Política

Varios centenarios
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
3 de Julio de 2013


Por estas calendas están cumpliendo cien años de vida municipal no solo Bello, Nariño y Montebello, en Antioquia, sino también de haber nacido el expresidente liberal Alfonso López Michelsen.

Varios centenarios


Por estas calendas están cumpliendo cien años de vida municipal no solo Bello, Nariño y Montebello, en Antioquia, sino también de haber nacido el expresidente liberal Alfonso López Michelsen. Sobre el recuerdo de este natalicio 


la dirigencia nacional liberal le rindió un homenaje a López como el gran intelectual que fue, al liberal contestatario, el que dejó a un lado el pragmatismo y se la jugó por la ideología y que, además, recuperó a la colectividad del agobio de la burocracia. El director del Partido Liberal, Simón Gaviria, afirmó que López Michelsen siempre permanecerá en el ideario liberal por su condición de gran pensador del siglo XX. Para Horacio Serpa fue la voz inconforme y el talante progresista del Partido Liberal. El ex fiscal General de la Nación, Alfonso Gómez Méndez, calificó a López como un gran político, un gran pensador, un gran orientador y un gran profesor.


Nariño y Montebello


El gobernador de Antioquia, Sergio Fajardo, asistió en los últimos días y como debía ser a los actos de celebración de los cien años que coincidencialmente están cumpliendo los municipios de Bello, Nariño y Montebello. Los dos últimos son pequeños pueblos de la geografía antioqueña. Nariño está asentado en el Suroriente de este territorio y Montebello es un balcón en el sur y muy cerca de Santa Bárbara. Nariño en su centenario reclama la pavimentación de diez kilómetros que faltan para que se pueda llegar en carro por una  carretera asfaltada. Y también Montebello urge mejoras en sus carreteras. Ambos municipios tienen como necesidad mejores comunicaciones terrestres para sacar sus productos agrícolas a los centros de distribución y consumo. En Montebello anhelan mejores vías para agilizar el mercadeo del siempre delicioso y nutritivo aguacate, que contiene grasita vegetal.


Los cien de Bello


Esta ciudad, como lo manifestara el gobernador de Antioquia, es un caso aparte a la realidad municipal que viven Montebello y Nariño. Se trata de una gran urbe que llegó a su centenario, pero que necesita repensar y planear lo que será dentro de 25 o 30 años, cuando se multiplicarán sus hoy 500.000 habitantes, que la colocan como la ciudad no capital en Colombia con ese número de habitantes y la ubican para unos, como la Administración bellanita, como la novena en el ámbito nacional, para otros de once, mientras que otros aseguran que es la catorce. De todos modos es hoy un núcleo urbano vibrante y creciente, impactado por la situación que se registra en el Valle de Aburrá o el área metropolitana, y muy influenciado por la cercanía a Medellín.


La celebración


Tras la realización en los días previos de una variada programación cultural, musical, deportiva y social, el pasado lunes, primero de julio, día en que en 1913 Bello comenzó a transitar como municipio, se llevó a cabo la jornada clásica del centenario con tres actos centrales. El primero fue religioso con una eucaristía católica de acción de gracias en la parroquia de Nuestra Señora del Rosario, ubicada en el parque principal Santander. El segundo punto fue la realización de una velada de reconocimientos y agradecimientos a personas e instituciones que se han destacado por su labor y contribución al desarrollo de la ciudad. El acto se realizó en la vespertina en el salón de recepciones Malibú y allí el alcalde Carlos Muñoz López condecoró a unos cuarenta ilustres bellanitas a los que les entregaron la medalla o la orden centenaria, recientemente instituida, mientras afuera se desató una larga y refrescante tempestad. La celebración concluyó en la noche, en la Unidad Deportiva Tulio Ospina, con una parranda musical con Pipe Peláez y el Charrito Negro.


Los políticos


El cumpleaños de Bello, que presidieron el gobernador Fajardo y el alcalde Carlos Muñoz, contó con la presencia de varios dirigentes políticos. Se llevaron todos los honores los hoy dos congresistas locales, la senadora Olga Suárez y el representante a la Cámara, John Jairo Roldán, quienes además hicieron parte de la larga lista de condecorados con la Orden Centenaria. Ellos dos fueron secundados por los dos diputados locales, Gloria Montoya y Rigoberto Arroyave, mientras que el presidente del Concejo, Jean Lee Pavón encabezó la activa participación en las ceremonias de los otros 18 concejales municipales. Pero además concurrieron el exgobernador Alberto Builes y vimos a otros diputados como Rodrigo Mendoza y a Rogelio Zapata, al concejal de Medellín, Carlos Bayer, al próximo candidato a la Cámara por CR, Mauricio Parodi, a su jefe y exalcalde Rodrigo Arango, y al exconcejal Jaime Meneses. También asistió el personero Juan Diego Ardila, mientras que la contralora Eva I. Sánchez está en vacaciones y en el extranjero.


Alcalde y gobernador


El mandatario local Carlos Muñoz leyó un interesante discurso que comenzó con una detallada reseña histórica, de la cual hay que retomar dos temas. El primero que los promotores de la municipalidad de Bello tuvieron que dar una larga y dura lucha para lograr separarse de Medellín y que esta ciudad no se debió llamar Bello, sino ciudad Suárez. El gobernador Fajardo centró sus palabras en dos campos. El primero en enfatizar la violencia y la corrupción que ha afectado el desarrollo antioqueño, castigando duramente a las clases populares. Y en el segundo aspecto recomendó que los viejos talleres de los ferrocarriles se utilicen para llevar a Bello la U. de A., al tiempo que propuso una agresiva intervención del Estado en todos sus niveles en los límites barriales, al oriente y al occidente, entre Bello y Medellín. Los actos fueron complementados por un bien logrado video sobre los cien años, que mostró todos los logros y lo positivo, pero olvidó contrastarlo con los problemas y las angustias por solucionar. La protesta pública del centenario la adelantó el concejal opositor León Fredy Muñoz, mientras otro duro contradictor Armando Estrada no estuvo entre los homenajeados y tampoco el legendario exjefe conservador Gustavo López Gómez.