Economía

FDI (Foreign Direct Investment) in Latin America is growing
IED en Latinoamérica, en crecimiento
Autor: Ana María Mejía Angel
5 de Julio de 2013


Por tercer año consecutivo, Latinoamérica y el Caribe atrajeron grandes flujos de Inversión Extranjera Directa, mientras que en otras regiones del mundo se han reducido, según reveló la Cepal.

El 2012 fue un año destacado para la Inversión Extranjera Directa (IED), en América Latina y el Caribe, que aumentó en un 5,7 % frente al año pasado y llegó a niveles históricos. Así lo dio a conocer la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de la ONU, Cepal, en su informe “Inversión Extranjera Directa en América Latina 2012”. 


En el documento se expresa que el crecimiento económico de la región, que durante el año pasado alcanzó el 3 % y “altos precios internacionales de los recursos naturales han contribuido a sostener el nivel alcanzado en el último año por la IED en la región”. 


Este crecimiento se viene presentando de forma sostenida desde 2010, según el documento, algo para destacar, teniendo en cuenta “un contexto internacional marcado por la incertidumbre, donde los flujos mundiales de IED mostraron una contracción del 13 %” respecto a 2011, provocado principalmente por la “situación macroeconómica desfavorable de los Estados Unidos y la Unión Europea, lo que delimitó el escenario para esta nueva caída de los flujos globales de inversión”, se lee en el documento.


Así las cosas, la participación de Latinoamérica en los flujos de IED en 2012 creció 12 %, lo que llevó a que los montos que se destinaron a países desarrollados cayeran en 22,5 %, pero solo 3 % en los destinados a países en desarrollo como conjunto.


La Cepal indica que el único país que perdió participación en los flujos de IED fue México, con una reducción del 38 %, mientras que el mayor crecimiento por países se registró, primero Perú, con 49 %, seguido de Chile y Argentina con 32 y 27 por ciento, respectivamente. Colombia está entre los crecimientos destacados por la Cepal en su informe, con 18 % de crecimiento en la IED. Además, Brasil se mantiene como principal receptor de IED en la región, con 38 % del total, mientras que Chile se posicionó como el segundo destino más importante.


En el estudio de la Cepal se indica que en estos resultados “se reflejan varios procesos: por un lado, la crisis económica que desplaza las inversiones hacia los mercados emergentes; por otro, el contexto de América Latina resulta particularmente favorable para los inversores globales”, sumado a los precios elevados de los recursos naturales.


IED en Colombia


Durante 2012, la Inversión Extranjera en Colombia registró una “cifra histórica”, según lo reveló en abril el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo con 15.823 millones de dólares en IED, particularmente para el sector de manufacturas, que creció 159 %, según las cifras reveladas por esta cartera y que según el ministro Sergio Díaz-Granados, solo se superó con la compra de Bavaria por Saab Miller en 2005.


El funcionario añadió en el momento que los resultados de 2012, que no están asociados a la minería, corroboran “cómo la política industrial ha contribuido a atraer capitales extranjeros hacia las manufacturas”. Chile, Perú, Estados Unidos y Panamá son los principales emisores de IED hacia Colombia.



IED disminuyó en mayo

Un descenso del 4,8 % se registró en mayo en la Inversión Extranjera Directa de Colombia, frente al mismo mes de 2012, cuando se registraron 7.201 millones de dólares, según las cifras de la balanza cambiaria del Banco de la República. Esta disminución se presentó tanto en la IED petrolera, que bajó de 6.118 millones a 5.965 millones de dólares, y la no petrolera, que descendió de 1.445 a 1.237 millones de dólares.


Al mismo tiempo, la IED destinada a cartera de corto plazo creció 116 % frente a los cinco primeros meses del 2012 y se ubicó en US$2.259 millones.


Según los informes de BanRep, la disminución de la IED se debe a la “desaceleración de varias economías emergentes, los síntomas de recuperación de EE.UU. y la crisis europea”, además de que los inversionistas retornan dinero a territorio estadounidense.