Nacional

ELN divulgó prueba de vida de militar secuestrado hace más de un mes
26 de Junio de 2013


Fueron divulgadas pruebas de vida del cabo del Ejército Carlos Fabián Huertas, secuestrado hace más de un mes por el ELN. En el video el uniformado pidió a sus familiares que estén tranquilos.


EFE


El ELN divulgó hoy un video como prueba de vida del cabo del Ejército Carlos Fabián Huertas, secuestrado hace un mes y cuatro días en el noreste del país.


El ELN envió a los medios las imágenes en las que el militar aparece en la selva, delante de una pancarta de la guerrilla y flanqueado por dos insurgentes armados y ataviados con sus uniformes e insignias.


Huertas dijo ser un "prisionero de guerra" del ELN, que lo hizo cautivo el pasado 22 de mayo en una emboscada tendida por la guerrilla al Ejército en zona rural del municipio de Chitagá, Norte de Santander, en la frontera con Venezuela, en la cual murieron 11 soldados.


"Les pido (a la familia) que por favor se tranquilicen porque voy a estar bien. En un mediano tiempo, si Dios quiere, voy a estar con ustedes", dice el militar en el video.


Además, dijo que a pesar de estar privado de su libertad, el ELN le "ha respetado los derechos humanos" y le han mantenido "en las condiciones en que ellos están", con las necesidades de alimentación y descanso cubiertas.


Huertas le pidió al Estado que respalde a su familia "humilde pero no pobre" y a uno de sus hermanos, que padece un trastorno psicológico tras su paso por el Ejército.


Tras conocer las imágenes la madre del militar secuestrado, Aydé Huertas, dijo a una emisora radial que en la familia están "felices porque lo vimos con vida", pero que no podía ocultar su tristeza "porque mi hijo está muy acabadito y se ve triste, pero aquí lo más importante es que está con vida".


La familia, oriunda de la ciudad de Neiva, capital del departamento sureño del Huila, reclamará al Ejército más información sobre las pruebas de supervivencia de Huertas.


Días después del secuestro, el ELN anunció que tenía en su poder a este cabo y explicó que la emboscada tendida era una "respuesta de lucha guerrillera" contra lo que llama "plan guerrerista" del Gobierno del presidente Juan Manuel Santos por las operaciones militares en las regiones de Arauca, Boyacá y Norte de Santander.