz de La Habana.