Columnistas

縃acia d髇de va el hospital Antonio Rold醤?
26 de Junio de 2013


Despu閟 de los tantos vaivenes por los que ha pasado el Hospital Antonio Rold醤 en las 鷏timas d閏adas ,desde aquellos tiempos en los que era un ente en manos de fundaciones, pasando por la 閜oca gloriosa de prosperidad acad閙ica y asistencial

Luis Alfonso Ossa 


Después de  los tantos vaivenes  por los que ha pasado el Hospital Antonio Roldán en las últimas décadas ,desde aquellos tiempos en los que  era un ente en manos de  fundaciones, pasando por  la época  gloriosa de prosperidad académica y asistencial, que lo llevó a situarse en  la importante posición  de Hospital Regional, con lo que esto significó en el liderazgo de la atención en salud  para toda la región, llegando incluso a tener   marcada influencia en algunos municipios de Córdoba y Chocó por el  indiscutible prestigio emanado de  la excelente practica medica que allí se daba, liderada en gran parte por la influencia que  allí ejercía la Universidad de Antioquia  a través de su Facultad de Medicina, de donde provenían  gran parte de los médicos que allí laboraban , ya fuera  como profesores, residentes ò  internos, con el acompañamiento de estudiantes de la  Universidad de Harvard, con quien la Universidad de Antioquia  tenía  convenios de intercambio. Fue esa entonces una  época  de prosperidad y  de una excelente práctica médica, reflejada esta en  los positivos resultados que a nivel de la salud publica  mostraba la región de Uraba. La gente  quería  con firmeza su Hospital Regional.


Con los cambios que  en la estructura legal de la salud  en  Colombia comenzaron a darse, vino  la  conversión del Hospital Regional   en Empresa Social del Estado, donde  el municipio  asumió  gran parte de su manejo, con alguna injerencia    del Servicio seccional de salud de Antioquia, empezando  a darse   un deterioro ,que con los años se fue haciendo cada vez más marcado, tanto en su   condición administrativa, como en la asistencial, pero por sobre todo  en  lo econòmico, terreno en el cual cada vez se fue deteriorando más y más en su  capacidad  financiera, lo que  lo llevó    a pasar  por una serie de crisis repetidas  durante varios años , para las cuales  cualquier inyección de dinero que el Estado le hiciera,   siempre fue insuficiente, lo que sumado a  los desórdenes administrativos que se venían acumulando, por contemporización  sospechosamente silenciosa  de algunas administraciones pasadas, terminaron finalmente por  producir una entidad en crisis, que al volverse  crónica, fue redundando en un  progresivo deterioro  que  terminó por  evidenciarse de manera más real cuando  el Consejo de Estado produjo un fallo   referido a una vieja demanda interpuesta hacía varios años ya, fallo en el cual  determinó que ciertamente  los argumentos del demandante eran válidos y por tanto  el Hospital Antonio Roldan Betancur era de naturaleza privada y  era la Fundación Hospitalaria, entidad  privada sin ánimo de lucro  y que hacía varias décadas  había creado el  hospital, la entidad que debería encargarse en lo sucesivo de la administración del mismo.


Siendo  la Fundación Hospital  Regional una entidad sin ánimo de lucro y sin  ninguna pretensión diferente a llevar salud a la población de Apartadò, además inactiva desde hacía varios años ya ,se reagrupó  en sus componentes originales: Gremio bananero, Beneficencia de Antioquia, Ministerio de Salud, Iglesia , Universidad de Antioquia y Servicio Seccional de Salud, para ponerse a disposición de la administración municipal  y construir  con ella una salida   definitiva y clara al problema  creado con este limbo jurídico y  conjuntamente se  diseñó  una ruta   de trabajo que debería empezar por la liquidación total tanto de la ESE Antonio Roldan como la de la Fundación misma, la cual  al liquidarse cedería, en forma total  toda propiedad  que tuviera en los activos  existentes   del Hospital ,al Municipio de Apartadò,posibilitando con ello  que este  volviera  a ser propietario del  mismo. Pero también esa  hoja  de ruta presuponía  el saneamiento total del ente hospitalario, tarea en la que el Estado en sus diversas instancias se comprometería ( como efectivamente lo hizo con valiosos recursos económicos) solo si  después  del proceso liquidatorio se  garantizaría una verdadera transformación del hospital, que pusiera fin a esa funesta historia de deterioro   sufrido por tantos años,  lo  cual puso de acuerdo  a la totalidad de los actores comprometidos en el proceso liquidatorio (Ministerio de Salud, Servicio Seccional de Salud de Antioquia, Fundación Hospital Antonio Roldan, Gobernación de Antioquia y alcaldía de Apartadò) en que la operación futura del nuevo hospital que naciera ,  bajo las nuevas condiciones ,se le entregara  a la IPS Universitaria, entidad  pública perteneciente a la Universidad  de Antioquia, tan comprometida por tantos años en  el desenvolvimiento científico  de nuestro hospital y además socia de la Fundación Hospitalaria  y con un historial  de  notable experticia  ganada  en el manejo  eficiente y transparente de la salud publica   en exigentes escenarios como  Barranquila,San Andrés y Providencia y Cúcuta.


 Aceptada entonces esta hoja  de ruta frente a la necesaria  reforma que debería darse en el Hospital Antonio Roldan, con tan claras directrices  respaldadas por una auténtica voluntad política de los entes estatales ,determinantes a su vez de la financiación de los costos liquidatorios, nos queda a los ciudadanos  respaldar de una  vez por todas y con mucha decisión  las acciones encaminadas a  producir esa transformación tan necesaria de nuestro Hospital Antonio Roldán, las cuales en su fase liquidatoria tendrá ciertamente algunos traumas ,como sucede con toda institución que  se acaba, pero que  presagian el mejoramiento definitivo del ente que la sustituirá, que además continuará siendo un Hospital Público, pues  estamos seguros de que  la salud de los ciudadanos ,que debe ser el fin fundamental por el que  debemos luchar, va a estar en inmejorables manos cuando la I.P.S Universitaria asuma el manejo futuro del Hospital de Apartadò, devolviéndole parte de ese pasado glorioso que lo mantuvo por mucho tiempo como el hospital de referencia no solo para los municipios de la región, sino para algunos de Córdoba y Chocó.


Terminemos entonces respondiendo la pregunta del comienzo  diciendo que  nuestro hospital Antonio Roldan, con la transformación que actualmente le hace el alcalde Gonzalo Giraldo, lo que está es construyendo  un futuro promisorio para la salud de toda la región.