Economía

Boosting productivity is urgent for dynamizing industry
Urge impulsar productividad para dinamizar la industria
2 de Julio de 2013


La tendencia en el largo plazo en Colombia es de desindustrialización, según el académico Remberto Rhenals, quien atribuye el fenómeno a problemas estructurales.


Foto: Esneyder Gutiérrez Cardona 

Las expectativas de producción para los próximos tres meses, según Fedesarrollo, muestran un ligero deterioro en mayo, pero continúan en un nivel relativamente favorable frente a lo observado en febrero o marzo de este año.

Ángela Agudelo


La Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), Seccional Antioquia, resaltó la urgencia de ejecutar la inversión y medidas anunciadas en el Programa de Impulso a la Productividad y el Empleo (Pipe) y continuar con una decidida Agenda de Competitividad, a propósito del pobre desempeño mostrado por el sector manufacturero en abril.


Los resultados de la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta (Eoic) registraron una caída en producción y un bajo crecimiento en ventas, una menor utilización de la capacidad instalada, inventarios normales, pedidos con menor dinamismo y un clima para los negocios en deterioro, según Juan David Pérez Ortiz, gerente Seccional.


El dirigente resaltó otros indicadores de la economía colombiana, que “reflejan una difícil coyuntura para la industria”. Las exportaciones del sector industrial, por ejemplo, se redujeron en -1,6 % hasta el mes de abril, mientras que las exportaciones totales se redujeron en -7,3 %; la demanda de energía no regulada de la industria, por su parte, creció 0,9 % en los cinco primeros meses del año, cuando un año atrás lo hacía en 2,6 %. 


Así mismo, citó cifras de la Gran Encuesta Continua de Hogares, según las cuales el empleo en la industria manufacturera tuvo una variación de -9 % en el trimestre febrero-abril de 2013, frente a igual trimestre del año anterior.


Desaceleración en producción y ventas


De acuerdo con los resultados de la Encuesta, realizada con los gremios Acicam, Acoplásticos, Andigraf, Anfalit, Camacol y la Cámara Colombiana del Libro, en los primeros cuatro meses de 2013, la producción disminuyó -0,9 %, las ventas totales crecieron 0,5 % y, dentro de estas, las ventas hacia el mercado interno crecieron 0,5 %, respecto al mismo período del año pasado.


La utilización de la capacidad instalada se situó en 74,5 % para abril, nivel inferior al promedio histórico de Eoic (76,4 %), mientras que los indicadores de demanda (inventarios y pedidos), reflejan una tendencia desfavorable en los últimos meses. 


En abril de 2013, el 85,7 % de la producción calificó sus pedidos como altos o normales, frente a un indicador del 89,2 % hace un año. Por su parte, el porcentaje de la producción que reportó sus inventarios como altos fue de 26,4 %.


Se deteriora el clima


Las dificultades de la industria manufacturera, acentuadas desde el segundo semestre de 2012, según Pérez Ortiz, son capturadas en el indicador “Clima de negocios y obstáculos para la actividad productiva”. 


De ahí que en abril, el 53 % de los encuestados calificara la situación de la empresa como buena -con un nivel trece puntos por debajo del reportado en igual período del 2012 (66,8 %)-, en tanto que las mejores expectativas fueron reportadas por el 42,6 % de las empresas.


En ese mes, los principales obstáculos que enfrentaron los empresarios son en su orden: baja demanda, alta competencia en el mercado, costo y suministro de materias primas, tipo de cambio, contrabando, infraestructura y costos logísticos, falta de capital de trabajo, baja rotación de la cartera, bajos márgenes de rentabilidad, entre otros.


La encuesta de abril de 2013 incluyó un módulo especial, dirigido a conocer si las empresas colombianas tienen inversiones directas en otros países, y cómo les ha ido en estas experiencias. Este reveló que más del 19 % de las empresas encuestadas ha realizado inversiones productivas en el exterior en los últimos cinco años, destinadas principalmente al área de producción (50 %), comercialización (43,8 %) y distribución (18,8 %).


Por países de destino, estas inversiones se orientan en buena parte a los países vecinos, destacándose las inversiones en Ecuador, México, Estados Unidos, Perú, Centroamérica, Venezuela y Panamá.


Tocó fondo en marzo


No obstante, el gerente de la Andi Antioquia, observó que dados los resultados acumulados al mes de abril, tanto la producción como las ventas podrían haber tocado fondo en marzo y que “para el segundo trimestre podríamos estar en zona de resiliencia incipiente, es decir, ante el inicio de una etapa de recuperación de los indicadores industriales”.


Para Remberto Rhenals, profesor de Economía de la Universidad de Antioquia, los indicadores de la Encuesta de la Andi son contradictorios y “no muestran claramente que la situación esté cambiando. De todas maneras, puede ayudarla un poco si las tendencias últimas de tasa de cambio y de demanda que pueden preverse se mantienen”.


Según observó, “los factores de corto plazo, que son los que principalmente se captan en las encuestas de opinión, como la coyuntura industrial más reciente han sido desastrosos”.


El académico señaló además que “Colombia posiblemente se ha estado desindustrializando más de lo que cabría esperar de acuerdo con las tendencias de largo plazo de muchas economías”. 


Pues, según informó, en los dos o tres últimos años, la participación de la industria en el PIB total se ha situado nuevamente por debajo de la de 1950. “Y en esto hay problemas estructurales (de productividad y pérdida de velocidad del cambio estructural, por ejemplo)”, dijo. 


Señales de recuperación


Según Fedesarrollo y su Encuesta de Opinión Empresarial (EOE) realizada en mayo, en ese mes se ratifican las señales de recuperación observadas en abril tras más de un año de caída continua.


No obstante reconocer que el Índice de Confianza Industrial (ICI), compuesto por el volumen actual de pedidos, el nivel de existencias y las expectativas de producción para los próximos tres meses, se ubicó en -2,4 %, es decir 4,3 puntos por debajo de mayo de 2012, este Centro de Investigación Económica Social destacó el cambio de tendencia desde abril, el cual “parece continuar en el mes de mayo”.


Al comparar la evolución del ICI frente a los meses anteriores de 2013, destacó “una leve mejora en la percepción del nivel actual de pedidos, que refuerza la tendencia positiva que ya se observaba en abril” y “una clara mejoría (reducción) en la percepción sobre el nivel de existencias, lo cual constituye un signo favorable de recuperación de la demanda”. 



Mejora confianza comercial

La confianza comercial mostró nuevamente un avance en mayo, coincidiendo con una mejora en las expectativas de la situación para los próximos seis meses, informó Fedesarrollo.


De acuerdo con la última medición de la EOE, el Índice de Confianza Comercial (Icco) mostró un avance en el quinto mes del año, al ubicarse en 18,4 %, por encima de los niveles observados en los tres meses precedentes. 


Según el Centro de Investigación, “la confianza de los comerciantes siguió mostrando señales de una recuperación, tras la fuerte caída registrada en los primeros dos meses de 2013”. Señaló, no obstante, que este indicador estuvo por debajo del nivel observado para mayo entre los años 2010 y 2012.