Economía

Houses for the ‘’base’’ is the BID and Comfama’s bet
Viviendas para la “base”, es la apuesta del BID y Comfama
Autor: Johana Ramírez Gil
7 de Junio de 2013


Con la asistencia de más de 1.300 personas, hoy culminará en Medellín el II Foro Internacional por el Desarrollo de los Mercados de la Base de la Pirámide en América Latina y el Caribe, el evento económico más importante del año en el continente.


Foto: Angela Patricia Zapata 

De izquierda a derecha: el presidente del BID, Luis Alberto Moreno, el alcalde de Medellín, Aníbal Gaviria, y la directora de Comfama, María Inés Restrepo. 

Compartir experiencias exitosas que ayuden a cerrar la brecha de acceso a productos y servicios básicos para la base de la pirámide, que en América Latina y el Caribe representa las dos terceras partes de la población, es el objetivo del foro internacional que organiza el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en Medellín. 


Precisamente, el evento fue el escenario para que el presidente del BID, Luis Alberto Moreno, y la directora de Comfama, María Inés Restrepo, anunciaran la financiación hasta por US$6 millones para el programa “Arriendo Social”.


Inicialmente serán 400 viviendas distribuidas en municipios de Antioquia,  especialmente en Medellín, Caucasia y el Oriente del departamento, indicó María Inés Restrepo, quien además  destacó que la alianza con el BID es “la más importante de la historia” para la caja de compensación.


 “Arriendo Social” está dirigido a personas afiliadas a Comfama, pertenecientes a los estratos 1 y 2 del departamento y que no cuentan con los ahorros ni el respaldo para acceder a los créditos de la banca. 


Luis Alberto Moreno explicó que se trata de un proyecto piloto que tiene como objetivo lograr que las familias más pobres adquieran vivienda pagando cuotas mensuales equivalentes a un arriendo. “Miraremos exactamente el éxito de este tipo de intervención para que ojalá se convierta en una solución de vivienda en el país”.


Agencia en Medellín


Por su parte, durante la ceremonia de apertura del foro, el alcalde de Medellín, Aníbal Gaviria,  le propuso al presidente del BID la creación de una agencia en la ciudad para la discusión y la creación de oportunidades para la base de la pirámide. 


El objetivo es que las discusiones y las experiencias que se discuten en  estos dos días del foro, “se hagan de manera permanente en Medellín a través de una oficina, con  el apoyo de la Alcaldía, y ojalá del BID, Comfama y el sector privado que se vincule”, aseguró Aníbal Gaviria.


Aunque la propuesta apenas está en construcción, Luis Alberto Moreno adelantó que “a mí me suena todo lo que sea en Medellín porque aquí nos ha ido muy bien”, además ya concertó una reunión con el alcalde para analizar la viabilidad del proyecto. 


La "base" en Colombia y el mundo


Así mismo, Rafael de la Cruz, representante del BID en Colombia, recalcó que el principal reto que tiene el país es “generar una gran clase media” con capacidad de producir, educarse y acceder a los servicios de salud. “El Gobierno y la banca facilitan los medios, la gente debe aprovecharlos”.


Por eso, el BID invierte anualmente en Colombia US$1.000 millones, de los cuales US$200 millones van directamente a programas de la base de la pirámide, que representa el 70 % de la población del  país, en diferentes estratos socioeconómicos.


Igualmente, en el mundo el BID ha generado unos 41.000 empleos, créditos para más de 220.000 microempresarios e ingresos adicionales para unas 1,5 millones de personas en zonas rurales, como parte del modelo de negocios socialmente incluyentes.


Al respecto, Luis Alberto Moreno explicó que el fenómeno de la pirámide “viene creciendo enormemente”, tanto así, que si ese mercado fuese considerado un país, sería la cuarta economía del mundo, superado solamente por  Estados Unidos, China y Japón. 


Pese a que durante los últimos años muchas personas de la base de la pirámide han superado la línea de la pobreza, según Moreno, “aún enfrentan serios problemas para satisfacer sus necesidades básicas y sus aspiraciones de una vida mejor”.  


Hasta la fecha, el BID, junto a aliados del sector público, privado y social, ha financiado 45 proyectos con operaciones por más de US$250 millones, a través del programa Oportunidades para la Mayoría.


Cuando termine hoy el foro, el presidente del BID espera que “se consoliden alianzas” entre los empresarios, mandatarios y académicos para crear “ideas innovadoras” y “un modelo de negocio comercial sostenible” para la base de la pirámide. 



La lógica de la

El co-creador del concepto “Base de la Pirámide”, Stuart L. Hart, fue el encargado de plantear las estrategias para que los empresarios y los mandatarios impacten positivamente en este mercado durante los próximos diez años.


La clave está en “apropiarse del proceso” y no bajar los costos de los productos y servicios que son exitosos en la cúspide de la pirámide. “Tenemos que ser más creativos, abrir nuevos mercados y desarrollar tecnología pensando en las necesidades de la base de la pirámide. No es simplemente tener un producto económico, sino que atraiga a la gente”. 




Universalización de los servicios

Por iniciativas como “Antioquia Iluminada”, “Gas sin Fronteras” y “Antioquia Potable”, Juan Esteban Calle, gerente de Empresas Públicas de Medellín, fue uno de los panelistas en  la plenaria “Colombia: País de Grandes Empresas Pioneras en la Base de la Pirámide”, donde contó a los asistentes la experiencia exitosa en la prestación de servicios públicos a las familias de estratos 1, 2 y 3.


 “El 75 % de nuestros usuarios pertenecen a la base de la pirámide, por eso el  compromiso es universalizar nuestros servicios, alcanzar una cobertura total para ayudar a mejorar el presupuesto de las familias más vulnerables. Adecuamos la oferta con programas como ‘Servicios Públicos Prepago’ que ahorra hasta el 50 % en la energía, contribuyendo a que las familias tengan más recursos para suplir necesidades como alimentación y salud”, indicó Calle.


Así mismo,  el BID ha aportado a EPM cerca de US$10 millones para fortalecer la financiación de   medianas y pequeñas empresas, siendo un  “socio fundamental”, que ha acompañado las “iniciativas de alto  nivel social”.


 Finalmente, Calle resaltó que la cartera morosa de la compañía es inferior al 3 %, lo que significa que las personas de la base de la pirámide “hacen grandes esfuerzos para cumplir con sus obligaciones”.